Venezuela: en apoyo a la oposición, EEUU y la OEA presionan al gobierno de Maduro

El Departamento de Estado de EEUU emitió un comunicado sobre Venezuela

Mediante un comunicado el Departamento de Estado de Estados Unidos se pronunció sobre la crisis del país, “hacemos eco de la convocatoria realizada el 17 de abril por 11 gobiernos latinoamericanos sobre el gobierno de Venezuela para tomar de inmediato estos pasos para permitir una pronta solución a la grave crisis que afecta a todos los venezolanos y cada vez más a la región”, expresó el Gobierno estadounidense a través del texto.

“Venezuela ha sido testigo en las últimas semanas de protestas continuas desde que la Corte Suprema demostró su falta de independencia del Poder Ejecutivo a través de una serie continua de decisiones judiciales contra los miembros de la Asamblea Nacional libremente elegida”, se lee en el documento publicado en la página web del despacho, dirigido por Mark C. Toner.

A continuación el comunicado completo en español:

Venezuela ha sido testigo en las últimas semanas de protestas sociales continuas desde que la Corte Suprema demostró su falta de independencia del Poder Ejecutivo a través de una serie continua de decisiones judiciales contra los miembros de la Asamblea Nacional libremente elegida.

Hasta ahora, seis manifestantes han sido asesinados, con cientos de detenidos. Ha habido testimonios creíbles sobre el uso de la tortura por el SEBIN y CICPC. Más manifestaciones han sido convocadas para los próximos días, en particular para el miércoles, 19 de abril.

Instamos nuevamente al Gobierno de Venezuela a que cumpla los compromisos que asumió en el marco del proceso de diálogo respaldado por el Vaticano: celebrar elecciones con prontitud; Respetar la Constitución y la Asamblea Nacional; Que se garantice la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos; Y atender las necesidades humanitarias del pueblo venezolano.

Hacemos eco de la convocatoria realizada el 17 de abril por 11 gobiernos latinoamericanos sobre el gobierno de Venezuela para tomar de inmediato estos pasos para permitir una pronta solución a la grave crisis que afecta a todos los venezolanos y cada vez más a la región.

Instamos nuevamente a los manifestantes a que se expresen de manera no violenta. Deploramos el uso de la violencia contra manifestantes desarmados. En particular, deploramos el uso de bandas armadas colectivas bajo el control político de los líderes del partido PSUV para reprimir a los manifestantes mientras que las fuerzas de seguridad responsables de mantener el orden público permanecen ociosas.

También recordamos a las fuerzas públicas – miembros de la Policía, el Ejército y la Guardia Nacional – así como a los miembros del Poder Judicial, de sus responsabilidades legales y constitucionales de proteger y no impedir las manifestaciones pacíficas.

Los responsables de la represión criminal de la actividad democrática pacífica, del socavamiento de las instituciones y prácticas democráticas y de las violaciones flagrantes de los derechos humanos, serán responsabilizados individualmente por sus acciones por parte del pueblo venezolano y sus instituciones, así como por la comunidad internacional.

El Universal


Maduro: “Departamento de Estado de EEUU publicó un plan de golpe contra Venezuela”

El presidente de la República, Nicolás Maduro, se pronunció la noche de este martes desde el Palacio de Miraflores y denunció que el Departamento de Estado de los Estados Unidos publicó un comunicado “con un plan de golpe contra Venezuela”.

“El Departamento de Estado anuncia el Golpe de Estado en Venezuela, hoy lo publicaron, 18 de abril, 9:10 de la noche venezolana. Estuvimos leyéndolo y analizándolo en sus partes. Quien quiera ver el guión escrito para generar violencia, muerte y caos, que hemos logrado neutralizar y derrotar hasta el día de hoy de manera brillante, léase el comunicado el comunicado (…) Allí está plan, allí está el guión”, dijo el Mandatario Nacional en transmisión de Venezolana de Televisión.

