Venezuela: Maduro denuncia que violencia en protesta opositora fue orquestada “desde el Norte”

Presidente Maduro: “Intentaron nuevamente llenar las calles de violencia pero ha ganado la paz”

El presidente de la República, Nicolás Maduro aseveró que desde Estados Unidos se esta dando instrucciones a la oposición venezolana de llenar las calles de violencia, ante esto, refirió que a pesar de los pocos hechos violentos ocurridos este martes “ha ganado la paz”.

“Alerta porque estamos en batalla, desde el norte le dieron la orden a la derecha fascista, derrotada de llenar las calles de Venezuela de violencia. Hoy intentaron de manera fallida ( …) y puedo decir: triunfó la paz en Caracas, en Venezuela otra vez , con el pueblo, con la unión cívico-militar” expresó ayer el Mandatario desde el estado Apure, entidad que, junto con Bolívar y Delta Amacuro, se suma a la cobertura 100% de Barrio Adentro.

Cabe destacar que la oposición convocó este martes en Caracas una movilización que, como de costumbre, culminó con hechos violentos promovidos por grupos de choque al servicio de este sector. Tras estas acciones la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana actuaron bajo el marco de las leyes, para preservar la paz y la tranquilidad del país.

Denunció que las nuevas pretensiones golpistas forman parte de la agenda que coordina la derecha nacional con ejes de poder imperial, cuando este lunes desde la Organización de Estados Americanos (OEA) se intentó aprobar un documento injerencista, sin procedencia contra la soberanía de Venezuela.

“La OEA es más que un ministerio de colonia que ha sido y lo es, ahora se ha transformado en un tribunal de la inquisición”, recalcó Maduro.

“Una minoría de gobiernos inquisidores, extremistas, intolerantes de la derecha de América Latina ni siquiera han respetado los procedimientos legales de la propia OEA y han llegado con el juicio y la condena contra Venezuela sin siquiera dar el mínimo derecho al debate y a la democracia y a la defensa de nuestra patria”, añadió.

Ante las nuevas arremetidas internacionales de la derecha, “Venezuela está en paz y los venezolanos estamos construyendo una sociedad socialista nueva, democrática, cristiana”, enfatizó.

Noticias 24


Oposición venezolana exigió en la calle que se devuelvan potestades al Parlamento

Cientos de opositores venezolanos exigieron este martes que se le devolvieran las facultades al Parlamento, elecciones y la libertad de sus dirigentes presos, durante una protesta en la que varios diputados fueron alcanzados por gases lacrimógenos y denunciaron disparos.

Un día después de que la OEA declarara que en Venezuela hay una “grave alteración” de la democracia, unas mil personas intentaron marchar hacia la Asamblea (centro de Caracas), pero la policía lo impidió.

Esto originó forcejos en medio de los cuales los uniformados lanzaron gases lacrimógenos que alcanzaron al presidente del Legislativo, Julio Borges, al excandidato presidencial Henrique Capriles y a diputados como el veterano Henry Ramos Allup.

Los políticos debieron correr para resguardarse y terminaron fatigados y con los ojos irritados, constató la AFP. “Así se irrespeta la investidura parlamentaria”, denunció Borges en Twitter.

Otro grupo, en el cual estaban Capriles y Lilian Tintori -esposa del encarcelado Leopoldo López- intentó arribar al hemiciclo por una autopista cercana.

Más tarde, cerca de ese lugar, desconocidos dispararon armas de fuego, denunció el diputado José Olivares, sin reportar víctimas. En un video que circuló en redes sociales se escuchan las detonaciones en ese punto donde, sin embargo, continuaban los opositores.

“Colectivos de Nicolás Maduro nos disparan”, afirmó en Twitter, refiriéndose a grupos civiles que según la oposición son armados por el gobierno.

“Queremos libertad en Venezuela, esto es dictadura y dentro de poco no habrá comida, ¿esto es lo que quieren para sus hijos?”, gritaba a los uniformados María González, enfermera de 56 años.

“Lacayos del imperio”

La mayoría opositora del Parlamento tenía previsto iniciar este martes un proceso para destituir a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que la semana pasada asumió brevemente las facultades legislativas y retiró la inmunidad a los diputados. La sesión fue aplazada para el miércoles, informó la Asamblea.

En tanto, miles de partidarios chavistas se movilizaron hacia las cercanías del Legislativo para rechazar la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA), que el lunes declaró una “grave alteración inconstitucional” en Venezuela.

El organismo anunció además gestiones diplomáticas, incluyendo una posible reunión de cancilleres para recobrar el “orden democrático” en el país.

“Respaldamos a Maduro ante estos ataques que quieren un golpe de Estado. Rechazamos todos los actos de esos cancilleres lacayos del imperio”, dijo Angelo Oliva, manifestante oficialista.

Durante la marcha, Diosdado Cabello, uno de los principales dirigentes del chavismo, aseveró que “la OEA firmó su certificado de defunción”.

Maduro repudió la noche del lunes la declaración del organismo, al que acusó de haberse convertido en un “tribunal de inquisición”.

Los alrededores de la plaza adonde fueron convocados los opositores amanecieron custodiados por decenas de militares con vehículos antimotines.

“Si el pueblo de Venezuela sigue presionando, sin amedrentarnos, vamos a ver el cambio en todos los niveles del Estado al punto tal de que Maduro va a tener que irse”, dijo a periodistas el vicepresidente de la Asamblea, Freddy Guevara, durante la concentración.

Remoción improbable

Las sentencias del TSJ generan fuerte rechazo internacional y abrieron una fisura en el oficialismo, luego de que la fiscal general, Luisa Ortega -chavista confesa-, las denunciara como una “ruptura del orden constitucional”.

