Argentina: cientos de miles de personas repudian en las calles el fallo que beneficia a genocidas

Cientos de miles de personas marcharon a la Plaza contra el 2×1 a los genocidas

En lo que fue una movilización sin precedentes en la historia política reciente del país, centenares de miles de personas marcharon hasta la Plaza de Mayo para repudiar el fallo de la Corte Suprema que aplicó el cómputo de 2×1 a un represor de la última dictadura.

Con la presencia de organismos de derechos humanos como Abuelas, Madres Línea Fundadora, Familiares de Detenidos desaparecidos, el CELS y decenas de agrupaciones y partidos políticos, el pueblo salió a la calle y dijo basta a la impunidad judicial que intentó resucitar la Corte.

La palabra central del acto la tuvieron las líderes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas y Taty Almeida, así como la titular de Abuelas, Estela Carlotto. Las dirigentes de DDHH leyeron un comunicado conjunto en el que señalaron que “la sociedad reaccionó frente a un fallo antidemocrático y pro dictadura”.

“Estamos acá celebrando porque lo logramos. Una vez más se demuestra que el pueblo unido jamás será vencido”, arengó Almeida y agradeció la donación de 30 mil pañuelos para la marcha. “El pañuelo es también el simbolo de los 30 mil. El pañuelo es lucha que no afloja que seguiremos adelante”, dijo ante la emoción de quienes se habían movilizado.

“Decimos nunca más, nunca más impunidad, nunca más torturadores, violadores y apropiadores de niños. Nunca más privilegios para criminales de lesa humanidad, nunca más genocidas sueltos, nunca más el silencio”, agregó.

En lo personal, Estela celebró que “afortunadamente la sociedad ha reaccionado con firmeza”.

Al acto de repudio bajo la consigna “señores jueces: Nunca Más”, se sumaron también los partidos de izquierda que integran el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), así como también ramas del justicialismo como La Cámpora, el Movimiento Evita y muchos otros.

Los organismos marcharon “con una columna independiente de todos los partidos que votaron los pliegos para designar a los jueces de la impunidad”, según afirmaron, en referencia a dos de los magistrados Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, quienes junto a Elena Highton de Nolasco fallaron en favor de conceder el polémico beneficio a un represor condenado por delitos de lesa humanidad.

El repudio en el país

La marcha central en Plaza de Mayo, tuvo replicas en diversas localidades del país, donde también organizaciones de derechos humanos, sociales, sindicales y políticas locales se pronunciarán en rechazo al fallo de la Corte.

Un gran número de organismos de derechos humanos, sociales, sindicales, políticos y estudiantiles de La Plata marcharon hacia la ciudad de Buenos Aires para sumarse a la manifestación.

En Mar del Plata, también hubo una marcha de organismos de derechos humanos, a partir de las 17.30, desde la Cámara Federal local (Diagonal Pueyrredon 3138), hasta el Tribunal Federal Oral, en avenida Luro 2455.

También en Bahía Blanca diversas organizaciones se concentraron frente a la sede de la Unidad Fiscal para Delitos de Lesa Humanidad, Sarmiento 173, en el centro de la ciudad.

En Neuquén, desde las 18.30 se concentraron en el monumento al General San Martín Madres de Plaza de Mayo, APDH, Hijos y Ceprodh, entre otros organismos de derechos humanos, sindicales, sociales y políticos.

De la misma forma lo hicieron los organismos de San Salvador de Jujuy, que marcharon a partir de las 18 a la Plaza Belgrano.

En Viedma, se realizó un acto a partir de las 17 en la Plaza San Martín de la ciudad rionegrina en repudio al fallo de la Corte.

Los organismos se manifestaron también a partir de las 18 desde la ex-plaza Vélez Sarsfield de la ciudad de Córdoba y marcharán hasta los Tribunales Federales, y el Espacio por la Memoria y los Derechos Humanos de la localidad cordobesa de San Francisco hará una marcha con antorchas hacia el Paseo de la Memoria.

En Córdoba el Ministerio de Educación autorizó a los directores de establecimientos educativos púbicos y privados a que permitan retirarse de las escuelas a los alumnos que deseen participar de estas marchas.

Los organismos de derechos humanos de Santa Fe realizaron a las 18 una concentración de similar tenor en la Plaza del Soldado Argentino.

