El líder del golpe de Estado de 2004 en Haití se declara culpable por lavar dinero del narcotráfico

Haití-EEUU: Guy Philippe se declara culpable de lavar dinero de drogas

El ex jefe de policía de Haití y excandidato presidencial Guy Philippe se declaró culpable de lavar dinero proveniente del tráfico internacional de drogas, cargo por el cual había sido apresado en territorio hatiano y trasladado a Estados Unidos para ser procesado.

La información fue dada a conocer por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, en fecha de este lunes 24 de abril.

Indica que Philippe se enfrenta a una sentencia máxima de 20 años de prisión. El acusado tiene programado un juicio frente a la juez Cecilia M. Altonaga, en Miami, el 5 de julio de 2017 a las 9:30 a.m.

Philpe, conocido en República Dominicana, fue el principal líder de la conspiración que derrocó al presidente Jean Bertrand Aristide, en su segundo mandato, en el año 2004.

A continuación el documento oficial, en traducción libre:

Departamento de Justicia de EE.UU

Oficial de alto rango de la Policía Nacional de Haití se declara culpable de conspirar para lavar dinero proveniente del narcotráfico

COMUNICADO DE PRENSA:

24 de abril de 2017

Un ex oficial de alto rango de la Policía Nacional de Haití se declaró culpable hoy en Estados Unidos de un cargo de lavado de dinero en relación con un plan internacional de narcóticos.

Benjamín G. Greenberg, Abogado de los Estados Unidos para el Distrito Sur de la Florida; Kenneth A. Blanco, Fiscal General Auxiliar Interino de la División Criminal del Departamento de Justicia; Adolphus P. Wright, Agente Especial a Cargo, Administración Combate a las Drogas de Estados Unidos (DEA), División de Campo de Miami; Matthew G. Donahue, Agente Especial a cargo, DEA, División del Caribe; Y Kelly R. Jackson, Agente Especial a cargo, Servicio de Impuestos Internos, Investigación Criminal (IRS-CI), Oficina de Campo de Miami, hicieron el anuncio.

Guy Philippe, de 49 años, de Haití, compareció ante la jueza federal de distrito Cecilia M. Altonaga del Distrito Sur de la Florida, donde se declaró culpable de un cargo de conspiración para realizar lavado de dinero derivado del recibo de pagos en efectivo del narcotráfico que se hicieron en Miami, la Florida y en otros lugares en Estados Unidos en los últimos años de los 90 y principios de los 2000. Philippe se enfrenta a una sentencia estatutaria máxima de 20 años de prisión. El acusado tiene programado juicio para ser sentenciado por la juez Altonaga, en Miami, el 5 de julio de 2017 a las 9:30 a.m.

“Después de evadir la aplicación de la ley durante más de una década, la declaración de culpabilidad de Guy Philippe demuestra el compromiso inquebrantable del gobierno de Estados Unidos y nuestros homólogos extranjeros para interrumpir y desmantelar las organizaciones transnacionales de narcotráfico y lavado de dinero”, dijo el fiscal actuante de EE.UU. Greenberg. “Philippe dejó a un lado su deber de proteger y servir al pueblo de Haití. Al contrario, abusó de su posición de autoridad como oficial de alto rango de la Policía Nacional de Haití para salvaguardar los envíos de drogas y blanquear los productos del tráfico ilícito. El procesamiento de los que abusan de la confianza del público para facilitar la conducta delictiva sigue siendo una prioridad para Estados Unidos y nuestros aliados haitianos en la aplicación de la ley”.

“Además de sus otros efectos perniciosos, el narcotráfico corrompe a los funcionarios públicos ya las instituciones gubernamentales importantes que forman la base de toda democracia. Philippe, ex funcionario de alto rango de la Policía Nacional de Haití, estuvo en la nómina de los narcotraficantes durante años, recibiendo más de 1,5 millones de dólares en pagos de sobornos por proteger los envíos de drogas”, dijo el fiscal general adjunto Blanco. “La investigación del departamento y el enjuiciamiento de este caso durante más de una década demuestra su compromiso de procesar a todos los que facilitan el comercio internacional de drogas, incluidos los funcionarios corruptos que participan, y que no hay lugar para esconderse del sistema de justicia estadounidense”.

“Es importante que Phillipe acepte la responsabilidad por sus delitos contra Estados Unidos y el pueblo de Haití por su participación en actividades criminales relacionadas con el narcotráfico”, dijo Adolphus P. Wright, Agente Especial a cargo de la División de Campo de la DEA en Miami, agregando que “Con la creciente fuerza de nuestros asociados de la ley, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, la DEA nunca abandonará ni renunciará a buscar y llevar ante la justicia a los responsables del narcotráfico y el lavado del dinero de la droga, Muchos años intentan evadir la captura”.

“Esta investigación internacional demuestra las posibilidades de éxito en la identificación y generación de pruebas de acusación contra miembros de organizaciones de narcotráfico, organizaciones de lavado de dinero y figuras públicas corruptas”, declaró Matthew G. Donahue, Agente Especial a cargo de la DEA en la División del Caribe. “Guy Philippe violó la confianza del público y la confianza del pueblo haitiano y otros en toda la región del Caribe y Estados Unidos, apoyando y beneficiando a las organizaciones de narcotraficantes. La detención de Guy Philippe es un testimonio de la misión colectiva de nuestras agencias federales y unidades excepcionales de la Policía Exterior. La Policía haitiana, Brigade de Lutte contre le Trafic de Stupéfiants (BLTS), es elogiada por su continuo trabajo duro, su dedicación y su asistencia a la comunidad internacional de la aplicación de la ley. Esta investigación envía un fuerte mensaje a las organizaciones criminales en todo el mundo, de que los asociados de las fuerzas del orden en toda la región del Caribe Oriental no descansarán hasta que estos violadores sean llevados ante la justicia”.

