Miles de personas volvieron a movilizarse contra la corrupción y la impunidad

Marcha Verde reúne a miles en Santiago

Miles de personas de diferentes sectores y edades marcharon ayer en esta ciudad en demanda de castigo a la corrupción, contra la impunidad y lanzaron el Manifiesto del Cibao, donde expresaron su preocupación por un conjunto de males que afectan a la sociedad dominicana, reclamando cambios institucionales y políticos para superarlos.

La actividad se inició en la intersección de las avenidas Circunvalación y Hermanas Mirabal, en la parte baja de la ciudad, a media mañana y recorrió la parte céntrica en una concentración compacta que ocupó dos kilómetros de largo hasta culminar en el área Monumental.

Personas de todas las edades, de diferentes estratos sociales, dirigentes políticos, sindicales, sacerdotes, pastores evangélicos, artistas, deportistas y periodistas con atuendos verdes, culminaron lanzando consignas contra la corrupción, castigo a los implicados en el caso Odebrecht y exhibiendo imágenes de políticos y empresarios que señalan como vinculados a acciones dolosas.

La Marcha Verde por el Fin de la Impunidad, con una asistencia que muchos estimaron que superó la realizada en la Capital el pasado 22 de enero, fue vigilada por agentes de la Policía Nacional, Municipal y de la Autoridad Metropolitana del Transporte que ayudaron a facilitar el tránsito que casi colapsó en la parte céntrica de la ciudad. Para participar en esta tercera marcha que se realiza en el país hubo delegaciones de diferentes provincias y regiones, inclusive desde Estados Unidos y fue muy notoria la presencia de la juventud.

Al final de la caminata y al inicio del acto formal hablaron Guissepe Riggio y el doctor Ricardo Nieves.

El Manifiesto

En el Área Monumental, en una tribuna que tuvo como conductor al periodista y locutor Ramon de Luna, la joven Altagracia Kubinyi, leyó el Manifiesto del Cibao, ante miles de personas concentradas donde expuso que le preocupa el deterioro de la sociedad dominicana, el predominio de la impunidad y la falta de controles y fiscalización de la gestión pública, así como la absoluta concentración del poder en un solo partido.

También que existe una marginación de la sociedad no partidaria de los procesos y espacios de deliberación pública.

El Manifiesto precisa además que le preocupa la complicidad del gobierno y de una parte de la clase política en los escándalos de corrupción, sobrevaluaciones y sobornos, como el caso Odebrecht, los aviones Súper Tucano, el préstamo de la Sun Land, el caso de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), las plantas eléctricas de Punta Catalina y otros.

EL IMPERIO DEL ORDEN: El Movimiento Marcha Verde indicó que aspira a “que tras una historia oprobiosa de impunidades en la República Dominicana se imponga por fin el imperio del orden, la legalidad y la autoridad que se someta a sus gobernantes y gobernados al cumplimiento de la Ley”.

Entre las figuras políticas más conocidas que estuvieron presentes en la marcha se destacaron Luis Abinader, excandidato presidencial del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), la exvicepresidenta de la República Milagros Ortiz Bosch, Hugo Tolentino Dipp; Guillermo Moreno, excandidato presidencial de Alianza País; Eduardo Estrella, presidente del partido Dominicanos por el Cambio (DxC); Narciso Isa Conde y Raúl Pérez Peña (Bacho), así como el padre César Hilario. Al final hubo una presentación artística.

Listín Diario


“Manifiesto del Cibao” contra la corrupción y la impunidad

Los organizadores de la marcha verde contra la corrupción y por el fin de la impunidad concluyeron la marcha del Cibao con un manifiesto en el que demandan la suspensión inmediata de las operaciones de la firma brasileña Odebrecht y la aplicación de las medidas cautelares correspondientes sobre sus bienes, inversiones y cuentas en la República Dominicana.

Creación de la fiscalía especial contra la corrupción y el crimen organizado, con autonomía funcional y presupuestaria para asegurar la persecución de los delitos de corrupción (administrativa y privada) y crimen organizado, con integrantes escogidos de manera transparente, sin la intervención del Poder Ejecutivo.

El manifiesto fue leído por la joven Altagracia Kubinyi, al concluir la marcha verde denominada “Cibao Marcha”.

