Perú: ordenan prisión preventiva contra exfuncionario de García por caso Odebrecht

El juez Richard Concepción Carhuancho aceptó la solicitud de 18 meses de cárcel para Juan Carlos Zevallos Ugarte realizada por el Ministerio Público. Zevallos es acusado de tráfico de influencias y lavado de activos. Habría recibido hasta US$ 780 mil de la constructora.

El Poder Judicial ordenó prisión preventiva por 18 meses contra el expresidente del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositran), Juan Carlos Zevallos Ugarte, al contarse con pruebas suficientes de que habría recibido un pago indebido de hasta US$ 780 mil por la constructora Odebrecht.

El juez del caso, Richard Concepción Carhuancho, fundamentó su decisión ante los “graves y abundantes elementos de convicción” dotados por la fiscalía que implican al extitular de Ositran, Juan Carlos Zevallos Ugarte, en el cobro de un soborno realizado por la brasilera para emitir los Certificados de Avances de Obras (CAOS) por la Interoceánica Sur en el “menor tiempo posible”.

Este documento le serviría a Odebrecht para solicitar al Ministerio de Transporte y Comunicaciones el Pago del Adelanto de Obras (PAO). Así, el magistrado sustentó su decisión en la declaración de exrepresentante de Odebrecht en Perú, Jorge Simoes Barata, ante las autoridades judiciales de Estados Unidos.

Barata afirmó ante dichas autoridades que “el funcionario 1 de Odebrecht” tuvo un acuerdo ilícito con Zevallos Ugarte en el primer semestre de 2007, para el pago de US$ 750 mil a fin de adelantar los plazos de los Certificados de Avances de Obras (CAOS). Hecho que se concretó, luego del primer semestre de 2007, de acuerdo a evidencia recopilada por el Ministerio Público.

“Existe un alto grado de probabilidad de que el funcionario 1 haya tenido un acuerdo ilícito con Zevallos Ugarte para la emisión rápida de los Certificados de Avances de Obras (CAOS) por lo que recibiría una ventaja económica”, adujó el juez para sustentar su decisión judicial.

En esa línea, subrayó que la delación de Barata se puede usar en el proceso penal contra Zevallos Ugarte ya que ha dado detalles minuciosos de cómo se dieron los hechos como fechas, reuniones, los montos aproximados de los pagos así como el servicio que realizaría el acusado.

Carhuancho agregó que lo dicho por Barata se sustenta en la rapidez con la que se emitió los Certificados de Avances de Obras (CAOS) despúes del primer semestre del 2007 así como la colocación de dinero en la cuenta bancaria de Zevallos Ugarte en la Banca Privada de Andorra, a través de una empresa vinculada a Odebrecht.

“Se han identificado que algunos CAOS después del primer semestre del 2007 se tramitaron por debajo de los 15 días dispuestos por ley, aunque también hay CAOS que se otorgaron por encima de los 15 días. Esta situación refleja marchas y contra marchas. ¿Cuál es la explicación de esto? Según Barata los pagos se hicieron por partes específicamente en cinco depósitos. Con lo que se explica la presencia de trámites cortos y largos”, afirmó el juez del caso.

En esa línea, dijo que se han detectado “por lo pronto” depósitos por US$ 280 mil de la empresa Odebrecht, a través de la empresa AEON, a la cuenta privada de Zevallos en la Banca de Andorra. Respecto al saldo de US$ 500 mil, el juez dijo que el Ministerio Público aun no ha ofrecido pruebas de que este monto fuera depositaba por Odebrecht.

“Para este despacho los contratos presentados por Zevallos Ugarte para sustentar estos pagos serían simulados, dado que los informes presentados por el acusado por presuntas asesorías con AEON no se ven especializados, a lo que se suma que los pagos se hicieron en cuentas en el exterior. A lo que se agrega que AEON fue usada por Odebrecht para el pago de sobornos en otros casos y que el acusado tampoco declaró estos ingresos ni en su Declaración Jurada ni ante la Sunat”, remarcó el juez del caso.

Agregó que respecto al saldo de US$ 500 mil, en la cuenta bancaria de Zevallos Ugarte de Andorra, esté no habría justificado cómo obtuvo este monto. “Por la forma en que se depositó, se advierte que se realizó por un delito”, apuntó. Otra prueba para el juez fueron las diversas transferencias de la cuenta de Andorra a cuentas del acusado.

Respecto a los inmuebles adquiridos por Zevallos Ugarte, el juez afirmó que existen indicios de que estos habrían sido adquiridos con el dinero de su cuenta privada de Andorra. Por último, Carhuancho sustentó su decisión en que Zevallos Ugarte tiene facilidad de salir del país y capacidad económica para quedarse en el extranjero, eludiendo a la justicia.

Gestión