Indígenas de México y EEUU se oponen a la construcción del muro que planea Trump

Representantes del pueblo de los pápagos, que vive en ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos, se manifestaron contra el muro que planea construir el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Esta división de nuestro territorio ha puesto en peligro a nuestra lengua y nuestra cultura“, dijo la gobernadora étnica de Pozo Prieto, Sonora, Alicia Chuhuahua, en un comunicado.

Del lado estadounidense, el jefe de la Nación Tohono O’odham (otro nombre con el que se conoce a los pápagos), Edward Manual, aseguró que el muro “no va a pasar” y añadió en entrevista con el diario local Indian Country que “no es factible poner un muro en la Nación Tohono O’odham, costará mucho dinero, más del que han proyectado”.

De acuerdo con Manual, la muralla propuesta por Trump afectaría a los indígenas que viven en Estados Unidos y asisten a ceremonias religiosas en México, así como a los peregrinajes que ocurren entre ambas naciones. Servicios como la clínica de los pápagos, que se ubica en Estados Unidos, y el panteón, localizado del lado mexicano, también serían afectados.

La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana turnó el caso a la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México, que ya envió abogados a entrevistarse con los pápagos, informó La Jornada.

El territorio de los Tohono O’odham abarca 120 kilómetros de frontera; su población en México es de aproximadamente 500 personas, mientras que en Estados Unidos llega a casi 30 mil.

Aristegui Noticias