El Senado colombiano da luz verde a la creación del partido político de las Farc

Senado da vía libre a Estatuto de Oposición y partido de las Farc

Por 53 votos a 0, el Congreso aprobó este miércoles el informe de conciliación sobre el Estatuto de la Oposición, proyecto de paz surgido de la mesa de conversaciones de La Habana entre el Gobierno y las Farc.

Al respecto, el senador de La U y exnegociador de paz, Roy Barreras, ponente y conciliador de proyecto, dijo en la plenaria que se aprobó en conciliación “el estatuto más garantista, con mayores instrumentos para la oposición, más transparente y más claro en la historia de Colombia”.

Agregó que este estatuto es “para el presente y para el futuro. Para quienes hoy ejercen la crítica, pero también para quienes hoy ejercen en el Gobierno. No olvidemos que los roles mañana pueden cambiar, porque la alteración del poder es lo ideal en las democracias. Este estatuto era una deuda pendiente desde la Constitución del 91”.

El estatuto, explicó el ponente, se aplicará también a nivel regional en los concejos y asambleas.

Entre las características que trae la iniciativa se encuentra el hecho de que los candidatos perdedores en concejos, gobernaciones, Vicepresidencia y Presidencia tendrán derecho a una curul para defender a los ciudadanos que votaron por ellos.

“Se garantiza que los segundos en votación integrarán las Comisiones Primeras de Senado y Cámara de Representantes, atendiendo a la naturaleza de esta disposición, contenida en el acto Legislativo 02 de 2015”, precisó Barreras al respecto.

Asimismo, se crea la Procuraduría Delegada para la Protección de los Derechos Políticos, se realizarán audiencias públicas para que los presupuestos sean más transparentes, se garantiza la participación de las mujeres que hacen parte de la oposición en la Comisión de Relaciones Exteriores de acuerdo con propuesta que hiciera ONU Mujeres y se harán audiencias para que la ciudadanía conozca de los proyectos de inversión en el marco de los planes plurianuales.

El Heraldo


Así será el debut de las FARC en la política

La del 26 de abril quedará señalada como la tarde en que el Senado colombiano le abrió las puertas a las FARC para que puedan hacer política. 52 senadores aprobaron la reforma constitucional de “reincorporación política”, la pista de aterrizaje para que la guerrilla se constituya en partido político.

Calificada como neurálgica dentro de la implementación del Acuerdo de Paz, a esta reforma solo le faltaba la aprobación del Senado (le resta el trámite de la conciliación) y se espera que en menos de 15 días entre en vigencia. Las FARC la venían reclamando con insistencia, aunque mientras llegó el último debate ya han venido adelantando lo que será la conformación de su partido político.

Pero ahora ya tienen la norma que los arropará en el tránsito de organización insurgente (y alguna vez declarada terrorista por la Europa y Estados Unidos), y que fija las condiciones para el que será su debut en la arena política: las elecciones parlamentarias de marzo de 2018.

Para llegar a esa cita, las Farc conformarán un partido político una vez dejadas las armas, y se le otorgaría la personería jurídica sin cumplir los requisitos ordinarios, como la acreditación de un determinado número de afiliados, la presentación a certámenes electorales y la obtención de un umbral de votación. Pero con ocasión del fin del conflicto el movimiento tendrá el reconocimiento legal para las elecciones del 2018 y 2022. A partir del 2026 tendrán que someterse a las mismas reglas que todos los demás partidos.

La personería jurídica se le entregará al nuevo movimiento hasta el momento que la ONU certifique tener todo el armamento de la guerrilla, y una vez presenten el acta de constitución del partido, sus estatutos, el código de ética, plataforma ideológica y programática, y acta de la elección de sus primeros directivos.

Tras este trámite, las FARC se convertirán en partido político, para lo que se vienen preparando en las zonas veredales, donde se estudian las 61 tesis políticas que serán la base del nuevo movimiento.

Andrés París le dijo a Semana.com que el congreso fundacional del nuevo movimiento será instalará el próximo 7 de agosto, el día en que se celebra el triunfo de la campaña libertadora en la batalla del Puente de Boyacá.