Insistió en que la oposición “no está en capacidad de gobernar este país y recuperarlo”.

Hizo un llamado al pueblo y aseguró que “estamos en hora cruciales del destino de nuestra patria. Y yo voy a estar al frente de esta batalla, siempre me encontrarán al frente, porque tenemos la verdad de nuestra parte, no vendrán los asaltantes de la derecha, con el guión escrito de EE UU a asaltar el poder político de Venezuela. Se equivocaron con nosotros, se equivocaron de país. Así lo digo y así lo denuncio: EEUU ha dado la luz verde y el visto bueno para un golpe descarado contra Venezuela, no solo lo digo sino que lo enfrentaremos”.

Se refirió al presidente de la Asamblea Nacional: “Lo que hizo Julio Borges hoy configura un delito contra la constitución y debe ser procesado por la justicia nacional, cuando llama a un golpe de estado, al desconocimiento de su comandante en jefe (a la Fuerza Armada Nacional) eso es un delito que está tipificado claramente como una ruptura y un llamado a golpe de estado en Venezuela, se pavonea, no es la primera vez”.

Anunció la activación del plan Gran Zamora. “Mi llamado es a la paz, he decidido activar el plan estratégico especial cívico-militar, para garantizar el funcionamiento de nuestro país, su seguridad, orden interno e integración social Gran Zamora, que me ha sido presentando por el Ceofanb”.

“Atención a los jefes de Redi y Zodi. Inmediatamente debe ser activado el plan Zamora, en su primera fase verde para derrotar el golpe de Estado y garantizarle la paz a toda Venezuela (…) Voy a proceder a firmar la orden de operaciones como comandante en jefe de la Fuerza Armada para que se active bajo toda la estructura militar, policial y civil”.

En horas de la tarde, el presidente del Parlamento envió un mensaje este martes 18 de febrero a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y los invitó a reflexionar sobre su actuación en los últimos días, durante las protestas en el país.

“En este momento debemos enviar un mensaje claro a la Fanb. Ante el Golpe de Estado y la represión llamamos a la reflexión a los funcionarios de la FAN a que mediten sobre su papel. Nuestra Constitución garantiza la movilización pacífica y castiga uso de gases tóxicos(…) Este país sufrido por la crisis los invita a que caminemos juntos en un futuro donde veamos con admiración y respeto a nuestra Fanb. Sabemos que detrás de esos escudos hay militares que quieren un mejor futuro para el país”, dijo Borges a las afueras del Parlamento.

Minutos antes, Maduro señaló que “Venezuela no está dispuesta a aguantar golpismos de ningún tipo” (…) “Vamos a combatir, a afrontar y a frentear a los golpistas, y los vamos a derrotar con el pueblo y Fuerza Armada unida, y la Constitución en la mano”, expresó.

Oposición y oficialismo saldrán a las calles este miércoles 19 de abril. La tolda roja marchará con motivo a los 207 años de la Declaración de Independencia, mientras que los simpatizantes de la MUD lo hará para exigir elecciones en el país.

Panorama


Almagro sobre Venezuela: “Repartir armas a civiles es una acción represiva”

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, expresó este martes la importancia de proteger el derecho a la manifestación pacífica de la población venezolana y rechazó el anuncio del gobierno de entregar fusiles a las Milicias Bolivarianas.

“Las recientes acciones del régimen de repartir armas a civiles e instarlos a la confrontación constituyen una acción represiva homicida que incita a la violencia”, aseveró Almagro en un comunicado.

El secretario general de la OEA hizo un llamado a la comunidad internacional a condenar las acciones que ha tomado el gobierno nacional en contra de las manifestaciones que se han realizado desde el pasado 4 de abril en rechazo a la ruptura del orden constitucional en Venezuela.