En la ciudad de San Luis la APDH convocó a una concentración frente al monolito de la Memoria ubicado en la Plaza Pringles del microcentro puntano, en tanto el Observatorio Municipal hizo un acto en la Granja La Amalia, que fue un lugar utilizado para torturar y asesinar durante la dictadura militar.

En el Chaco, organismos de derechos humanos encabezaron una marcha multisectorial en la Plaza 25 de Mayo de la ciudad de Resistencia.

También en Tierra del Fuego hubo movilizaciones en repudio al fallo de la Corte; en Ushuaia se concentraron en el centro y en la Plaza de la Memoria y en Río Grande la concentración fue en la Plaza de las Américas.

En el exterior también

En tanto, también se registraron manifestaciones en ciudades del exterior, como por ejemplo en Barcelona y París, donde residentes argentinos y militantes por los derechos humanos expresaron su rechazo al fallo de la Corte.

Infonews


El discurso completo de Madres y Abuelas en Plaza de Mayo en la marcha contra el 2×1

En esta jornada histórica, el pueblo y los Organismos de Derechos Humanos reunidos en esta plaza decimos bien fuerte NUNCA MÁS.

NUNCA MÁS impunidad.

NUNCA MÁS torturadores, violadores y apropiadores de niños.

NUNCA MÁS privilegios para los criminales de lesa humanidad.

NUNCA MÁS terrorismo de Estado.

NUNCA MÁS genocidas sueltos.

No queremos convivir con los asesinos más sangrientos de la historia argentina, ni que nuestros hijos y las futuras generaciones tengan que hacerlo. Nuestro pueblo, ejemplar durante tantos años en su defensa de la memoria, no merece ser condenado al olvido.

El miércoles pasado, cuando la Corte Suprema de Justicia aprobó por mayoría el vergonzoso fallo que beneficia con el 2×1 al genocida Luis Muiña, abrió la puerta a la impunidad.

Los responsables de tamaña decisión son los jueces Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Elena Highton de Nolasco. Al día siguiente del fallo, los abogados de los represores se agolpaban en los tribunales para pedir el privilegio para sus defendidos.

Hay que recordar que el 2×1 fue una ley que sólo estuvo vigente entre 1994 y 2001 y que nació como una necesidad para descomprimir la situación en las cárceles, por entonces superpobladas de personas privadas de su libertad sin sentencia, por demoras de la propia justicia.

Hasta hace una semana, era indiscutido que esta ley no regía para los crímenes de la dictadura, ya que no estaba vigente durante su comisión ni durante su juzgamiento.

Que quede claro: los delitos de lesa humanidad no son delitos comunes, no prescriben y no son anmistiables. La Corte Interamericana de Derechos Humanos niega la posibilidad de aplicar beneficios como el 2×1 a estos crímenes atroces, tal como señalaron los jueces Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti, que votaron en disidencia.

Los genocidas, a 41 años del golpe, siguen sin confesar el destino de nuestros hijos e hijas. Y todavía hay más de trecientos hombres y mujeres que viven bajo una identidad falsa. Todos nosotros continuamos buscándolos.

La Corte pretende soltar a Jorge “El Tigre” Acosta, jefe del grupo de tareas de la ESMA; a Alfredo Astiz, famoso mundialmente por desaparecer a las Madres de Plaza de Mayo y a las monjas francesas; a Miguel Etchecolatz, mano derecha de Camps, asesino de la Noche de los Lápices y apuntado por la segunda desaparición de Jorge Julio López; al capellán Von Wernich, culpable de secuestros, tormentos y homicidios y, aun así, nunca expulsado de la Iglesia Católica. Y también pretende liberar a cientos de genocidas más que caminarían por las calles al lado nuestro, al lado de todos ustedes.

Madres, Abuelas, H.I.J.O.S., Familiares, sobrevivientes, las víctimas del terrorismo de Estado, debimos esperar muchos años hasta tener respuestas del poder judicial. Siempre luchamos respetando la ley, nunca hicimos justicia por mano propia. Por eso, este fallo es un insulto a nuestra historia.

Los apropiadores de los nietos y nietas están pidiendo la libertad anticipada, sin haber purgado sus condenas por los gravísimos delitos que cometieron. Y esto no sólo es riesgoso para nuestros nietos sino para toda la sociedad.

