Argentina: docentes de todo el país realizan un paro de 24 horas en repudio a la represión

Baradel: “Tuvo el objetivo de reprimir la palabra”

Los docentes realizan hoy en todo el país un paro de 24 horas en repudio a la represión. Convocado por los cinco sindicatos nacionales –los estatales de Ctera, CEA, UDA y Amet y los privados del Sadop–, el sentido del reclamo es insistir, al mismo tiempo, en que el Gobierno convoque a la paritaria nacional docente, uno de los motivos que dieron origen al conflicto. En esta línea, los dirigentes gremiales advirtieron que con la represión el macrismo buscó impedir el debate sobre lo que implica su propuesta salarial: fijar sueldos que quedarán “dos mil o tres mil pesos por debajo de la línea de pobreza”.

Carpas y carpas

Así lo planteó ayer Roberto Baradel, el titular del Suteba, luego del abrazo simbólico que los gremios docentes, acompañados por organizaciones sociales, de derechos humanos y partidos políticos, dieron a la escuela itinerante que habían comenzado a levantar el domingo frente al Congreso, hasta que la policía los reprimió, desalojándolos de la plaza.

“La represión que ejercieron contra los maestros y profesores tuvo el objetivo de reprimir la palabra. Buscó que no se pueda debatir que lo que están ofreciendo como aumento a los docentes está 2 mil o tres mil pesos por debajo de la línea de pobreza. No quieren que se discuta públicamente el recorte a los presupuestos educativos. Se la pasan hablando de diálogo, pero su acción política permanente es la confrontación y la represión”. sostuvo el dirigente.

De la estructura de la carpa, en los hechos, ayer ya no quedaba nada. En la escuela itinerante la Ctera pretendía realizar clases públicas como un modo de protesta alternativo a los paros. Clases sobre el incumplimiento de la ley de Financiamiento Docente –que dispone el llamado a la paritaria nacional– y el fallo judicial que la semana pasada le ordenó al Poder Ejecutivo llamar a esta instancia de negociación. Desde la Ctera adelantaron que van a insistir en instalar la escuela. En principio, el plan de lucha de los docentes continúa hoy con el paro nacional y mañana con actividades en los colegios, como asambleas con los padres y volanteadas de difusión.

Bullrich contra los docentes

Durante la jornada, el titular de la cartera de Educación, Esteban Bullrich, justificó la represión. El funcionario interpretó el violento operativo con gas pimienta sobre los docentes desde su punto de vista:

“Hubo un grupo de policías que hicieron cumplir la ley. ¿Y frente a eso llaman a un paro nacional?”, se quejó. Bullrich advirtió además que “no se puede seguir de esta manera. Tenemos que llamar a ese diálogo, se tiene que terminar de resolver el conflicto, este no es el camino”, concluyó, con palabras un tanto desconcertantes si tiene en cuenta que lo que reclamaban los docentes sindicatos justamente era ser llamados a la negociación paritaria. Y que el ministro desde enero no recibe a los gremios, ni responde sus pedidos de audiencia.

Sonia Alesso, titular de Ctera, reclamó a Bullrich la renuncia “si no está a la altura” de dar “el debate cara a cara con los maestros y profesores”.

El tema del permiso –si había sido pedido, otorgado, o si faltaba alguna habilitación– dio lugar a nuevos cruces con los dirigentes, que recordaron que en la plaza del Congreso estuvo no sólo la Carpa Blanca –que se armó sin autorización–, sino otras varias, tanto oficialistas como de la oposición, incluso alguna a la que concurrió Mauricio Macri.

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), al cuestionar la represión advirtió que se usó como excusa la supuesta “‘falta de permiso’, cuando los derechos constitucionales no dependen de un trámite administrativo”. “El Estado usó la violencia, luego de obstruir diferentes manifestaciones del conflicto docente después de cerrar el canal de interlocución. Hacer prevalecer una restricción administrativa por sobre la Constitución implica en los hechos no reconocer el derecho a la protesta”, planteó el organismo. “Esta posición del gobierno se opone a una respuesta democrática a la protesta, que implica interlocución política real y no represión” (ver página 5).

Si el viernes el reclamo docente fue mostrado por los grandes medios como perdiendo cohesión, tras la respuesta policial del domingo, todo el arco de sindicatos docentes cerró filas y encontró una vía para dar un nuevo impulso a su reclamo. Ctera, Sadop, Amet, UDA y CEA vienen impulsando de manera conjunta el plan de lucha que ya lleva cinco semanas, con un interés común que excede la cuestión salarial. De la paritaria nacional dependen, además del sueldo de inicio de la actividad, cuestiones como la capacitación docente, los programas socioeducativos –que dan empleo al único sector de los docentes sin estabilidad laboral– y, de manera más amplia, la inversión educativa.

“Los docentes privados repudiamos enérgicamente este tipo de demostración de despotismo, ya que nos recuerda a las horas más oscuras de la Argentina”, expresó el Sadop al sumarse al paro de Ctera.

