Venezolanos realizan “marcha antiimperialista” y la OEA se reúne para analizar la situación del país

Chavistas marcharán para rechazar las acciones intervencionistas de la OEA contra Venezuela

Este martes se realizará una marcha que arrancará en la Plaza Morelos y llegará hasta la esquina San Francisco, en la capital, con el fin de rechazar las acciones de intervención que pretenden desde el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los venezolanos se concentrarán a partir de las 10 de la mañana para, posteriormente, movilizarse hasta las cercanías del Palacio Legislativo, informó el Partido Socialista Unido de Venezuela, en un mensaje vía Twitter.

De este manera el pueblo manifestará una vez más su repudio a las acciones impulsadas por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien promueve, con el apoyo de voceros de la oposición nacional, acabar con la Revolución Bolivariana, con la excusa de activar la Carta Democrática Interamericana sin los fundamentos legales para ello.

Ante este escenario, diferentes movimientos sociales de la región han manifestado su solidaridad con Venezuela ante las arremetidas imperiales, cuyos objetivos buscan, además, imponer gobiernos neoliberales en América Latina y El Caribe.

Noticias 24


Este martes continúa la sesión extraordinaria en la OEA sobre Venezuela

Este martes continúa la sesión extraordinaria convocada por el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), a fin de “considerar la situación” de Venezuela.

En efecto, el Bloque regional se reunirá hoy para analizar la situación de Venezuela pese a que el Gobierno de Nicolás Maduro solicitase suspender la sesión alegando que se cometieron acontecimientos “graves” e “irregulares”.

El embajador beliceño Patrick Andrews, presidente actual del Consejo Permanente, dijo este lunes a The Associated Press que no recibió una solicitud formal para cancelar la sesión del martes y confirmó que “la reunión sigue en pie”.

Sin embargo, la embajadora venezolana alterna ante la OEA, Carmen Velásquez, dijo que su delegación solicitó formalmente la víspera la suspensión de la reunión del martes, alegando que “insiste en abordar el tema de Venezuela sin consentimiento debido del Estado venezolano”.

Un total de 14 países miembros de la OEA llamaron a Venezuela a liberar a los políticos privados de libertad, a convocar a elecciones y respetar las decisiones de la Asamblea Nacional. Sin embargo, sostuvieron que la suspensión del organismo sería la última de las sanciones que podrían emitirse.

Ante esto, la canciller Delcy Rodríguez acusó al secretario general Luis Almagro y a los 14 países que pidieron la reunión del martes de lanzar una ofensiva intervencionista en contra del Gobierno nacional.

Noticias 24 


Canciller Delcy Rodríguez: ataques contra Venezuela buscan acabar con la soberanía y el modelo democrático

Los ataques y maniobras injerencistas que gestan agentes externos, apoyados por la derecha nacional, en contra del Estado venezolano tienen como propósito único acabar con el modelo democrático que procura la independencia y la autodeterminación de los pueblos, impulsado por la Revolución Bolivariana, señaló este lunes la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez.

En su intervención desde el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), la representante de la diplomacia venezolana defendió el derecho de la patria en avanzar, en paz y con soberanía, hacia una sociedad más justa e inclusiva, por lo que rechazó y denunció el permanente ataque y acoso del cual este modelo es blanco fundamental, como las campañas emprendidas por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien —subrayó— ha dedicado su gestión a agredir obsesivamente a Venezuela y a su pueblo.

Menciono que las persistentes embestidas contra Venezuela responden, en sí, a intereses políticos y económicos de los centros de poder internacional, que ven como una amenaza el modelo democrático, de justicia social y de verdadera integración regional impulsado por el Gobierno venezolano.

“El proyecto Bolivariano, con las raíces independentistas que le dieron origen, se erige como verdadera amenaza a esta organización (la OEA). Hoy no se pretende castigar o sancionar a Venezuela, se procura la desaparición de este modelo, que procura la defensa de la soberanía, la democracia ejercida directamente por el pueblo, la independencia y la autodeterminación de los pueblos, la justicia social inclusiva y la solidaridad internacional como ejercicio de relacionamiento entre los estados”, expresó Rodríguez durante la sesión, transmitida por Telesur.

Pugna de dos modelos

Durante su intervención, la ministra enfatizó que con el plan de acabar con el modelo democrático y de justicia social en Venezuela, se pretende imponer los intereses del poder económico mundial, manejado por los monopolios financieros que imponen medidas económicas en Estados soberanos y que han logrado imponer gobiernos neoliberales en algunos países latinoamericanos. Para ello, se ha prestado el secretario general de la OEA desde que asumió el cargo, en mayo de 2015.