Estamos hablando de los responsables del genocidio, de asesinos que terminaron con las vidas de miles de hombres, mujeres y niños, que desaparecieron sus cuerpos, tirándolos al río en los vuelos de la muerte o enterrándolos como NN en fosas comunes.

Estamos hablando de violadores de mujeres, de embarazadas; de carceleros que hicieron parir a nuestras hijas encadenadas, en salas de tortura, y que luego se robaron a sus bebés; de ladrones de niños que hasta hoy les ocultan su origen.

Estamos hablando de los que volvieron a desaparecer a Jorge Julio López; de militares, policías y civiles que perpetraron los crímenes más aberrantes de nuestra historia.

Afortunadamente, la sociedad ha reaccionado con firmeza. Numerosos jueces rechazaron los pedidos de reducción de pena y excarcelación a muchos de los represores condenados por delitos de lesa humanidad. Hoy mismo, los legisladores aprobaron una ley que busca frenar la aplicación del 2×1 a genocidas y represores. Estas decisiones nos llenan de esperanza y gratitud. Necesitamos que los representantes de los tres poderes del Estado tomen el reclamo del pueblo reunido en esta plaza. Que cada uno desde su espacio realice las gestiones y acciones pertinentes para dar vuelta este fallo antidemocrático y pro dictadura.

Por eso, este acto hoy nos convoca a todos y todas. Los organismos de derechos humanos no estamos solos como en épocas aciagas. Nos acompañan referentes de la cultura, del deporte, de la educación, de las organizaciones sociales y sindicales, de distintos signos políticos y partidarios. Pero, fundamentalmente, acá está el pueblo. Un pueblo más sabio, más comprometido, más fuerte para resistir a estos embates que nos retrotraen a un pasado siniestro y que quieren consolidarse como presente y futuro.

Porque lamentablemente la dictadura no es un hecho de un pasado lejano. Los hijos, los nietos, los bisnietos del pueblo argentino serán afectados con estos nuevos vientos de impunidad.

Sabemos que la democracia se construye entre todos, todos los días.

Sumemos fuerzas en esta lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Que la corporación judicial nos escuche, porque no claudicaremos en nuestro reclamo nacional e internacional por la defensa de los derechos conquistados.

Porque haremos oír nuestra voz en todo el mundo. Aquí estamos, en esta plaza y en las plazas de todo el país, alzando nuestra voz contra el olvido, para poner un límite a esta provocación y gritar, con toda la fuerza:

SEÑORES JUECES: NUNCA MÁS. NINGÚN GENOCIDA SUELTO.

30 MIL DETENIDOS-DESAPARECIDOS ¡PRESENTES!

Abuelas de Plaza de Mayo

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH)

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) La Matanza

Asociación Buena Memoria

Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS)

Comisión Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte

Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas

Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz

Fundación Memoria Histórica y Social Argentina

H.I.J.O.S. Capital

Liga Argentina por los Derechos del Hombre

Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora

Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH)

Infonews


El Senado convirtió en ley el límite al 2×1 para represores

El Senado sancionó este miércoles por unanimidad una ley que establece que el cómputo del 2×1 no puede ser aplicable a los delitos de lesa humanidad, tras la polémica por el fallo de la Corte Suprema de Justicia que otorgó ese beneficio al represor Luis Muiña.

La ley obtuvo 56 votos a favor, la cantidad exacta de senadores que logró llegar a Buenos Aires a tiempo para participar de la sesión que fue convocada de apuro el último martes, mientras la Cámara de Diputados todavía se encontraba debatiendo el proyecto.

Ese apuro se reflejó también al inicio de la sesión, cuando se planteó el objetivo de votar a las 15:00, de manera que la ley estuviera aprobada antes de que los organismos de derechos humanos marcharan hacia la Plaza de Mayo en contra del fallo de la Corte.

La celeridad del Congreso para sancionar la nueva norma (en 24 horas) se debió a la conmoción que generó el fallo y la ola de críticas que recibieron los jueces del máximo tribunal durante toda la semana por parte de todos los sectores políticos, incluido el oficialismo, que se despegó de la sentencia que en un primer momento había sido avalada por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

En ese contexto, en el Congreso primó la necesidad de sancionar una ley aclaratoria de la 24.390, conocida como “ley del 2×1”, que pese a estar derogada desde 2001 fue usada por los jueces supremos Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Elena Highton para fundamentar su fallo.