A continuación el comunicado completo:

Venezuela: Secretario General de la OEA llama a respetar derecho a protesta pacífica

18 de abril de 2017

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, hizo hoy un llamado a proteger el derecho del pueblo venezolano de exigir democracia y libertades y subrayó que ese derecho debe ser reconocido por todos y el Gobierno no debe ser un obstáculo.

“Todos debemos reasegurar nuestro compromiso indeclinable con la democracia en Venezuela, es imprescindible para el país el pronto retorno a la legitimidad y a la institucionalidad”, afirmó.

“Las manifestaciones pacíficas son un instrumento de paz, democracia y libertad. Por ello, en el día 19 de abril, los derechos del pueblo -sean jubilados, estudiantes, amas de casas, trabajadoras y trabajadores- deben prevalecer sobre cualquier lógica de política represiva”, dijo.

“Las recientes acciones del regimen de repartir armas a civiles e instarlos a la confrontación constituyen una acción represiva homicida que incita a la violencia”, reafirmó.

“Todos debemos condenar este tipo de acciones y el gobierno debe revertir absolutamente ese posicionamiento que solamente incita al conflicto y a la confrontación. Pedimos se respete el derecho del pueblo a manifestar en paz”, agregó.

En efecto, más allá de que en otros países se deban enfrentar diversos problemas, sólo en Venezuela se ha deslegitimado el ejercicio del gobierno y ello:

• por la falta de respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, ya que cada día aumenta el número de presos políticos y las denuncias de tortura;

• por las violaciones sistemáticas al ejercicio del poder con sujeción al estado derecho en los últimos dos años;

• por la no celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto, ni en el caso de las elecciones regionales, ni aún en el caso más importante de la legitimación de la voluntad popular de recurrir a un referendo revocatorio en 2016;

• porque el régimen plural de partidos y organizaciones políticas ya no tiene ninguna garantía desde el momento que una semana sí y otra también el régimen declara en forma totalmente arbitraria inhabilitaciones a dirigentes políticos;

• porque no se respeta la separación e independencia de los poderes políticos, ni de jure, ni de facto. Se han usurpado las competencias de la Asamblea Nacional y el Poder Judicial responde a los designios del Poder Ejecutivo;

• por la falta de transparencia de las actividades del Estado;

• porque la probidad recibe denuncias diarias de incumplimiento y ninguna de ellas se investiga, y ya ni siquiera se desmienten;

• porque la irresponsabilidad del Gobierno en la gestión pública ha llevado a la mayor crisis humanitaria de la historia del país;

• porque los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa se han violado en forma reiterada

Esta Secretaría General apoya todos los esfuerzos de los países del continente por perfeccionar su democracia.

En el caso de Venezuela, apoyamos los esfuerzos que hace su sociedad -así como la comunidad internacional para- restaurar la institucionalidad quebrada. La redemocratización del país exige:

• El cese inmediato de la represión y la violencia en la calle a los manifestantes pacíficos, y que se garantice su libertad de expresión;

• Ni un muerto, ni un herido, ni un preso, ni un torturado más. Es imprescindible la liberación de todos los presos políticos;

• Que se levanten todas las inhabilitaciones politicas que afectan el régimen plural de partidos y organizaciones políticas;

• Que se restituyan las potestades de la Asamblea Nacional y que se proceda constitucionalmente a la elección de nuevas autoridades en los poderes Judicial y Electoral que den garantías de la separación e independencia de poderes;

• Que se abra un canal humanitario que permita asistir al pueblo venezolano con alimentos y medicamentos;

• Que se llame a elecciones para que el poder -que pertenece al pueblo- vuelva al pueblo.

• Que el gobierno asegure a la gente el poder de manifestarse pacificamente, sin amenazas, sin detenciones, sin prision, sin tortura.

No se trata en Venezuela de solucionar imperfecciones, se trata de recuperar la Democracia, ese debe ser el objetivo y en función de ese objetivo la agenda no admite demora.