El Senado decidió incluir una cláusula en la que se establece que los desmovilizados que incumplan lo pactado en el Acuerdo de Paz perderán todos sus beneficios políticos.

El nuevo movimiento será financiado con recursos del Estado, dentro de los destinados para el sostenimiento de los demás partidos políticos. No podrá recibir financiación extranjera, y un porcentaje estará destinado a la creación de un centro de pensamiento, como lo tienen la mayoría de partidos.

Aunque las FARC como organización política se someterán a las urnas el próximo año, tienen garantizadas 10 curules, cinco en la Cámara y cinco el Senado, las cuales serán adicionales al actual número de curules de la corporación. Es decir, durante los próximos dos periodos (20 de julio de 2018 al 19 de julio de 2026), el Senado tendrá 107 curules y la Cámara 171.

Sin embargo el nuevo movimiento podrá obtener más curules en la circunscripción ordinaria, para lo cual deberán superar un determinado umbral de votación.

Con esta reforma, dice el gobierno, se cumplió con la primera etapa de la implementación del Acuerdo de Paz, pues las normas aprobadas en estos tres meses, constituían la espina dorsal del tránsito a la vida civil de las FARC.

Semana


Asesinan a otro guerrillero de las FARC

En menos de diez días dos guerrilleros de las FARC fueron asesinados mientras se incorporaban a la vida civil junto a sus familias.

Si bien ambos guerrilleros eran milicianos amnistiados, en el momento que se cometieron sus crímenes ellos no estaban dentro de las zonas veredales, sino que gozaban del beneficio de la libertad.

Ese es el caso específico de lo que ocurrió con Álvaro Ortiz Cabezas y José Húber Yatacué. Ortiz fue acribillado el pasado 16 de abril en una discoteca de la zona rural de Tumaco (Nariño); mientras que el crimen de Yatacué ocurrió este martes 25 de abril en Toribío (Cauca).

Irónicamente el crimen de Ortiz Cabezas fue resuelto por la Fiscalía el mismo día que era asesinado el miliciano Yatacué, en Cauca. Fue el propio fiscal general Néstor Humberto Martínez Neira, quien confirmó la noticia del segundo crimen contra amnistiados de las FARC.

En una rueda de prensa, el fiscal aseguró que gracias a una investigación relámpago y la ayuda de las comunidades en Tumaco, lograron capturar y judicializar al presunto asesino del miliciano Ortiz.

“Ese crimen quedó absolutamente esclarecido. Se trata de Hernán Pai Pascal, alias Renol quien además es responsable de otros homicidios, entre ellos el del policía Byron Fernando Recalde que murió durante el paro cocalero del pasado 31 de marzo”, explicó el fiscal Martínez Neira.

Del nuevo homicidio no proporcionó muchos detalles- Sin embargo, se sabe que el guerrillero amnistiado José Huber Yatacué, era un curtido jefe de milicias de las FARC que llevaba 18 años dentro de la organización y había decidido terminar su proceso de reincorporación junto a su familia.

Una vez recupero su libertad estuvo en la zona veredal de agrupamiento conocida como Monterredondo, ubicada en el municipio de Miranda, al norte del Cauca. Junto a él habían 250 miembros más de las FARC.

El curtido miliciano pasó de la zona veredal en Miranda a vivir junto a su familia en Toribío. De su casa salió el pasado martes 25 de abril a las 8:20 p.m. a atender el requerimiento de una llamada que había recibido en su celular.

Al parecer, su interlocutor era un hombre al que fuentes no oficiales identifican con el nombre de ‘Jhon Ramírez‘, un hombre al que señalan de ser integrante de los nuevos grupos armados ilegales que llegaron las zonas abandonadas por la guerrilla.

Versión de personas cercanas a Yatacué e integrantes de organizaciones sociales de la región manifestaron que ese hombre (Jhon Ramírez) fue quien llamó al miliciano y lo mató justo al frente del hospital de Toribío. “Lo citó a las afueras del municipio para que le llevara un espejo”, dicen las fuentes.