Comité Santiago por el fin de la impunidad

MANIFIESTO DEL CIBAO

Las dominicanas y dominicanos reunidos hoy 26 de marzo de 2017 al pie del Monumento a los Héroes de la Restauración de la República, en la ciudad de Santiago de los Caballeros, en ocasión de esta convocatoria de la Marcha Verde por el Fin de la Impunidad, dejamos testimonio histórico, a través de este manifiesto, de sus preocupaciones, aspiraciones y reclamos en este sensible tránsito de nuestra vida como nación.

NOS PREOCUPA el deterioro de la sociedad dominicana por: a) El predominio de la impunidad y la inexistencia de control y fiscalización de la gestión pública. b) Una concentración absoluta del poder en manos del partido gobierno que pervierte la nación y todas sus instituciones. c) La perversión del sistema político y de partidos. d) La exclusión o marginación de la sociedad no partidaria de los procesos y espacios de deliberación pública. e) La inseguridad ciudadana y el fracaso de las entidades públicas por su manifiesta corrupción interna y la ausencia de políticas de Estado adecuadas.

Nos PREOCUPA la complicidad del Gobierno y de una parte de la clase política en los escándalos de corrupción, sobrevaluaciones y sobornos como son el caso Odebrecht, los Tucanos, la Sunland, OISOE, Punta Catalina, etc., con que se financiaron las campañas electorales y se acumularon gigantescas riquezas.

Nos PREOCUPA el sistema institucional construido desde ese poder para evadir las sanciones penales y morales frente al delito de Estado y el crimen organizado, al amparo del régimen de impunidad estructurado y sustentado en el control de la justicia.

Nos PREOCUPA que el Procurador General de la República haga un acuerdo secreto con una empresa delincuente para liberarla penalmente y garantizarle que continúe trabajando en el país. Frente a esta realidad:

ASPIRAMOS a que, tras una historia oprobiosa de impunidades, en la República Dominicana se imponga por fin el imperio del orden, la legalidad y la autoridad que someta a sus gobernantes y gobernados al cumplimiento de la ley, sobre el principio inmutable de que sus actos y omisiones tendrán las mismas consecuencias sin distinguir rangos, estatus ni estirpes. ASPIRAMOS a construir una fuerza social vigorosa que vigile el accionar de los partidos políticos y de la clase gobernante para que se sujeten a las obligaciones y deberes constitucionales, rindan cuentas y respondan por sus actos u omisiones.

ASPIRAMOS a un desempeño independiente, imparcial y soberano del Poder Judicial, del ministerio público y de las agencias de control y fiscalización de las cuentas públicas, mediante una reforma estructural en la que la sociedad civil participe de forma protagónica.

ASPIRAMOS a que el estado de corrupción y la tiranía de la impunidad prevalecientes en la República Dominicana desaparezcan por la fuerza de una sociedad hastiada de sus saqueos y movilizada por sus derechos.

ASPIRAMOS a una reforma institucional que facilite una auditoria sobre la organización y las funciones de la Administración Pública, la creación de la Fiscalía General contra la Corrupción y el Crimen organizado y La reestructuración de la Cámara de Cuentas.

Por esto demandamos:

1- La suspensión inmediata de las operaciones de la firma internacional Odebrecht, la aplicación de las medidas cautelares correspondientes sobre sus bienes, inversiones y cuentas.

2- Exigimos un informe auditado de los pagos, contribuciones y aportes realizados por la firma internacional Odebrecht y sus socias locales a favor de las campañas electorales del Presidente Danilo Medina para los periodos electorales 2012 y 2016 y que sea presentado a la nación en un plazo de tres semanas a partir de este requerimiento ciudadano;

3- La contratación de firmas internacionales de alta calificación para auditar los costos de todas las obras ejecutadas por ese cartel mafioso para determinar los montos de las sobrevaluaciones y exigir el pago mediante apremio judicial.

4- La instalación de un Observatorio que actúe con total independencia en las investigaciones, acusaciones y defensa del Estado en los procesos judiciales vinculados al caso Odebrecht.

5- La creación de la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y el Crimen Organizado, con autonomía funcional y presupuestaria para asegurar la persecución de los delitos de corrupción (administrativa y privada) y crimen organizado, con integrantes escogidos de manera transparente, sin la intervención del Poder Ejecutivo. Las mujeres y los hombres que marchamos en el corazón del Cibao juramos mantenernos en las calles demandando el Fin de la impunidad y la corrupción. Hoy ratificamos el camino de una nueva esperanza. Nada ni nadie podrá detener la marcha de un pueblo decidido a cambiar su rumbo. ¡Viva la República Dominicana!

En la ciudad de Santiago a los 26 días del mes de marzo de 2017.

Vigilante Informativo