Argentina: el Senado aprueba la ley que pone un freno al fallo de la Corte a favor de los genocidas

Unanimidad en el Senado contra el 2×1 a genocidas

El Senado de la Nación aprobó por unanimidad y convirtió en ley la norma que prohíbe la aplicación de la ley del 2×1 a los condenados por delitos de genocidio, lesa humanidad y crímenes de guerra, luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia que benefició a un represor. En un debate de cuatro horas y media, el proyecto que ayer obtuvo media sanción de Diputados fue aprobado por 56 votos afirmativos y ninguno en contra.

La norma aprobada establece que el 2×1, previsto en el artículo 7° de la ya derogada ley 24.390, “no es aplicable a delitos de lesa humanidad, genocidio y crímenes de guerra”. En su segundo artículo sostiene que “será aplicable sólo a aquellos casos en los que el condenado hubiera estado en prisión preventiva durante la vigencia de la ley”, entre 1994 y 2001. El tercer artículo señala que lo dispuesto en los dos artículos anteriores es “la interpretación auténtica” del “dos por uno” y que “será aplicable a las causas en trámite”.

En representación del oficialismo, los senadores Federico Pinedo y Laura Rodríguez Machado intentaron responder a los cuestionamientos de la bancada opositora por los vaivenes del Gobierno para oponerse al fallo que benefició al represor Luis Muiña. “Rechazo de manera absoluta que el Gobierno haya hecho alguna jugada para que algún represor quede libre”, enfatizó la jefa de los senadores del PRO.

El jefe del bloque radical, Ángel Rozas, también salió en defensa del Gobierno e intentó desligarlo del fallo: dijo que se trató de “una decisión de uno de los poderes del Estado equivocado, absolutamente equivocado”.

Desde el Frente para la Victoria cuestionaron la política del Gobierno nacional en materia de derechos humanos y a los jueces de la Corte que emitieron el fallo y fueron propuestos por el Gobierno: Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. El presidente del Bloque del PJ-FPV, Miguel Ángel Pichetto, consideró que es necesaria una “oxigenación” de la Corte Suprema, al reclamnar que quienes hayan cumplido los 75 años “se retiren” o soliciten el análisis de sus pliegos en el Congreso, en una mención directa a Elena Highton de Nolasco.

En la misma línea se expresó Adolfo Rodríguez Saa (Compromiso Federal), quien reiteró su planteo para ampliar el número de ministros de la Corte Suprema. El puntano estimó que el voto de la mayoría de la Corte sobre la aplicabilidad del “2 x 1” a delitos de lesa humanidad puso en evidencia que “estamos viviendo un retroceso histórico porque este fallo tan trascendente no es una ingenuidad”.

Pichetto también cuestionó a los jueces supremos por no “haber hecho un esfuerzo, una cohesión entre los integrantes” al emitir el fallo del 2×1. “Nos encontramos con decisiones judiciales irracionales, que son irresponsables”, señaló. Pidió “rearmar” el máximo tribunal para que “tenga una verdadera expresión” y que “haya un penalista en la Corte”.

“Estamos votando un mensaje muy claro de uno de los poderes del Estado dirigido a otro poder que es el Judicial: el gato tiene cuatro patas, no tiene cinco. Tienen que dejar la construcción ficcional para hacer lo que quieren, tienen que atenerse a la ley”, concluyó Pichetto.

Página 12


El Senado aprobó la ley que pone límites a la aplicación del 2×1

El Senado sancionó por unanimidad una ley que apunta a restringir la aplicación, a los condenados por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, del derogado beneficio del cómputo doble de los días de detención preventiva como ley más benigna, tal cual los estableció el controvertido falló la Corte Suprema de Justicia en el caso Muiña.

En un debate sin mayores estridencias políticas, pero en el que se escucharon duros cuestionamientos a los jueces Elena Highton, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, que suscribieron el fallo, la Cámara alta sancionó con el voto unánime de 56 senadores el proyecto que la Cámara de Diputados había aprobado menos de 24 horas antes. Lo hizo menos de tres horas antes de que organismos de derechos humanos y partidos políticos se concentren en Plaza de Mayo para repudiar la decisión del tribunal.

La iniciativa sancionada, de tan sólo tres artículos y consensuada de urgencia por un amplio arco de bloques políticos, apunta a evitar que el fallo de la Corte, y por lo tanto el denominado beneficio del 2 x 1, se pueda aplicar a otros casos de condenados por delitos de lesa humanidad durante la dictadura.

Con ese objetivo, en el primer artículo se establece que el cómputo doble de los días de detención sin condena que establecía la ley 24.390, denominada del 2 x 1 y que fue derogada en 2001, “no es aplicable a conductas delictivas que encuadren en la categoría de delitos de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra, según el derecho internacional”.

Los otros dos artículos van en el mismo sentido, estableciendo que el cómputo del 2 x 1 sólo podrá aplicarse a aquellos procesados que estuvieron detenidos mientras la ley estuvo vigente (entre 1994 y 2001) y aclarando que ésta es la “interpretación auténtica” que debe hacerse del beneficio del 2 x 1 como ley más benigna y que “será aplicable a las causas en trámite”. Con ésta última fórmula, el Congreso pretende salir al cruce de la catarata de recursos de ex represores que generó el fallo del máximo tribunal.


A una semana del 2×1, Macri se manifestó “en contra de cualquier herramienta de impunidad”

A una semana del fallo de la Corte Suprema que benefició con el 2×1 a un represor, el presidente Mauricio Macri se pronunció por primera vez sobre el tema que estuvo en el centro de la agenda política.

Tras la media sanción de Diputados a un proyecto que limita la aplicación del fallo a represores y en paralelo a la sesión en el Senado, Macri salió en rechazo de la decisión del máximo tribunal desde Mendoza, donde concurrió a una visita oficial.

“Quiero felicitar al Congreso por la celeridad con que comenzó a resolver el vacío legal que dejó esta desafortunada ley del 2×1, con la cual siempre estuve en contra, porque estoy en contra de cualquier herramienta a favor de la impunidad y más aún cuando se quiere aplicar para delitos de lesa humanidad”, dijo Macri en una conferencia de prensa.

El mandatario dijo estar “contento” porque el Congreso “ya está resolviendo este tema” y confió en que el senado “va a encauzar las cosas como se debe”.

Macri no perdió oportunidad de para mencionar la pesada herencia y criticó a los dirigentes que “han tenido roles protagónicos en los últimos años en el Congreso, en el Poder Ejecutivo, en los distintos gobiernos que precedieron y que no hicieron nada” cuando la ley del 2×1 “se aprobó liderada por (el ex ministro Eugenio) Zaffaroni” y con el “consenso de muchos de los que hoy se los escucha muy enojados con el 2×1”.

Se diferenció también de la ex presidenta Cristina Fernández por “querer manejar todos los poderes”, y resaltó: “Yo creo que la independencia de poderes es fundamental para un país, es lo que da estabilidad, que permite reforzar la vida institucional, y no una única persona que se crea un líder mesiánico que sabe todo y se hace cargo de todos los estamentos”, aseveró Macri en relación de la ex mandataria.

Por último, Macri expresó que está “muy contento” con la Corte Suprema de Justicia, que es “independiente, prestigiosa y decide según el criterio jurídico que se presenta” en cada caso y que “no es claramente lo que piensa la ex Presidenta, que uno debería ordenarle a la Corte lo que tiene que hacer”.

Tiempo Argentino