Macri y Cartes sellan acuerdo por la deuda de la hidroeléctrica binacional Yacyretá

Cartes y Macri sellan el acuerdo y fundan una nueva era en Yacyretá

Los presidentes de Paraguay, Horacio Cartes, y de Argentina, Mauricio Macri, coronaron ayer con sus firmas las negociaciones en torno a la deuda de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) con el Tesoro argentino, así como el establecimiento de un nuevo ordenamiento administrativo y proyecciones conjuntas.

La rúbrica del acta la realizaron los mandatarios en la cota 70 de la nave principal de montaje de las propias instalaciones de la entidad, en Ayolas, Misiones, hasta donde llegaron autoridades de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de ambos países.

El acta de entendimiento permitirá, luego de 30 años, dar cierre al caso de la deuda por construcción de la hidroeléctrica, financiada con aporte del Estado argentino. Con este concepto, el vecino país renunció a gran parte del dinero reclamado con el criterio de la generación de intereses y actualizaciones. A cambio, se mantiene el monto que se le debe dar a Paraguay por la compensación de energía eléctrica que no utiliza. También está establecido que la compensación por territorio inundado queda en el término de 80% a Paraguay y 20% a la Argentina.

En cuanto a la deuda, el lado paraguayo deberá iniciar su pago en enero del 2018, entregando 10 cuotas mensuales, que saldrá del 12% anual del capital generado y resarcimiento de gastos, según lo que está dispuesto en el capítulo VI del Anexo C del tratado, teniendo 10 años para cancelar la deuda, con la posibilidad de extender a 20 años.

Luego que ambos gobiernos llegaron a los términos del acuerdo firmado ayer, en el marco del proceso de revisión del anexo C del tratado se redactará las notas reversales que deberán ser aprobadas por los respectivos Congreso de ambos países, para finalmente estar ratificada y entrar en vigencia.

El director paraguayo de Yacyretá, Ángel María Recalde, explicó que la deuda había alcanzado un poco más de 17 mil millones de dólares, pero la negociación logró reducirla en 80%. Esto representa un total de US$ 4.084 millones calculados a diciembre del 2015, en tanto que a la fecha llegaría a cerca de US$ 3.800 millones.

Además de lo concerniente a la deuda, las partes acordaron impulsar otros emprendimientos energéticos conjuntos, tales como la maquinización del brazo Aña Cua y la instalación de tres unidades generadoras más en la central de la EBY.


Horacio Cartes: “Marcamos historia de nuestras relaciones”

El presidente de la República, Horacio Cartes, calificó de “histórica” la firma del acta de entendimiento con su homólogo de Argentina, Mauricio Macri. “Hoy (por ayer) marcamos la historia de nuestras relaciones, porque decidimos, juntos, poner orden en Yacyretá. El gobierno que presido y el suyo, presidente Macri, asumimos el compromiso de encontrar, por medio de negociaciones justas y equitativas, el camino correcto de las soluciones que más favorezcan a este trascendental emprendimiento binacional, y por ende, al interés de nuestros dos países”, expresó.

Resaltó que tras décadas de falta de acuerdo, la administración de ambos mandatarios logró encontrar un arreglo al tema de la deuda de la hidroeléctrica, “superando diferencias, discusiones y postergaciones de más de 30 años”. Agregó que con la rúbrica del documento se va a convertir a la gran obra en viable desde el punto de vista económico y convertirla, definitivamente, en un instrumento verdadero para el desarrollo de Argentina y Paraguay.

La Nación


Mauricio Macri: “Nos permite encarar desafíos del siglo”

Para el mandatario argentino, Mauricio Macri, Yacyretá es el vínculo más importante de su país con el Paraguay. “El haber solucionado este conflicto nos abre la posibilidad de encarar realmente los desafíos del siglo XXI más juntos que nunca, más emprendimientos, más iniciativas que generen trabajo para nuestra gente”, expresó.

Mencionó, igualmente, que la hidroeléctrica “es una obra realmente imponente, un trabajo que nos tiene que llenar de orgullo porque lo hicimos entre paraguayos y argentinos y fue un gran cambio para nuestros países”.

