Centroamérica: Interpol fichará a pandilleros con antecedentes criminales en EEUU

Interpol fichará a pandilleros con antecedentes criminales en EEUU

La política de “cero tolerancia” a las maras y pandillas, específicamente a la Mara Salvatrucha (MS-13) que anunció el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no garantiza que aquellos hondureños que vengan deportados y que hayan cometido delito allá, vayan directamente a la cárcel, no obstante serán registrados en un archivo especial que permitirá darles seguimiento.

Reportes de agencias internacionales revelan que las pandillas han ganado terreno la mayoría de Estados de la nación del norte y al igual que en el Triangulo Norte de Centroamérica, El Salvador, Guatemala y Honduras, imponen el terror cometiendo actos de violencia.

Los “placasos” o murales con los símbolos de las maras y pandillas, específicamente de la Mara Salvatrucha (MS-13), se ven en las paredes, mientras que algunos niños y jóvenes temen asistir a los centros educativos, por temor a las amenazas de muerte que reciben al negarse integrar estos grupos delictivos.

El presidente estadounidense ha afirmado en reiteradas ocasiones que los integrantes de la MS-13 son un grupo malo, tan malo como al-Qaida y por eso se están organizando operaciones especiales, mediante el Departamento de Seguridad.

La advertancia genera incertidumbre y preocupación entre los hondureños, que en los últimos 30 años han vivido en carne propia la violencia, madres y padres que perdieron a uno y hasta dos hijos a manos de estos grupos de asociación ilícita.

Analistas expertos en seguridad entrevistados por La Tribuna, coinciden que la masiva deportación de hondureños ligados a las maras y pandillas podrían reforzar estas estructuras criminales ya afianzadas en el país, incrementando por ende los niveles de violencia.

La Tribuna