“Amenazamos al sistema de privatización de la educación y la salud, porque hoy con 30 millones de habitantes, somos el quinto país del mundo con mayor matrícula educativa, y nuestro sistema público de salud da cobertura a más del 82% de nuestra población, y en el 50% del territorio nacional esta cobertura ya alcanza el 100%”, detalló.

Rodríguez denunció que frente a una gran cantidad de abusos y violaciones del derecho internacional cometidos por los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU) en la región a lo largo de la historia, como golpes de Estado e invasiones militares, la organización no se ha pronunciado.

“La OEA ha devenido en una organización disfuncional que disrumpe con el estado de derecho internacional, y socava los modelos democráticos no alineados con los intereses y pretensiones del país hegemón (EE.UU). Se ha hecho imposible transformar la naturaleza injerencista de esta organización, atada presupuestariamente, no sólo a los EE.UU, que aporta el 60% de su presupuesto total, sino también a Europa que suma el 30% del presupuesto de fondos específicos. Por esta y otras vías inmorales, pretenden someter a los estados miembros al vil chantaje que desde los centros imperiales amenazan a los gobiernos de la región”, aseveró.

Almagro, gestión marcada por la traición

Asimismo, Rodríguez denunció que el secretario general de la OEA con su accionar ha traicionado las normativas y principios de la carta de esta organización, que establece que quien ocupe el cargo de secretario general debe asumirlo con integridad, independencia e imparcialidad. Contrario a ese mandato, se ha colocado al servicio de la potencia militar más poderosa del mundo, EEUU, y por ende se ha puesto en contra de los pueblos soberanos.

Muestra de ello, indicó, es el hecho de que Almagro ha violado el artículo uno de la Carta de la organización, que establece que esta instancia “no tiene más facultades que hacer que las que expresamente les confiere la presente carta. Ninguna de sus disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos internos de los Estados miembros”.

Asimismo, se vulneró el artículo 118, que indica que el personal de la Secretaría de la OEA “no solicitará ni recibirá instrucciones de ningún gobierno, ni de ninguna autoridad ajena a la organización. Cosas contraria ha ocurrido en cada uno de sus viajes”, enfatizó.

En ese sentido, la ministra para Relaciones Exteriores también denunció que en todos los viajes que ha hecho el secretario general de la OEA desde que asumió funciones se pronunció en cada uno contra el Gobierno Bolivariano; y además ha dedicado a lo largo de dos años el 21% de sus mensajes en la red Twitter a la campaña internacional contra Venezuela, y como parte de su campaña, además, “se ha convertido en militante contra e diálogo en Venezuela”, alertó.

“Su actuación ilícita, unilateral, arbitraria, desviada y parcializada”, quedó evidenciada en la 46º Asamblea General de Estados Americanos, efectuada el 13 de julio de 2016 en República Dominicana, en la que se aprobó “una resolución originada por la preocupación profunda manifestada por los cancilleres de la región”, enfatizó Rodríguez.

Ante ello —recordó— el presidente de la República, Nicolás Maduro, había advertido al entonces mandatario uruguayo, José Mujica, sobre las desviaciones políticas de su canciller entre 2010 y 2015, Luis Almagro, quien estaba al servicio de los factores imperiales y actuaba como agente estadounidense; sin embargo, el Jefe de Estado de Uruguay dio garantía que jamás este funcionario actuaría en contra de nuestro país en caso de asumir la secretaría de la OEA.

“Fue una crónica de una traición anunciada. El señor Almagro asumió funciones en la OEA el 26 de mayo de 2015, apenas 15 días más tarde inició su ataque contra Venezuela. Había llegado con un mandato muy claro a esta organización, el primero de ellos: acabar con la Revolución Bolivariana; el segundo, sustituir el gobierno del presidente Maduro, y dar soporte internacional a las acciones violentas de la ultraderecha, socavando la soberanía y el estado de derecho”, aseveró la Canciller.

Asimismo, anunció que de persistir estas agresiones y el acoso contra la República Bolivariana de Venezuela “tomaremos severas y definitorias acciones”.

Evaluación permanente

La canciller Rodríguez indicó que ante este grave escenario, Venezuela solicita una sesión del Consejo Permanente de la OEA para evaluar las actuaciones del secretario general de esta instancia, Luis Almagro, así como el uso de los recursos de la Secretaría General de la organización.

También se espera en estas sesiones estudiar y debatir la situación de los migrantes en Estados Unidos; así como ratificar la solidaridad y apoyo al pueblo de Perú, que ha sido azotado por intensas lluvias.

De igual forma, será un espacio para debatir sobre el calentamiento global y el cumplimiento de los acuerdo de paz en Colombia.

AVN


Discurso de la canciller venezolana Delcy Rodríguez ante el Consejo Permanente de la OEA