Destacó que fue posible dejar atrás décadas de desencuentro mediante el diálogo y la construcción del elemento más importante que existe entre las personas, que es la confianza. “Todo esto no solo fortalece, potencia la relación entre nuestros países, sino que nos permite lanzar como bien dijiste Horacio, Aña Cuá, un proyecto tantos años demorado que va a permitir con tres turbinas más aumentar 10% la energía que se genera”, señaló.

La Nación


La olvidada soberanía hidroeléctrica de Yacyretá (El acuerdo Cartes-Macri) – Por Ricardo Canese

De acuerdo a la información disponible, el acuerdo al cual arribaron Macri y Cartes sobre Yacyretá tiene falencias enormes que se pasa a detallar:

1°. Soberanía hidroeléctrica. Lo más importante que NO firmaron Macri y Cartes es lo relativo a la soberanía hidroeléctrica, que ya prevé el tratado de Yacyretá (la Argentina tiene apenas la “preferencia” sobre nuestra energía, pero no el derecho absoluto). Cuando firmamos el acuerdo con Brasil (2009), Brasil reconoció que el Paraguay, al término del Anexo C (2023), tenía derecho a vender a terceros países; en el caso de Yacyretá, ya venció el Anexo C (2014) y la Argentina se niega a cumplir lo que incluso ya está en el tratado de Yacyretá. El derecho a vender nuestra energía a terceros países garantiza el precio justo (ver punto siguiente) e incluso lo puede elevar a cifras mayores, pues el precio de mercado regional puede ser, en ciertas circunstancias al menos, superior al precio de mercado en la Argentina.

2°. Precio justo. Lo segundo más importante es que debemos poder vender, si no hay terceros interesados, nuestra energía de Yacyretá al mercado argentino, a precios de mercado, como hacemos con nuestra energía de Acaray, que ya conseguimos durante el gobierno de Lugo venderla a 150 US$/MWh y entiendo se mantiene en una cifra similar. Con ello podríamos obtener más de 750 millones US$/año de beneficio líquido (exportando lo mismo que ahora estamos exportando, en torno a 7,5 millones de MWh/año, y un beneficio neto superior a 100 US$/MWh). También en el acuerdo con Lula en el 2009, conseguimos que se reconozca nuestro derecho a un precio justo, de vender al mercado brasileño, a la brevedad posible. Pongamos un ejemplo: si nuestra naranja se vende a 5.000 Gs la docena en todo el mundo, ¿por qué vamos a aceptar que la Argentina nos pague 1.000 Gs/docena, si en su propio mercado se vende a 5.000 Gs/docena?

3°. Deuda cero. Lo tercero es la deuda, que debería ser CERO, pues el Anexo C de Yacyretá venció en el 2014. En el caso de Itaipú ni se discute que la deuda de Itaipú debe ser cero en el 2023, cuando vence el Anexo C. ¿Por qué con Yacyretá debería haber algún tipo de deuda, después de
vencido el Anexo C? En último caso, si queda alguna deuda por amortizar, debe pagarla quien se llevó la energía en el pasado, es decir la Argentina en un 95%.

4°. Deuda social y de infraestructura. En cuarto lugar, están las deudas con el ferrocarril (inundado y no repuesto; así como los daños y perjuicios por tal imposibilidad de seguir usando el ferrocarril, inundado por el embalse de Yacyretá), con la gente, que sigue reclamando, como constaté en Encarnación días pasados, y de las municipalidades, que reclaman por daños aún no resarcidos.

5°. No encarar nuevas obras con Argentina hasta resolver todo en relación a Yacyretá. Por último, el Paraguay debería exigir que se establezcan todos los derechos arriba indicados (1. Soberanía hidroeléctrica; 2. Precio justo, venta a precios de mercado la Argentino; 3. Deuda cero; y 4. Pago de deuda social y terminación de obras, como el ferrocarril), ANTES de ampliar Yacyretá, incluida Aña Cua, y, por supuesto, antes de iniciar nuevos emprendimientos como Corpus.

(*) Experto en energía y autor de más de 30 investigaciones sobre el tema.

Ñanduti