Geólogo dominicano explica los efectos del cambio climático para el país

Cambio climático, cómo afecta a los dominicanos

El cambio climático es una realidad mundial. Ningún país escapará de sus efectos aterradores, si sus gobiernos no prestan oídos a las voces de científicos, toman medidas precautorias y sancionadoras y replantean un estilo de vida en armonía con el entorno que ha proporcionado todo.

2 500 científicos de todo el mundo que integran el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), no pueden estar equivocados. Describen un escenario preocupante para el futuro del clima en la Tierra si las tasas de emisión de gases de efecto invernadero continúa.

El geólogo y ambientalista dominicano, Osiris de León, nos edifica sobre el futuro de la República Dominicana ante esta realidad, y sus pronósticos no son muy halagüeños. Dice que fruto del cambio climático los huracanes tropicales serán más fuertes y cada vez más intensos.

“En un futuro cercano”- predice- el país podría tener un sismo con una energía 32 veces mayor que el que ocurrió en Haití, en 2010. Tal aseveración, de León la sustenta en que el 4 de agosto de 1946, el país tuvo un temblor de 8 grados en la escala Richter, dice que cada 60, 70 u 80 años debe producirse un sismo similar.

El daño que le ha causado el hombre a la Tierra, trayendo como consecuencia el calentamiento global, no sólo inestabiliza el clima y destruye el medio ambiente, además incide en el surgimiento de nuevas enfermedades, guerras e inestabilidad económica.

El reto es serio y debemos de enfrentarlo ya. Para esto, expertos recomiendan con urgencia buscar soluciones en las que se le dé participación a su principal agresor: el hombre.

Sus efectos RD. En 2015, la República Dominicana sufrió una de las peores sequías de los últimos veinte años, debido al fenómeno El Niño, explica de León. La falta de lluvia arrastrada del 2013 y 2014, provocó que las reservas de agua registraran una situación crítica y las instituciones que suministran el preciado líquido a la población, llamaran a su racionalización.

“Recordemos que esta sequía produjo una disminución en la producción de arroz y plátanos, al extremo de que una unidad llegó a costar 30 pesos y el Gobierno tuvo que importar desde Costa Rica para poder contrarrestar la escasez y altos precios”, explica.

Los efectos inestables del clima causaron que todo cambiara de forma radical, a finales del 2016 y principio del 2017 se produjeron fuertes y prolongadas lluvias en la zona norte; sólo en Puerto Plata se registró una pérdida económica de 25 000 millones de pesos, en destrucción de infraestructuras y producción de alimentos. Sin dejar de importantizar las pérdidas humanas.

Enfermedades, desconocidas por los dominicanos, como el zika y la chikungunya, transmitidas por el mismo mosquito que produce el dengue, aparecieron de repente, afectando a miles de personas.

La fauna y la flora, también han tenido su impacto: en el país hay unas 72 especies de animales amenazadas, entre ellas la cotorra La Española, la paloma coronita, el guaraguaito, la cúa, la cigüita aliblanca, el solenodón, la jutía, el carey, la tortuga tinglar, el lambí, la langosta espinosa y la iguana, sin cifrar la cantidad de ríos, lagunas y bosques que experimentan daños.

1. Aumento del nivel del mar
Cuando la temperatura de la superficie se calienta, aumenta la cantidad de agua que desemboca en los océanos de todo el mundo y conduce a un crecimiento drástico en los niveles del mar.

2. Olas de calor
Las olas de calor severas se han vuelto cada vez más comunes, y la razón no es otra que los gases de efecto invernadero que están atrapados dentro en la atmósfera. Los estudios indican que estas olas de calor seguirán aumentando.

3. Tormentas asesinas
Cuando la temperatura de los océanos se vuelve más cálida, las tormentas son más intensas. El calentamiento global hará que las tormentas puedan llegar a ser extremadamente graves, así como su número.

4. Sequía
Hay lagos históricos que están desapareciendo por todo el mundo, como el caso del Poyang (el mayor de China), el Poopó (Bolivia) o el Mar de Aral.

5. Especies en extinción
La desertificación, el calor y deforestación amenazan con poner en peligro a varias especies. La cotorra La Española, endémica en RD, está en peligro.

6. Fenómenos meteorológicos extremos
Las previsiones hablan de un aumento de la frecuencia y severidad de fenómenos como sequías, inundaciones, olas de calor, avalanchas y huracanes.

7. Desaparición de glaciares
En todo el mundo estamos viendo que los glaciares se están reduciendo a un ritmo alarmante. Esto conlleva, además, la desaparición de especies de la zona.

8. Enfermedades
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el PNUMA y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), cada año mueren 150 000 personas debido al cambio climático, sobretodo debido a la propagación de epidemias.

9. Inestabilidad económica
Los desastres naturales, como inundaciones o huracanes, son costosos y pueden hacer tambalear la economía de cualquier nación. Las inundaciones en Puerto Plata provocaron pérdidas millonarias.

10. Destrucción de ecosistemas
El aumento de los gases de efecto invernadero no sólo está provocando cambios drásticos en la atmósfera, sino también afecta el suministro de agua, el aire limpio, agricultura, recursos energéticos.

Hoy