Ambientalistas uruguayos temen que se busque petróleo con “fracking” en el país

Distintas máquinas especializadas para la búsqueda de petróleo y gas natural ya están en la ruta 26, a la altura del kilómetro 154, al igual que en los alrededores del Cerro Padilla, Paysandú, según informó el diario local El Telégrafo. La empresa que estaría detrás de las máquina es Schuepbach Energy, un consorcio estadounidense con sede en Texas, Estados Unidos y hará cuatro pozos en Paysandú, Salto y Tacuarembó.

El primer lugar que se perforará está a unos 60 kilómetros de Tambores, una pequeña localidad de administración compartida entre Paysandú y Tacuarembó y ubicada a 380 kilómetros de Montevideo.

Los vecinos deben debatir la viabilidad del tema en una sesión municipal este viernes, según comentó el alcalde tamborense, Ricardo Soares de Lima, al diario El País.

Ecologistas en alerta

Ya los movimientos ambientalistas están alerta tras al inminente exploración petrolera en Uruguay. Lo que más temen es la implementación del polémico método llamado “fracking”.

Este consiste en hacer perforaciones a grandes profundidades bajo la superficie, después dinamitar para crear fracturas en los mantos rocosos, y después inyectar una solución de agua con hasta 600 aditivos químicos que liberan los combustibles fósiles, imposibles de extraer con los métodos tradicionales. Este método está fuertemente criticado en todo el mundo, porque los químicos contaminan mantos acuíferos y ríos, además de que las explosiones pueden causar movimientos telúricos y afectaciones a la estabilidad de los terrenos.

El movimiento Uruguay Libre, que lucha contra la megaminería, en voz de uno de sus directores, Raúl Viñas (que lucró contra el proyecto minero Aratirí) aseguró que, aunque la empresa no ha declarado que usarán el fracking, aún hay muchos nublados. “El 13 de febrero dijeron que no buscaban recursos no convencionales pero el 24 de abril dijeron que sí. Si llegan a encontrar algo ahí que requiere “fracking” para sacarlo, ¿qué hacemos?”, cuestionó el ecologista. “Tenemos un recurso mucho más valioso en el lugar que es el agua. No existe ejemplo de fracking en el mundo que se haya hecho sin problema”, agregó.

Para Viñas, la contaminación que generaría el fracking en Uruguay “no vale la pena” en relación a los beneficios económicos.

En el norte de Uruguay se encuentra el manto acuífero Guaraní, cercano a las zonas de exploración: Cuchilla de La Pampa (Tacuarembó, a 3.270 metros), Cerro Padilla (Paysandú, 815 metros), Cerro de Chaga (Salto, 1.400 metros) y Cañada Fea (Salto, 1.400 metros).

Schuepbach figura en los registros de ANCAP desde 2009, pero las exploraciones se realizarán a costo de la empresa, y no de la empresa estatal.

La Red 21