¿Crímenes sistemáticos?

Más allá de las especulaciones que surgen alrededor de esos dos homicidios contra guerrilleros de las FARC, ambos casos coinciden en varios puntos que llaman la atención.

Lo primero que se debe advertir es que tanto Ortiz como Yatacué gozaban de la misma figura dentro de la organización subversiva: no eran guerrilleros rasos, sino milicianos, es decir que su trabajo era más urbano que rural.

El segundo punto en el que coinciden ambas victimas, es que se entraban ya con sus familias cuando se cometieron los crímenes. De ahí que Ortiz fue asesinado dentro de una discoteca en Tumaco y Yatacué al frente del hospital de Toribío. Ninguno murió dentro de las zonas veredales.

Todo apunta -en ambos casos- a que los sesinatos fueron perpetrados por integrantes de nuevos grupos armados ilegales que cooptaron los territorios que abandonó las FARC.

En el caso del miliciano asesinado en Tumaco, la Fiscalía confirmó que el responsable, alias Renol, lideraba una de las bandas que se rearmaron con disidentes de las FARC que no se desmovilizaron, reductos del ELN y nuevas Bacrim. “Son todos esos grupos criminales los que vienen cometiendo homicidios y extorsiones”, explicó Luis González, director nacional de fiscalías.

En el homicidio de Yatacué, cometido en Toribío (Cauca), las primeras versiones apuntan a que ese crimen también fue ejecutado por un integrante de la nueva banda que intenta hacerse al control territorial en el norte de ese departamento.

Se trata de una agrupación criminal conocida como Patria Grande Ejército del Pueblo, que desde hace varios meses delinque en la región e intenta reclutar más gente.

De hecho, esta semana el senador de La U, Armando Benedetti, hizo un llamado de alerta frente al fenómeno de rearme y denunció que en Buenos Aires, Cauca, le están ofreciendo hasta diez millones de pesos a los jefes de frentes de las FARC, para que se reincorporen a esos nuevos grupos.

Pero quien le puso la cereza al postre de las alertas por las amenazas que corren los amnistiados de las FARC, fue el propio fiscal general al asegurar que ante los dos homicidios recientes, es evidente “la imperiosa necesidad, para asegurar jurídica y físicamente a los antigüos milicianos, que haya decisiones en el proceso de paz”.

El llamado del fiscal hace referencia a la conveniencia de que los milicianos también se incorporen a las zonas veredales y de esa manera garantizarles su seguridad y así evitar que los sigan matando.

Semana


Gobierno y Farc reciben en España premio Gernika por la Paz y Reconciliación

El premio Gernika se concede en España a instituciones y personas por sus contribuciones en la transformación de conflictos, así como la creación de bases para procesos de reconciliación.

Este galardón distinguió al presidente, Juan Manuel Santos, por sus esfuerzos en el proceso para poner fin a la guerra acordado con la guerrilla de las Farc, donde el jurado destacó su “fortaleza” para afrontar la tarea del proceso de paz abierto con la insurgencia más antigua de América Latina, tras 52 años de conflicto.

En nombre del mandatario colombiano, lo recibió el alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo, quien destacó el papel de las víctimas durante las negociaciones de paz y señaló la oportunidad que tienen en el posconflicto.

“Les da la mejor oportunidad las víctimas de ser reconocidas, de ser oídas, de que públicamente se reconozca que fue lo que ocurrió, y que públicamente se reconozca la responsabilidad por lo que ocurrió”, así como resaltó el proceso de reparación que ya se viene adelantando.

El presidente Santos a través de sus redes sociales agradeció el reconocimiento, “muy feliz por recibir en nombre de los colombianos premio Gernika por la Paz. Símbolo del fin de una guerra entre hijos de una misma nación”.

El galardón fue compartido por Rodrigo Londoño, “Timochenko”, jefe máximo de las Farc, “por haber colaborado en la firma de la paz con el gobierno, para proseguir su actividad por la vía política”. En nombre del líder guerrillero recibió el reconocimiento, Enrique Santiago, asesor jurídico del grupo armado.

Caracol