La nueva legislación aprobada este miércoles establece que ese cómputo “no es aplicable a conductas delictivas que se encuadren en la categoría de delitos de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra, según el derecho interno o internacional”.

Además, consigna que para el resto de los delitos, el beneficio sólo puede aplicarse a “aquellos casos en los que el condenado hubiere estado privado de su libertad en forma preventiva durante el período comprendido entre la entrada en vigencia y la derogación de esa ley”, es decir, entre 1994 y 2001.

El debate de los senadores reflejó las coincidencias respecto de la política de derechos humanos pero también las diferencias políticas y las suspicacias en torno al fallo emitido la semana pasada por el máximo tribunal.

En este sentido, los senadores radicales de Cambiemos reivindicaron el rol de la UCR, con el expresidente Raúl Alfonsín a la cabeza, en los juicios a las Juntas Militares y ratificaron su adhesión a la política de derechos humanos que se fue consolidando “con avances y retrocesos” desde en 1983 hasta la actualidad.

Los legisladores del PRO en el interbloque oficialista, en tanto, se concentraron en rechazar de plano cualquier suspicacia respecto de una supuesta injerencia del Gobierno de Mauricio Macri en el fallo de la Corte y pidieron “no poner en otro poder del Estado responsabilidades que no tiene”.

En cambio, el ala kirchnerista del PJ-FPV vinculó directamente a la Casa Rosada con la sentencia del máximo tribunal al recordar “expresiones de funcionarios” que “pusieron en duda el número de desaparecidos” y que “hablaron de curro de los derechos humanos”, al tiempo que hablaron de una “nueva mayoría automática” en la Corte, en alusión a lo ocurrido durante el gobierno menemista.

Otro enfoque sobre el tema tuvieron el peronista federal Adolfo Rodríguez Saá y el jefe del bloque PJ-FPV, Miguel Pichetto, quienes retomaron la idea de “rearmar” la Corte Suprema y ampliar la cantidad de miembros, al mismo tiempo que cuestionaron a Highton de Nolasco por permanecer en su puesto más allá de los 75 años, edad límite establecida por la Constitución.

El martes, en un hecho poco habitual, el debate en Diputados aglutinó a todas las fuerzas de la Cámara, que se unieron para alterar el temario de la sesión prevista con el fin de incluir el tema de la conmutación de penas sobre el que se expidió la Corte Suprema. Sólo contó con el rechazo del salteño Alfredo Olmedo.

Ámbito


El Presidente rompió el silencio por el 2×1: “Estoy en contra de cualquier herramienta que facilite la impunidad”

Una semana después del polémico fallo de la Corte Suprema que otorgó el beneficio del 2×1 a un represor condenado por delitos de lesa humanidad, el presidente Mauricio Macri rompió el silencio y celebró que el Congreso haya tomado la decisión de aprobar una ley que impida que se aplique esa norma en casos de violaciones a los derechos humanos.

“Siempre estuve en contra, estoy en contra de cualquier herramienta que facilite la impunidad y más en delitos de lesa humanidad”, dijo Macri desde Mendoza donde participó de actividades junto al gobernador local, Alfredo Cornejo.

Sin embargo, dijo estar “muy contento” de que el país tenga “una Corte independiente y prestigiosa”.

Al mismo tiempo, Macri aprovechó para cuestionar a “algunos dirigentes” que “no hicieron nada cuando esta ley se aprobó” y “hoy se muestran muy enojados con el 2×1”.

Consultado acerca de las declaraciones de la expresidenta, Cristina de Kircher, sobre el fallo de la Corte, el presidente señaló que la exmandataria “actúa con la deformación que acarrea haber gobernado queriendo manejar todos los poderes”.

“La independencia para un país es algo fundamental. El que cree que es un líder mesiánico quiere controlar todos los estamentos, y eso no está bien”, sostuvo.

El primer mandatario también se mostró optimista respecto a la situación económica del país: “Este año vamos a crecer después de cinco años de estancamiento”.

“Crecer alrededor de 3% no significa que desaparezcan todos los problemas, tenemos que crecer muchos años más. Es cierto que hay sectores donde se percibe más el crecimiento de la economía, pero estamos trabajando todos los días para que el cambio llegue a todos”, remarcó.

Ámbito