Gobierno de Venezuela inicia un proceso de arbitraje por la presidencia pro tempore del Mercosur

Venezuela anunció este martes en Montevideo, Uruguay, que inicia un proceso de arbitraje contra Argentina, en su condición de presidente pro témpore del Mercado Común del Sur (Mercosur), al haberse agotado la opción política de las negociaciones directas con todos los socios del bloque para solucionar la controversia actual.

El coordinador venezolano ante el bloque regional, Héctor Constant, dijo en rueda de prensa que el Gobierno de su país mantiene la “voluntad de diálogo” y desea “recuperar la institucionalidad” del Mercosur, tras su suspensión en diciembre.

En la capital uruguaya, y dentro de lo que establece el Protocolo de Olivos para la solución de controversias, se cumplió hoy la cuarta reunión de negociaciones directas con la presencia de representantes de Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela, los países socios, aunque Paraguay no asistió.

Al no haberse superado las diferencias, Venezuela resolvió ir más allá y solicitar un arbitraje “en la defensa de sus derechos y de la institucionalidad mercosuriana frente al fraude cometido por la Triple Alianza”, según explicó más tarde la canciller de la República, Delcy Rodríguez, en su cuenta personal en la red social Twitter.

Venezuela llama Triple Alianza a Argentina, Brasil y Paraguay, a quienes responsabiliza de las acciones en su contra, aunque en los últimos meses también se distanció de Uruguay, que al principio de este conflicto, en el año pasado, tuvo posiciones más “conciliadoras y tolerantes” hacia el Gobierno de Nicolás Maduro, según reseñó DPA.

Argentina asumió la presidencia del Mercosur a mediados de diciembre, en reunión de los cancilleres, pero sin la presencia de delegados de Venezuela, país que se consideró “despojado” de ese cargo sin justificación.

Constant explicó que hubo varias reuniones y Venezuela planteó un conjunto de propuestas para volver al funcionamiento normal del Mercosur, ya que en opinión de su Gobierno “no existe ninguna medida que pueda suponer una sanción como la que arbitrariamente se aplicó”.

De acuerdo al Protocolo de Olivos, firmado el 18 de febrero del año 2002, corresponde ahora que, en un plazo de quince días, se designe un Tribunal, compuesto por tres árbitros, uno por Argentina, otro por Venezuela y un tercero acordado por los dos países.

En caso que no haya acuerdo para ese tercer árbitro, que presidirá el tribunal, será nombrado por sorteo, aunque no podrá ser de ninguno de los dos Estados en conflicto.

Una vez iniciada su tarea, el tribunal tendrá un plazo de 60 días para emitir el fallo, prorrogable por otros 30 días.

Venezuela fue suspendida del Mercosur en diciembre del año pasado con el argumento de que no cumplió con los tratados y normativas del bloque después de cuatro años como miembro pleno.

Argentina asumió la presidencia del bloque que deberá ejercer hasta junio, de acuerdo al sistema de rotación alfabética semestral.

El Universal