La organización –el segundo gremio docente del país en cantidad de afiliados– remarcó que los maestros piden por la paritaria “con la palabra y con la convicción con la que siempre hemos reclamado por nuestros derechos, de manera pacífica y enseñando a nuestros alumnos e hijos que la violencia nunca es el camino para una sociedad más justa e igualitaria”.

De la misma manera, la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) planteó que “no se puede admitir ningún tipo de violencia para con los docentes o cualquier trabajador/a que reclame por sus legítimos derechos”.

Desde Amet, que agrupa a los profesores de escuelas técnicas, Sara García, secretaria gremial, agregó que “el peor camino es el de la violencia. Vamos al paro junto con las demás organizaciones docentes, en repudio a un accionar que no se corresponde con los principios democráticos que defendemos”.

La Unión de Docentes Argentinos (UDA), organización que presentó el recurso por el que la jueza Temis ordenó al gobierno convocar a la paritaria nacional, reclamó por su parte que el Poder Ejecutivo cumpla el fallo judicial dentro de el plazo fijado, que vence mañana miércoles. Sergio Romero, titular de la organización sindical, sostuvo que la paritaria es el ámbito que da a los conflictos una salida “en un marco formal y pacífico”. “Los docentes –agregó–, renunciamos a derechos fundamentales como el derecho a la negociación colectiva”.

Página 12


Repudio de los diputados de la oposición

Con la presencia de los titulares de los bloques del Frente para la Victoria, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Proyecto Sur y Libres del Sur, entre otros, así como la asistencia de Julio Raffo, del Frente Renovador, y los diputados de origen sindical como Omar Plaini y Edgardo Depetri se realizó la audiencia y conferencia de prensa de los diputados de la oposición.

Los legisladores se alistaron el salón de los Pasos Perdidos para repudiar en forma conjunta la represión sufrida por los docentes cuando trataban de poner en pie una carpa frente al Congreso Nacional. Además, adelantaron que están en marcha las tratativas para lograr una sesión especial para el próximo 19 de abril con el propósito de dar una solución definitiva al conflicto docente.

Por la premura de la convocatoria realizada durante la mañana, destacaron que algunos legisladores no pudieron hacerse presentes pero hicieron llegar su adhesión a la iniciativa como Juan Manuel Pereyra, de Córdoba; Oscar Martínez, de Tierra del Fuego; y los porteños Victoria Donda y Carlos Heller, entre otros. El bloque justicialista de Diego Bossio estuvo ausente así como los diputados de Cambiemos incluyendo a los referentes de la UCR.

El primero en tomar la palabra fue Héctor Recalde quien señaló que la audiencia fue una iniciativa de “los bloques de la oposición por los episodios lamentables ocurridos en la plaza de los dos congresos” y que el propósito fue el de ofrecer “una solidaridad pública con los maestros que fueron castigados”. El titular del bloque del FPV repudió las “explicaciones insólitas” de la jefatura del gobierno de la CABA que justificaron su accionar por el “temor de que la estructura tubular pudiera generar un daño físico a los docentes. Si esta es la manera que tienen de preservar a los docentes, ¡mejor que se cuiden solos!”.

Por último denunció que “hay una seguidilla de represiones impulsadas por el gobierno nacional y algunos gobiernos provinciales. La consigna es imponer el terror. Pero este modelo no cierra ni con represión porque el pueblo argentino va a resistir en defensa de sus derechos y conquistas”.

Lo siguió Néstor Pitrola, del FIT-PO, que declaró que “los docentes fueron atacados por ir a la huelga. Perseguidos, sancionados y vilipendiados por practicar el derecho a la manifestación popular”. Además, denunció que “los jueces que han fallado a favor de los trabajadores en la paritarias bancaria y docente son perseguidos y recusados. Ahora reprimen a la carpa cuando el gobierno pidió que cambien los métodos de lucha”. Además preguntó: “Avisamos que mañana va a haber 80 clases públicas en la Plaza de Mayo organizadas por la Asociación Gremial Docente de la UBA. ¿Qué van a hacer?”.

Por último pidió “remarcar la represión a la ocupación a AGR-Clarín, desalojada después de 82 días con un ministerio de Trabajo que miró para el otro lado” y señaló que estamos ante “una ofensiva represiva para imponer el ajuste marcado por los despidos y la caída del poder adquisitivo. Defendemos incondicionalmente el derecho de huelga”.

Omar Plaini, diputado y dirigente de la CGT explicó que la central obrera “emitió un comunicado repudiando la actitud de la fuerzas de represión y solidarizándonos con los docentes en lucha”. Como diputado y dirigente sindical, dijo: “Le pido al oficialismo que se serene. Los ciudadanos tenemos derecho a protestar. Tienen que encontrar soluciones a los reclamos”. Y finalizó destacando que “la justicia ha fallado a favor de la paritaria nacional. Tienen que convocarla.”.

También hicieron uso de la palabra Juan Carlos Giordano, del FIT-IS, quien llamó a “seguir apostando a la lucha y la movilización” porque “después del parazo el gobierno ratificó su rumbo, necesitamos una continuidad”. Alcira Argumedo destacó que “no se trata de un episodio sino de una política”.