Debido a ello, Maduro convocó a los podres públicos a una reunión -a la que no acudió el jefe del Legislativo-, en la cual se acordó la supresión de las más recientes medidas contra el Parlamento.

Pero la oposición, que calificó los fallos como un “golpe de Estado”, anunció que seguirá en las calles hasta que se respete a la Asamblea, cuyas decisiones son consideradas nulas por el TSJ, que la declaró en desacato en enero de 2016.

También exige elecciones, aunque el presidente descarta un adelanto de las presidenciales, pautadas para diciembre de 2018.

Los comicios regionales, que debían realizarse en 2016, fueron pospuestos y aún no tienen fecha, por lo cual la oposición exige un cronograma.

Los jueces del TSJ “todavía desconocen a la Asamblea, no hay elecciones y hay presos políticos. Vamos a activar el proceso de remoción de magistrados”, dijo Guevara.

La corte alega que la cámara está en desacato por no haber desvinculado formalmente a tres diputados opositores acusados de fraude electoral.

Las posibilidades de remoción de magistrados son escasas, pues dependen del Poder Ciudadano, integrado por la fiscal, el defensor y el contralor, “aliados del gobierno”, explicó a la AFP el constitucionalista José Vicente Haro.

Panorama

 


Comunicado de Luis Almagro, secretario general de la OEA sobre los incidentes en Venezuela

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, condenó el uso de gases lacrimógenos, disparos, balas de goma y represión a manifestaciones pacíficas en Venezuela.

Lo sucedido en Caracas, dijo ayer Almagro, “me lleva a condenar del modo más enérgico la brutal represión llevada a cabo por el gobierno de Venezuela contra manifestantes en las calles de la capital venezolana”.

La manifestación convocada al amparo del derecho a la libre expresión y a la libertad de protesta, a favor de la destitución de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, fue reprimida con violencia por la Policía Nacional Bolivariana, a la que se sumaron fuerzas civiles de choque al servicio del régimen autoritario instalado en Caracas.

Este nuevo atropello constituye una violación adicional a los derechos civiles y políticos de la población, a la vez que atenta contra el derecho a la vida y la integridad física de los opositores venezolanos.

“Es absolutamente inadmisible que el desenfreno autoritario que ha llevado al gobierno de Venezuela a abandonar la democracia a través de un auto golpe de Estado, y a situarse al margen de la legalidad constitucional interamericana, se vuelque una vez más en represión contra su propio pueblo”, dijo.

“Como Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) — dijo Almagro– me veo una vez más en la obligación de exigir al gobierno venezolano el inmediato cese de la ilegalidad, el restablecimiento de la democracia, el reconocimiento de las libertades civiles y políticas de la gente, y el inmediato fin de la represión”.

OEA


TSJ rechaza pretensiones de la derecha que atentan contra la estabilidad de la República

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), rechazó este martes las pretensiones de la derecha que atentan contra la estabilidad institucional del país.

A través de un comunicado, el Máximo Tribunal condena las acciones de un sector de la Asamblea Nacional que pretende erosionar la estabilidad política, democrática y el orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

A continuación el texto íntegro:

JUNTA DIRECTIVA

El Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela, en Junta Directiva, actuando en ejercicio de las potestades conferidas por los artículos 254 y 267 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y los artículos 2 y 3 de la Ley Orgánica que lo rige, emite el presente comunicado a la opinión pública nacional e internacional:

El Tribunal Supremo de Justicia, a través de la Sala Constitucional, en su condición de máxima intérprete de la Constitución es garante de la constitucionalidad y la legalidad en el país y rechaza cualquier pretensión que atente contra la estabilidad institucional de la República y violente el debido proceso, al cual deben estar sometidos todos los actos que rigen al Poder Público.

Desde este alto Tribunal rechazamos las acciones de un sector de la Asamblea Nacional que pretende erosionar la estabilidad política, democrática y el orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

Este sector que se mantiene en desacato, persiste en desconocer, lo establecido en el artículo 265 de nuestra Constitución que expresamente demanda la concurrencia de dos de las ramas del Poder Público para proceder a la remoción de los Magistrados y Magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, previo procedimiento de calificación de falta grave por parte del Poder Ciudadano.

El cuerpo de servidores públicos de este Poder Judicial continuará dando respuestas a las necesidades de nuestro país en cumplimiento de la legalidad y de la interpretación prudente y estricta de nuestra Carta Magna, para de esta forma preservar la tranquilidad y la paz en nuestro pueblo.

Rechazamos categóricamente cualquier acto que pretenda deslegitimar la actuación de los Magistrados y Magistradas de la Sala Constitucional, quienes han actuado en cumplimiento de los mandatos constitucionales en resguardo del orden democrático y la paz social.

Exhortamos al cuerpo legislativo nacional a cumplir con la Constitución y las leyes para preservar el estado de derecho en resguardo de la independencia y autonomía de los Poderes Públicos.

Hacemos nuestras las palabras del Papa Francisco e invitamos al diálogo como único camino para preservar la paz, siempre dentro del marco de la soberanía nacional.

En Caracas, a los Cuatro (04) días del mes de abril de 2017. Años: 206° de la Independencia y 158° de la Federación.

El Presidente,

MAIKEL JOSÉ MORENO PÉREZ

La Primera Vicepresidenta

INDIRA MAIRA ALFONZO IZAGUIRRE

El Segundo Vicepresidente,

JUAN JOSÉ MENDOZA JOVER

LOS DIRECTORES,

MARÍA CAROLINA AMELIACH VILLARROEL

YVÁN DARÍO BASTARDO FLORES

MARJORIE CALDERÓN GUERRERO

AVN