Kelly R. Jackson, Agente Especial a Cargo, Investigación Criminal del IRS (IRS-CI), dijo: “Hoy el Sr. Philippe admitió haber aceptado sobornos mientras estaba empleado como Oficial de la Policía Nacional Haitiana de alto rango y asistido a una operación de drogas que trajo cocaína a Miami. El IRS-CI está complacido de que este fugitivo de muchos años haya admitido su papel en la conspiración de lavado de dinero y ahora se enfrenta a las consecuencias de sus acciones. El IRS-CI seguirá trabajando junto a nuestros socios mundiales de la aplicación de la ley y aportará nuestra experiencia en investigaciones financieras para ayudar a desmantelar estas organizaciones internacionales de drogas y lavado de dinero”.

De acuerdo con las admisiones hechas en relación con el alegato, a partir de finales de los años 90, Philippe, a sabiendas, utilizaba su posición como oficial de alto rango de la Policía Nacional de Haití para proteger los envíos de drogas y productos de drogas que llegaban a Haití a cambio de pagos en efectivo. Philippe admitió que entre junio de 1999 y abril de 2003 recibió entre 1,5 y 3,5 millones de dólares en sobornos de los narcotraficantes, sabiendo que los pagos que recibió constituían el producto de ventas de cocaína que se hicieron en Miami, Florida y en otros lugares de los Estados Unidos.

Además, Philippe transfirió los ingresos derivados de la venta de cocaína, por un monto de $376,000, de bancos en Haití y Ecuador a una cuenta bancaria conjunta en Miami. Para evitar la detección, Philippe utilizó los nombres de otros para transferir los fondos a su cuenta. Philippe admitió además que él hizo arreglos por más de $70,000 del producto de la droga para ser depositado en su cuenta que fueron realizados mediante una serie de depósitos cada uno por menos de $10,000 para evitar los requisitos federales de información de EEUU.

La DEA y el IRS-CI investigaron el caso. La Oficina de la División de Asuntos Internacionales de la División de lo Penal, la Oficina de Seguridad Diplomática de la DEA, Oficina de Campo de Puerto Príncipe, División de Campo del Caribe; la Fuerza de Trabajo Fugitivos del Servicio de Marshals de Estados Unidos, Oficina Federal de Investigación, Inmigración y Aduanas, Operaciones y la Oficina de Operaciones de Campo de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de los Estados Unidos brindaron asistencia en este asunto. Los abogados adjuntos de Estados Unidos Lynn M. Kirkpatrick y Andy R. Camacho del Distrito Sur de Florida y el abogado de primera instancia Mark A. Irish de la Sección de Lavado de Activos y Recuperación de Activos de la División Criminal están enjuiciando el caso.

La Oficina del Fiscal de los Estados Unidos y nuestros socios federales elogian al Gobierno de Haití, incluido el Ministerio de Justicia, la Policía Nacional de Haití y la Brigada de Lucha contra el Tráfico de Estupefacientes por respaldar el estado de derecho y ayudar a sus homólogos estadounidenses.

Este caso es el resultado de los esfuerzos en curso por parte del Organismo de Delito contra la Delincuencia Criminal Organizada (OCDETF), una asociación que reúne la experiencia combinada y capacidades únicas de las agencias federales, estatales y locales de aplicación de la ley. La misión principal del programa OCDETF es identificar, interrumpir, desmantelar y enjuiciar a miembros de alto nivel de organizaciones de narcotráfico, tráfico de armas y lavado de dinero y empresas.

Acento


Guy Philippe plaide coupable

Le sénateur élu de la Grand’anse, Guy Philippe, a décidé de plaider coupable des accusations de trafic de stupéfiants et de blanchiment d’argent que lui reproche la justice américaine, lors d’une audience ce lundi à la Cour Fédéral de Miami.

Détenu aux Etats-Unis depuis le 5 janvier dernier, l’ex chef rebelle a pris acte des nombreuses preuves qui pèsent contre lui et pris la décision de coopérer avec le procureur dans la perspective de son procès qui devrait s’ouvrir le 05 juillet prochain.

Le sénateur élu de la Grand’Anse n’a pas la garantie qu’il écopera d’une peine de prison de 9 ans, malgré son accord avec le procureur et le changement de sa plaidoirie selon l’analyse de maître Fradley Denis Julien.

Le juge fédéral conserve la possibilité de condamner Guy Philippe à la peine maximale qui est de 20 ans, explique-t-il, malgré la promesse de ce dernier de collaborer avec la justice.

Le fait qu’un sénateur élu tel que Guy Philippe se soit reconnu coupable de trafic de drogue et de blanchiment d’argent place les autorités haïtiennes dans une position délicate estime Fradley Denis Julien.

Le docteur en droit juge par ailleurs que le sénat s’est ridiculisé en émettant une voix discordante par rapport à l’exécutif dans le cadre de ce dossier.

Metropole