El Nacional


Unión Europea observa con preocupación “intensa agitación política” en Venezuela

La Delegación de la Unión Europea publicó, este martes 18 de abril, la siguiente declaración, de acuerdo con los Jefes de Misión de la UE en Venezuela, en el marco de la ola de protestas que se han registrado las últimas dos semanas en el país, y la marcha que se desarrollará este 19 de abril.

“La Unión Europea observa con preocupación la situación de intensa agitación política y social que está viviendo Venezuela”, puede leerse en el comunicado.

“Con vistas a las manifestaciones convocadas para el próximo día 19 de abril de 2017, hace un llamamiento para que se desarrollen de forma pacífica y con pleno respeto a los derechos y libertades reconocidos a los ciudadanos venezolanos por la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, finaliza el documento.

Panorama


Expresidentes temen represión en marchas venezolanas

Al menos unos 21 exgobernantes de Latinoamérica y España alertaron ayer a la comunidad internacional sobre el riesgo de “represión militar” del Gobierno de Venezuela contra las marcha previstas para este miércoles en Caracas.

En una declaración conjunta, 21 exmandatarios criticaron el sometimiento del “pueblo de Venezuela a manos de autoridades militares y policiales, por el solo hecho de manifestarse en las calles del país”.

Los expresidentes, que pertenecen a la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), cuya secretaría tiene sede en Miami, se mostraron temerosos de la respuesta a la movilización por parte del gobierno del presidente Nicolás Maduro para este 19 de abril.

Cuestionaron el “recrudecimiento” de la represión oficial y enviaron un “mensaje de alerta a la comunidad internacional, ante los graves hechos que las autoridades gubernamentales de Venezuela puedan provocar” durante las marchas, informó Efe.

Varias movilizaciones fueron convocadas para este 19 de abril, a favor y en contra del Gobierno venezolano.

“La represión adquiere un tono de mayor gravedad dada la situación de crisis humanitaria que igualmente les afecta”, agregaron los exmandatarios, entre ellos, José María Aznar (España), Vicente Fox (México), César Gaviria (Colombia), Álvaro Uribe (Colombia), Rafael Ángel Calderón (Costa Rica) y Luis Alberto Lacalle (Uruguay).

Los 21 exjefes de Estado y de gobierno firmantes se mostraron “indignados” por “las prácticas represivas en espacios públicos, las detenciones masivas e intimidaciones” que sufren los manifestantes.

La oposición comenzó hace dos semanas una serie de manifestaciones contra el Gobierno tras la decisión del Tribunal Supremo Justicia (TSJ), de asumir las facultades del Parlamento Nacional mientras este se mantenga en desacato, al desconocer una decisión de la Sala Constitucional sobre tres diputados opositores suspendidos de sus cargos.

Aunque la decisión judicial fue revocada dos días después, generó una ola de protestas y focos de violencia que han dejado hasta el momento un saldo de al menos 6 muertos, más de 200 heridos y casi un centenar de detenidos, según los informes de las autoridades venezolanas.

El Universal


Nuevo llamado a la intervención: el turno de Julio Borges

En un café de Los Palos Grandes (urbanización ícono de la clase media caraqueña), Julio Borges dijo a The Washington Times en una entrevista que para la oposición venezolana es muy valioso el hecho de que el presidente Trump tiene a Venezuela presente en todas sus conversaciones con presidentes latinoamericanos.

Dijo Borges que “es muy importante para nosotros que el presidente Trump sea un factor de ayuda para crear la máxima presión internacional” sobre el Gobierno de Nicolás Maduro.

Esta declaración se da a pocas horas de la “megamarcha” del 19 de abril convocada por la dirigencia antichavista, que intenta establecer a partir ella un punto de ebullición para que la agenda de golpe en marcha amplifique el caos y la violencia, hoy contenida por el Estado venezolano. Esto motivado, en buena parte, por que los aliados de Estados Unidos desde la OEA calculan -por los momentos- muy bien sus pasos antes de emitir declaraciones subidas de tono con respecto a Venezuela, algunos optando por el repliegue y otros por la cautela, producto de un escenario marcado por las improvisaciones de los partidos opositores que podría dejarlos muy mal parados en la arena internacional.

