Comienza en Chile la venta en farmacias de medicamentos a base de marihuana

Se trata de un hecho inédito en Chile. A partir de este miércoles, los medicamentos T100 y TC100, elaborados a base de cannabis, estarán disponibles para su venta en dos sucursales de Santiago de la Farmacia Carmen.

La importación de este fármaco fue autorizada en enero por parte del Instituto de Salud Pública (ISP), luego de que el producto elaborado por laboratorio canadiense Tilray cumpliera con las normas establecidas y pudiera ser catalogado como un medicamento paliativo del dolor apto para ser prescrito en Chile.
Ambas versiones del fármaco serán distribuidas en frascos de 25 ml, de solución oleosa. Sin embargo, habrá dos versiones de cada uno, dependiendo de la cantidad de tetrahidrocanabinol (TCH) que contenga: Cinco o diez miligramos por ml, según consigna La Tercera. Este compuesto corresponde al principio activo más potente del cannabis y el responsable de la gran mayoría de sus efectos.

En cuanto a los precios, ambos medicamentos costarán $210.000 y, en principio, fueron importadas 300 unidades de cada una de sus versiones para su comercialización. La distribución, en tanto, será responsabilidad del laboratorio Alef Biotechnology, el cual también cuenta con autorización para cultivar cannabis medicinal para ser comercializada en Chile.

“PLAN PILOTO”

“Este es un plan piloto para poder dar acceso a los médicos a un producto con un alto estándar, que les dé seguridad y que permita replicar resultados que se han obtenido en otros países”, sostuvo Roberto Roizman, presidente del directorio de Alef Biotechnology, quien además aclaró que Chile es el primer país en Latinoamérica en comercializar este tipo de medicamentos en farmacias.

Paralelamente, el jefe de la Sección de Estupefacientes y Psicotrópicos del ISP, Carlos Bravo, expresó al mismo medio que se trata de “una autorización excepcional y provisional, amparada en un artículo del Código Sanitario que contempla la posibilidad de importar medicamentos sin registro sanitario, en una partida limitada”.

La autoridad agregó que, además de las farmacias, es posible que se sumen clínicas y hospitales a los lugares en donde se podrá encontrar el fármaco, cuya dispensación, según anunció el propio Bravo, “es sólo y exclusivamente con la receta médica, que se retendrá, y bajo control de stock”.

Ahora Noticias