Colombia: unas 70 mil personas se movilizaron en el primer día del paro cívico en Chocó

612

Paro cívico en Chocó no cesa hasta que haya respuesta del Gobierno

Según cálculos del Comité Cívico por la Salvación y la Dignidad del Chocó, el grupo de líderes sociales que convocaron desde este miércoles a un paro cívico e indefinido en ese departamento, 70.000 personas salieron a las calles de Quibdó durante el primer día de marchas, mientras las escuelas y el comercio en su totalidad y el 90 % del servicio de transporte intermunicipal frenaron actividades.

Los representantes del paro, que este año conmemora los 30 años del de 1987 (con peticiones simililares al de ayer y en el que fallecieron dos personas), le exigen al Gobierno Nacional el cumplimiento de 10 puntos firmados en agosto del año pasado, y entre los que está el presupuesto para la construcción de un hospital de tercer nivel.

De acuerdo con el Comité, apenas se ha cumplido un 10 % del acuerdo al que se llegó en 2016, y aún no se desembolsan los 720.000 millones de pesos para la terminación de las vías Medellín-Quibdó y Quibdó-Pereira ni para la construcción de 158 sedes educativas, de las que solo se ha dado aprobación a 28.

Dilon Martínez, uno de los líderes, le dijo a EL COLOMBIANO que el vicepresidente de la República, el general retirado Óscar Naranjo, lo llamó para ofrecerle una reunión para hoy en Quibdó y en la que se conformaría una nueva comisión para la negociación con el Gobierno, esta vez liderada por el secretario general de la Presidencia, Alfonso Prada.

“No tenemos la hora del encuentro ni tampoco expectativas. No nos vamos a adelantar, vamos a esperar a ver con qué pitos viene el Gobierno. Ellos ya tienen nuestras peticiones”, dijo Martínez, y añadió que el paro continúa hasta que haya la respuesta esperada desde el orden nacional.

Entretanto, la marcha con la que empezó la movilización, y que duró hasta pasado el mediodía, se mantuvo en relativo orden. Según dijo el defensor del Pueblo de Chocó, Luis Murillo, con excepción de tres episodios de quema de llantas que obligaron a la intervención de la Policía, no hubo más incidentes. La clave, aclaró, estuvo en que este año el Comité logró un acuerdo con los comerciantes para que se unan al paro: ellos detienen las ventas el miércoles y el jueves, y el fin de semana, Día de Madres, podrán volver a trabajar. Así, concluyó, se evitaron los disturbios del paro del año pasado, causados por manifestantes que agredieron a comerciantes activos.

La Iglesia se unió al paro

El obispo de la diócesis de Quibdó, monseñor Juan Carlos Barreto, también se unió a la manifestación, y aunque reconoció que lo ideal sería que los chocoanos exigieran sus derechos sin necesidad de recurrir a la realización de paros cívicos, sabe que las exigencias del Comité no se han cumplido, y son necesarias.

Monseñor apuntó además que el Gobierno debería tener un enfoque diferencial para el Chocó, ya que el conflicto armado prolongado ha desencadenado una crisis social imparable en el departamento.

El Colombiano


Miembro del Comité Cívico:’No podemos cargar con el lastre de que en Chocó todo se lo roban’

Quibdó vivió por sus calles la primera movilización de los ciudadanos que entraron en Paro Cívico una vez más por cuenta de, según dicen, el incumplimiento del Gobierno Nacional en el pliego de peticiones que dejó el último paro, realizado a mediados del 2016.

La protesta es en contra de los incumplimientos del gobierno Nacional de los 10 acuerdos logrados tras el paro del 2016, en aspectos como salud, vías, educación y servicios públicos.

Uno de los miembros del Comité Cívico del Chocó, es el abogado y periodista Leonardo Montoya Garcés, de 43 años.

Montoya Garcés sostiene que el Gobierno ha sido irresponsable con Chocó, ya que luego de haber hecho un paro y llegar a un acuerdo, a la fecha no se ha cumplido con nada de lo pactado.

También, asegura que no la comunidad no se ha beneficiado con las entregas de vivienda y la inversión que el Gobierno dice tener en el departamento, pues nada de lo pactado se ha conseguido.

¿Qué hace falta por cumplir con el Chocó?

Todo. Vamos a decirnos las verdades, el Gobierno está acostumbrado a decir que entregó obras, que hizo aportes, pero eso es mentira, el Gobierno no ha cumplido con nada de lo pactado hasta la fecha.

¿Hace poco no se entregaron viviendas y otras obras?

Las casas que entregaron en Istmina están sin terminar. El señor (Germán) Vargas Lleras vino junto al presidente Santos a entregar obras y a decir que se habían invertido muchos millones y nada de eso es verdad, es que tienen que venir a verlo, Chocó sigue igual. Dicen que se entregó una red de acueducto, pero vengan y miren que el 85 por ciento de Quibdó está sin el servicio.

¿Y no se trata más de una corrupción local?

Nosotros no podemos cargar con el lastre de que en Chocó todo se lo roban. Si es así, invitamos a que el Procurador, el Contralor, el Fiscal, o alguien, venga acá al Chocó y determine quién se roba las cosas, para que esa persona pague su corrupción, pero no nos pueden venir a decir que es culpa de la corrupción en el Chocó y que por eso el Gobierno no atiende nuestras peticiones. Si hay culpables aquí en Chocó, pues que paguen.

Entonces, ¿dónde está la corrupción?

La mayor corrupción del Chocó está en los tribunales, fallando a favor de los corruptos.

¿Cuál es el punto clave en esta nueva convocatoria de paro?

Uno de los puntos claves es que esta nueva protesta no es para renegociar con el Gobierno, queremos que se cumpla de una vez por todas con lo pactado. Se está pidiendo una comisión de la verdad, porque el Gobierno dice que se han invertido 9.6 billones de pesos, pero nadie sabe en qué, porque todo sigue igual.

Dicen que el paro se organizó con fines políticos

Mire, influencias políticas hay en todo lado, adentro del Comité hay periodistas, ingenieros, miembros de algún partido político, pero nadie viene a hacer política acá. Nosotros estamos unidos por el departamento, nadie está haciendo política y nosotros no lo permitimos.

¿Qué se ha sabido de parte del Gobierno?

Sabemos que hubo una reunión en la que el Ministro de Hacienda, al parecer, dijo que no hay plata para el Chocó, pero es solo un rumor, no le puedo asegurar nada.

Luis Alfonso Escobar, gerente del Plan Pazcífico, dijo que sí se ha cumplido con algunos puntos del pliego de peticiones

No aceptamos a Luis Alfonso Escobar porque es un embustero, no lo queremos en el Chocó. No necesitamos decirle nada a nadie; el que quiera venir a ver las cosas, que venga. Invitamos al Presidente a que venga y que lo atiendan en el Hospital, o que trate de movilizarse por la vía Quibdó – Medellín.

El Tiempo

Más notas sobre el tema