Este llamado a la injerencia directa de la administración Trump en los asuntos internos del país busca -con rasgos de desespero- motorizar un nuevo empuje que logre homogenizar esas vocerías internacionales dispersas y cuidadosas en un tono confrontativo uniforme.

Así lo hizo ver Julio Borges: “Venezuela no es ya un problema local de gobernabilidad y autoritarismo sino una enfermedad contagiosa que tiene raíces y tentáculos en todos los problemas de la región”.

El periodista de The Washington Times hace un recuento de la intromisión del gobierno estadounidense en la vida política venezolana, comenzando con la orden ejecutiva firmada por Barack Obama en 2015 que califica a Venezuela como “una amenaza extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos”.

Julio Borges agradeció al ex presidente Barack Obama, y acotó que las sanciones a funcionarios venezolanos -incluida la aplicada contra el vicepresidente ejecutivo Tareck El Aissami, a quien tilda de “jefe narcotraficante”- son acciones pertinentes para Estados Unidos, que meramente defiende sus intereses, los mismos que intenta proteger Julio Borges.

En medio de la entrevista, imploró a la administración Trump el aplique contra Venezuela de los mismos recursos de intervención extranjera y guerra económica utilizados en el siglo pasado contra Cuba y Nicaragua, y recientemente contra Rusia, Irán, Siria y Libia, por tener una política contraria a la Casa Blanca: “EEUU podría prohibir el intercambio comercial o político con Venezuela, imponiendo la Carta Democrática Interamericana de la OEA, lo que significaría el aislamiento completo de Venezuela: un país bajo cuarentena”. El uso político de esas expresiones no es gratuito.

Julio Borges pide, desde una tribuna mediática importante a lo interno de los EEUU, que a Venezuela se le bloquee económica y financieramente -con Luis Almagro y la OEA de trampolín- con el interés de asfixiar al país, llevar al extremo el asedio financiero en su contra, frenar la recuperación económica encabezada por el chavismo y distribuir los costos de las sanciones en amplios sectores de la sociedad venezolana, incluidos los que asisten a sus convocatorias. Acelerar el golpe antes de que el país se recupere.

Este llamado se suma a la exigencia de intervención gringa que la semana pasada realizaran David Smolansky y Rafael Poleo, quienes acusaron al Gobierno venezolano de utilizar “armas químicas” contra “manifestantes pacíficos”. El mismo falso positivo que allanó el terreno para el ataque (unilateral) de Estados Unidos sobre Siria, que viola incluso la legalidad internacional.

Estos pedidos de intervención extranjera recalcan no sólo su papel de intermediarios en el plan de las corporaciones estadounidenses por apropiarse de los recursos venezolanos y de sacar a la fuerza a quien ejerce su uso soberano (el chavismo), también devela cómo la publicitada negación por parte del antichavismo de la guerra económica y la intromisión foránea en los asuntos venezolanos han perdido todo sentido. Ya no hay tiempo para cuidar las formas.

Y vale la pena preguntarse. Si la oposición asume que es una mayoría aplastante y que barrería al chavismo en cualquier elección que fuera convocada por el CNE (las regionales y municipales, por ejemplo), ¿por qué el desespero de que Estados Unidos le imponga condiciones duras y dolorosas a la población venezolana? ¿Por qué alentar una intervención si ya ganaron, supuestamente? Aunque la respuesta evoque una obviedad, es necesario recalcarla: el plan que los ubica como gestores no es electoral, sino de violencia política y caos para generar las condiciones de un golpe de Estado. Ese cálculo ya lo hicieron sus verdaderos dueños.

Misión Verdad