Entrevista al politólogo brasileño Vitor Marchetti: “La derecha se opone al llamado a elecciones directas por temor a que Lula sea el próximo presidente”

Contexto Nodal
El diario O Globo reveló que, en una grabación, el presidente Michel Temer avaló la compra del silencio del ex jefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, para ocuar la corrupción en Petrobras. Cunha está condenado a 15 años de prisión por su participación en el caso de la petrolera estatal. La oposición pide la renuncia del mandatario y que se convoque a elecciones.

Por Tomás Forster – Nodal

Quién es el entrevistado: Vitor Marchetti es doctor en Ciencias Sociales y Políticas por la Universidad Católica de San Pablo y actualmente es profesor de Políticas Públicas en la Universidad Federal de ABC. Especializado en temas de Estado y Gobierno, Marchetti dialogó con Nodal sobre la crítica situación que vive Brasil. Esclareció los motivos detrás de la ruptura de la corporación mediática Globo con Michel Temer, analizó el llamado a elecciones directas como una solución a la crisis y se refirió a las posibilidades que tiene Lula da Silva de retornar a la presidencia.

¿Por qué cree que el grupo Globo decidió soltarle la mano a Temer?

Estamos asistiendo a una fractura importante entre los actores económicos y los actores políticos en Brasil. En este momento el grupo empresarial Globo elige priorizar su alianza con el sector económico y el frigorífico JBS es uno de sus mayores anunciantes. Otras empresas de comunicación como Folha y Estado de S. Paulo se muestran claramente más dispuestas a seguir dando soporte al núcleo político. Por primera vez presenciamos una disputa entre los principales medios de comunicación del país.

¿Cuál es la estrategia del establishment político-mediático-judicial? ¿Buscan realizar “un golpe dentro del golpe” tal como afirmó la presidenta destituida Dilma Rousseff?

No creo que este momento sea el de un “golpe dentro del golpe”, ni es una continuación lineal de lo que se inició con el impeachment a Dilma. Las investigaciones tomaron proporciones tan grandes que ya hay fracturas dentro de los grupos de investigación del Ministerio Público, entre los jueces de primera instancia, el Tribunal Supremo (STF)  y la Policía Federal. El proceso se está tornando casi ingobernable e impredecible.

¿Temer tiene alguna posibilidad de mantenerse en la presidencia?

Con los elementos que tenemos hoy diría que es casi imposible que permanezca en el gobierno hasta octubre de 2018 (cuando están pautadas las elecciones). Temer ya no tiene condiciones políticas para mantener una alianza en el Congreso capaz de aprobar las reformas laboral y previsional (teniendo en cuenta que que para esta última precisa de la aprobación del 60 por ciento de las dos Cámaras en dos oportunidades porque se trata de una Enmienda Constitucional). A esta perdida de su base parlamentaria, se suma el agravante de que Temer tiene una aprobación popular que ronda el 4 por ciento.

¿Considera que se pueden lograr las condiciones para que se llame a elecciones anticipadas como exigen los movimientos sociales, sindicales y las fuerzas de izquierda?

Las elecciones directas pueden ser llamadas si fuera aprobada una enmienda constitucional. Ya existe un Proyecto en la Cámara y los partidos de izquierda comenzaron a darle impulso dentro del Congreso. La posibilidad de las elecciones directas será viable si es respaldada por un gran ola de movilizaciones populares que la exigan. Según una encuesta de Datafolha, el 80 por ciento de los brasileños apoyarían esta medida. Esta tal vez sea la única salida capaz de rescatar la legitimidad de los gobiernos y permitir alguna estabilidad institucional.

¿Cuáles son las posibilidades del ex presidente Lula en este escenario?

La derecha se opone al llamado a elecciones directas por temor a que Lula sea el próximo presidente. En todas las encuestas a intención de voto, Lula sigue creciendo a pesar de las denuncias sistemáticas que sufre desde hace años. De todos modos, pienso que si se concreta el reclamo de elecciones directas, una alianza entre sectores de la prensa y el poder judicial puede generar muchas dificultades para que Lula esté habilitado para participar del proceso electoral.

En los últimos días, comenzó a crecer la imagen del ultraderechista Jair Bolsonaro, ¿existe un riesgo de que surjan liderazgos de ese tinte ante la crisis del sistema político brasileño?

La polarización política en Brasil ganó contornos bastante fuertes. Las mismos sondeos que indican el crecimiento de Lula también indican el crecimiento do Bolsonaro. No creo que Brasil pueda vivir nuevamente una dictadura militar pero si existe la posibilidad de que una candidatura de derecha radical conquiste adeptos principalmente en los centros urbanos donde hay una fuerte desconfianza en relación a las posibilidades de la política. Este último tiempo, creció bastante el rechazo a los partidos tradicionales (PSDB, PT e PMDB). Quienes pueden ser favorecidos con ese tipo de percepción son los candidatos que no aparecen comprometidos con ningún partido y que promueven un discurso reaccionario enfático basada en la ley y el orden.

Más información sobre el tema: 

https://www.nodal.am/2017/05/entrevista-nodal-humberto-costa-lider-del-pt-senado-exministro-salud-lula-temer-renunciar-lo-mas-rapido-posible

https://www.nodal.am/2017/05/brasil-crisis-pasa-cae-temer/