Fiscales del Triángulo Norte y EEUU trabajan en estrategia conjunta contra las pandillas

Los fiscales generales de Honduras, Guatemala, El Salvador y Estados Unidos trabajan en una estrategia conjunta para controlar a las pandillas. Así lo acordaron en una reciente visita que realizaron los funcionarios del Triángulo Norte de Centroamérica a Washington, según reveló ayer el fiscal general salvadoreño, Douglas Meléndez. El funcionario señaló que ese fue el tema principal que abordaron con su homólogo Jeff Sessions.

“Estamos en franca comunicación con los fiscales que trabajan pandillas en varias ciudades de EUA”, dijo Meléndez ayer, durante la inauguración del Consejo Centroamericano y del Caribe de Ministerios Públicos, donde además de Centroamérica, están representados los fiscales de República Dominicana, México y Colombia.

Fue precisamente Sessions quien lanzó el miércoles pasado fuertes amenazas en contra de los miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13) que operan en suelo estadounidense. El funcionario dijo que bajo su mando y en la administración de Donald Trump, habrá “cero tolerancia para la violencia” que generan.

Trump también firmó recientemente una orden ejecutiva dirigida a erradicar a miembros de bandas transnacionales, entre ellas a la MS, y aseguró que las autoridades migratorias deportarán “rápido” a los pandilleros.

El fiscal general de Estados Unidos reconoció que erradicar a los pandilleros no va a ser un trabajo fácil, pero aseguró que bajo su mandato habrá “tolerancia cero para la violencia de las pandillas”. Además, señaló a las cárceles de El Salvador como trincheras para el accionar de estructuras de pandillas.

Ante esa amenaza, Meléndez dijo que les corresponde a los Gobiernos del Triángulo Norte estar preparados con “una estrategia para abordar ese problema”; sin embargo, reiteró que como Fiscalía, van a trabajar en una acción porque seguramente se “incrementarían los problemas que ya hay” con el accionar de las pandillas.

Además, señaló que “hay una preocupación clara sobre las deportaciones de supuestos pandilleros para los tres países (Guatemala, Honduras y El Salvador), por lo que agregó: “Vamos a tener que hacer una estrategia nosotros, como fiscalías, para tratar ese tema”.

El fiscal general reiteró que durante el viaje a EUA, en marzo pasado, hablaron “extensamente” con Sessions sobre el combate a las pandillas. Y dijo: “Estamos intercambiando información, pues ya se han realizado capturas y extradiciones”.

Thelma Aldana, fiscal general de Guatemala, afirmó que en su país le toca al Ministerio de Gobernación trabajar sobre la amenaza de Trump de deportar a más pandilleros. “Tengo conocimiento de que se está trabajando en ello”, manifestó de manera escueta.

Coordinación en C. A.

Meléndez aceptó que los tres países que forman el Triángulo Norte de Centroamérica comparten el accionar de grupos que pertenecen a las mismas estructuras de pandilleros. “Sabemos que hay pandilleros salvadoreños en Guatemala y que hay pandilleros guatemaltecos en El Salvador y, en menor cantidad, también en Honduras. Sabemos que se están moviendo con armas en los tres países porque se han decomisado muchas de ellas, incluso armas largas y de uso privativo de las Fuerzas Armadas”, afirmó.

Sin embargo, el fiscal salvadoreño dijo que también existe coordinación entre los tres países para combatir ese accionar de las pandillas en el istmo. Puso de ejemplo el trabajo de investigación durante la denominada Operación Jaque, con la que la Fiscalía General de la República (FGR) logró golpear las finanzas y el trasiego de armas de la MS-13.

Varios de los pandilleros vinculados a la Operación Jaque fueron ubicados en Guatemala .Una de las últimas detenciones en ese país fue la de Pedro Benjamín Rivas Zelaya, alias “Sniper”, quien fue arrestado el 11 de abril pasado en una zona exclusiva de Guatemala. Las autoridades lo acusan de intentar comprar armas para la pandilla en el extranjero.

La Prensa Gráfica