Chile: Camino a las presidenciales – Por Agustina Martínez (Especial para Nodal)

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Con la noticia de que el ex presidente Ricardo Lagos se bajó de su candidatura tras haberse elegido a Alejandro Guillier como candidato del Partido Socialista (PS), pareciera peligrar también una instancia de primarias en “Chile Vamos”, oposición que hoy decide jugar con el discurso que confronta las viejas formas de hacer política y la liberación de los personalismos, con Sebastián Piñera a la cabeza de las encuestas.

Para muchos fue una sorpresa la renuncia del ex presidente Ricardo Lagos a la candidatura, pero era un secreto a voces que el periodista Alejandro Guillier sería el elegido por el PS y mucho más después de conocerse el resultado de la última encuesta ADIMARK en la que encabeza las preferencias al momento de consultar la opinión ciudadana junto a Sebastián Piñera.

“Los chilenos me conocen no soy un caudillo, sé escuchar la voz del pueblo y someterme a su veredicto. Estoy en política para servir al país, no para acumular honores”, sentenció Lagos tras anunciar su renuncia en conferencia de prensa.

Este pareciera haber sido el puntapié que desató la guerra interna de “Chile Vamos”, una oposición que lejos de tener alguna línea de acción resuelta, libera polémicas incesantemente.

Hace unos días el candidato por “Evópoli” (Evolución Política) -un partido de centroderecha creado en 2012- Felipe Kast, denunció en entrevista con la revista Caras de Chile que era una “falta de respeto que Piñera considerara irrelevante las primarias. “Habla de una soberbia que no corresponde -agregó Kast- un ninguneo al debate de ideas. Necesitamos ideas, un proyecto político. Piñera se equivocó”.

Así arremetía el joven candidato que hoy no suma más del 2% de las intenciones de voto pero que propone una batalla discursiva interesante dentro de la centroderecha para entrar en carrera con un -pareciera- imbatible Piñera, que encabeza las intenciones cómodamente, tres puntos arriba de Guillier.

Por su parte, el candidato presidencial Manuel José Ossandón, señaló que “no afecta en absolutamente nada” que el ex Presidente Ricardo Lagos haya bajado su candidatura, y que “Chile Vamos no debe tener miedo de realizar primarias, porque eso es lo que legitima a un candidato”.

Así, el polémico Ossandón pidió continuar con las primarias de la oposición: “El ex presidente Piñera no es el principal accionista de Chile Vamos. Esto no es una sociedad anónima, no es Lan Chile, y existen dos candidatos más, Felipe Kast y yo que vamos a exigir que se realicen primarias. Esto se tiene que hacer con debates, de cara a la gente y no con la decisión de un candidato. Tenemos que tener una primaria competitiva, porque a mí me dijeron que esto no tenía letra chica”, sentenció.

Con respecto a las declaraciones del candidato de “Evópoli”, Ossandón le contestó a través de cuenta de Twitter: “Te lo veníamos advirtiendo hace mucho tiempo @felipekast. Al fin abriste los ojos. Saludos”.

¿Corren riesgo las primarias de los partidos en Chile? La respuesta parece no estar clara ya que se muestran dos caras bien marcadas: tranquilidad -desesperante- de una izquierda que juega pero que aún no gana y una oposición que no se conforma con liderar las encuestas con Sebastián Piñera como representante.

(*) Periodista argentina residente en Chile