Julio Raffo, miembro del bloque del Frente Renovador señaló que “Sergio Massa pidió un pedido de mesa de diálogo porque solo el diálogo profundo y sincero podrá sacar adelante al país” aunque no explicitó si el FR apoya la iniciativa y si ayudará a garantizar el quórum para la sesión que preparan para el 19 de abril.

También habló Edgardo Depetris que opinó que se trató de “una operación ordenada para disciplinar la lucha social” y desafió al gobierno señalando que “si no quieren que haya paritarias entonces que manden una ley al congreso diciendo eso”.

Al finalizar todos los presentes se dirigieron al abrazo que realizaron los docentes en la Plaza de los dos Congresos, inmediatamente después, bajo una persistente lluvia.

Tiempo Argentino


Simbólico y muy emotivo abrazo a la “escuela itinerante”

El día después de la brutal represión nocturna que sufrieron los docentes frente al Congreso de la nación también fue pasado por agua. Bajo una lluvia torrencial y persistente, ayer unas tres mil personas participaron de un acto en el mismo lugar donde la policía reprimió el domingo a la noche. La consigna fue muy clara: apoyar la lucha docente y repudiar el accionar de las fuerzas de seguridad que golpearon a los maestros unas horas antes con un abrazo simbólico a la escuela itinerante que nunca se pudo levantar.

Con la presencia de legisladores, actores, músicos, dirigentes gremiales de todas las agrupaciones docentes, participantes de organizaciones sociales y periodistas, el acto comenzó cerca de las 18 y fue interrumpido media hora después debido al temporal, mientras todavía estaba llegando gente para sumarse a la protesta. La encargada de abrir la lista de oradores fue la actriz Cristina Banegas, quien leyó un texto escrito por su colega Mex Urtizberea (ver aparte) que despertó el aplauso de todos los presentes.

Luego llegó el turno de la madre de Plaza de Mayo, Tati Almeyda, quien recordó su pasado como docente al decir: “Fue un ataque cobarde el que sufrieron anoche mis colegas” . Y también fue ovacionada por el público que trataba de cubrirse como podía de la lluvia.

El cierre estuvo a cargo de Sonia Alesso, la titular de Ctera, quien ratificó el paro nacional docente para mañana martes y pidió la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Una vez finalizado el acto, el titular de Suteba, Roberto Baradel, denunció que “la orden de reprimir la dio Presidencia de la Nación”. A metros de allí, unas trescientas personas participarton de una asamblea convocada por la agrupación docente Ademys y se decidió participar de las clases públicas que se desarrollarán mañana martes en la Plaza de Mayo.

También bajo la lluvia, pero unas tres horas de que comenzara el acto, la Policía no permitió otro intento de los docentes de armar la escuela itinerante al amenazar a quienes comenzaron con el trabajo que se había interrumpido la negra noche del domingo. El gobierno, de esta manera, como en su accionar del domingo a la noche, logró desactivar circunstancialmente una protesta pacífica al no permitir la instalación de la escuela itinerante. Ahora, eso sí, deberá pagar el costo de soportar un nuevo paro nacional docente.

Tiempo Argentino


Contra la represión: tomaron Filosofía y Letras y esta noche se suma el Nacional Buenos Aires

El Centro de Estudiantes de la Faculltad de Filosofía y Letras de la UBA resolvió en la noche del lunes en asamblea la ocupación de la alta casa de estudios hasta las 7 de la mañana de hoy “en repudio a la represión a los docentes, en apoyo al reclamo salarial y por aumento presupuestario”.

En tanto, alumnos del Colegio Nacional Buenos Aires anunciaron que a partir de las 22 de hoy tomarán el establecimiento educativo hasta las primeras horas del jueves, también en repudio a la represión a los maestros en Plaza Congreso.

Según adelantaron, el fin de la toma será para participar de la jornada de Clases Públicas #LaUBAenPlazaDeMayo, convocada por la AGD-UBA en el marco del paro nacional docente.

El presidente del centro de estudiantes de Filosofía y Letras (CEFYL), Nicolás Wieczorko, señaló que “la lucha de nuestros docentes es en defensa de toda la educación pública”.

La medida del Colegio Nacional Buenos Aires, entanto, “radica en el ninguneo que vivieron nuestros docentes desde comienzo de año y específicamente la represión sufrida el día domingo en Plaza Congreso”, expresaron los alumnos.

“No vemos esto como una simple lucha docente por mejoras salariales, sino como una lucha en defensa de la educación pública y es por esto que tanto docentes como estudiantes decidimos manifestarnos y visibilizar lo sucedido”, indicaron.

En tanto, desde la histórica casa de estudios secundarios que también depende de la UBA explicaron que “la modalidad va a ser de toma con actividades durante el día, desde clases públicas hasta círculos de debate y encuentros entre alumnos y docentes”.

Finalmente, advirtieron que “existen límites que ningún gobierno puede traspasar, y uno de ellos es pegarle a nuestros docentes” y anunciaron una conferencia de prensa el miércoles a las 20.30 en la puerta del colegio, Bolivar 263.

Infonews