Guatemala: a dos meses de la tragedia, anuncian más capturas por la muerte de 41 niñas en orfanato estatal

Cuando se cumplen dos meses desde que se diera la tragedia de Hogar Seguro Virgen de la Asunción, donde fallecieron 41 niñas, el ministro de Gobernación adelantó detalles sobre el proceso de investigación.

Francisco Rivas, titular de la cartera, detalló que el proceso continúa avanzando y anunció que en los próximos días los avances pueden ser mucho más significativos.

“Es muy probable que se hagan citaciones y nuevas capturas”, señaló Rivas.

Por el momento, solo tres personas tienen un proceso judicial por este caso: el exsecretario de Bienestar Social, Carlos Rodas; la subsecretaria Anahí Keller y el director del centro, Santos Torres.

No obstante, el juez Carlos Guerra Jordán otorgó como medida sustitutiva a los tres exfuncionarios el pago de una fianza de 335 mil quetzales para cada uno.

Apoyo de la Cicig

El presidente Jimmy Morales solicitó en su día el apoyo del Buró Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI) para apoyar en la investigación y descartó la ayuda de la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG) porque según él “no le corresponde este tipo de investigaciones”.

Sin embargo, por requerimiento de la Fiscal General Thelma Aldana, la CICIG está participando en la investigación según confirmó el ministro del Interior.

“La Fiscal General pidió el apoyo a la Cicig por un convenio de cooperación que tienen las dos instituciones”, apuntó Rivas.

Soy 502


Cierra el Hogar “inseguro” y quedan más dudas que respuestas

POR MARIELA CASTAÑÓN

El espacio estatal denominado Hogar Seguro Virgen de la Asunción, administrado por la Secretaría de Bienestar Social (SBS) y que albergó a centenares de niñas, niños y adolescentes (NNA) por casi siete años, fue cerrado el pasado 30 de abril por orden de la Sala de la Corte de Apelaciones de la Niñez y Adolescencia. El Hogar será recordado por los abusos y el maltrato a los que fueron sometidos los menores de edad. La grave situación detonó en un incendio, el pasado 8 de marzo, donde murieron 41 niñas.

EL HOGAR DE LOS ABUSOS

El Hogar Virgen de la Asunción, ubicado en la aldea El Platanar, San José Pinula, empezó a funcionar en junio de 2010, durante la gestión de Álvaro Colom, aunque la idea surgió durante la administración del expresidente Óscar Berger.

En casi siete años de funcionamiento, se divulgaron varias denuncias públicas de la situación de violencia y maltrato que sufrían las niñas y los niños, quienes necesitaban ser protegidos por el Estado, debido a que llegaron ahí porque sufrieron maltrato en su entorno familiar o social, violencia sexual, trata de personas o estaban en la calle.

En tanto, también se mezclaron otros perfiles, porque los juzgados enviaban a niños en conflicto con la Ley Penal a este Hogar. Aunque el número era bajo, 18 en 2016, la SBS argumentaba que estos menores de edad complicaban la situación.

Las primeras alertas públicas surgieron en agosto de 2013, cuando un grupo de adolescentes intentó provocar un incendio y huir del maltrato del que eran objeto.

La Convergencia por los Derechos Humanos, integrada por El Refugio de la Niñez, la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), la Fundación Sobrevivientes, entre otras organizaciones, denunciaron días después del suceso, que cuatro niñas del Hogar Seguro habían sido enviadas al correccional Los Gorriones, por intentar provocar el incendio y huir.

En octubre de 2013, nuevamente la Convergencia por los Derechos Humanos, reveló que una niña había sido estrangulada con una bufanda, por sus propias compañeras.

El problema fue subiendo de tono y en julio de 2015, ya se reportaban 233 fugas o desapariciones de NNA de ese Hogar.

Los testimonios de los niños y niñas que sobrevivieron al maltrato, reflejan la violencia física, psicológica y sexual de la que eran objeto. En sus relatos, explican que eran obligados a hacer ejercicios “tipo militarizados”, pues los ponían a movilizarse de rodillas y con objetos pesados en la espalda. Les quitaban la ropa y los obligaban a correr desnudos. En la madrugada les lanzaban agua fría. Las niñas, dicen que algunas eran sacadas para ser llevadas a casas cerradas, donde las violaban. Otras aseguran que en la clínica del Hogar Seguro fueron violentadas sexualmente por desconocidos, que ingresaban a cometer estos delitos con la autorización de los responsables de este espacio estatal.

Las menores de edad dicen que eran inyectadas en la clínica del Hogar. Algunas relatan que les colocaban una inyección y que después no recordaban nada. Una madre de las adolescentes denunció que su hija fue violada en dos ocasiones por hombres que desconocía; uno de ellos era extranjero. Lo último que recordó la niña en esa ocasión, fue que fue obligada a entrar a la clínica, la drogaron y al otro día amaneció con un desconocido junto a ella.

Otras denuncias refieren que la alimentación tenía “gusanos” o apariencia extraña. Los NNA argumentan que la comida tenía mal olor o estaba en mal estado. Tras el incendio en el Hogar Seguro, la Contraloría General de Cuentas (CGC) advirtió que denunciará a la SBS por anomalías en los procesos de compras de comida.

LAS TARDÍAS ACCIONES DEL ESTADO

La crisis del Hogar Seguro empezó a revelarse en 2013 y se agudizó en 2015. Las 233 fugas o desapariciones reportadas por este vespertino en julio de 2015, no fueron motivo para que las autoridades actuaran oportunamente. El problema continuó y entre septiembre y octubre de 2016, se activaron 40 alertas Alba-Keneth, de niñas que tenían entre 12 a 17 años.

Derivado de las 40 desapariciones y la presión social que existía en 2016, la Procuraduría General de la Nación (PGN) interpuso una denuncia en contra de la SBS.

El Juzgado de Primera Instancia de Niñez y Adolescencia del Área Metropolitana, al conocer la denuncia interpuesta por la PGN, ordenó al Consejo Nacional de Adopciones (CNA) realizar una verificación para determinar en qué condiciones se encontraban los NNA que estaban en el Hogar Seguro.

En diciembre de 2016, el CNA le informó al Juzgado que el Hogar no llenaba los requisitos para abrigar a la niñez y adolescencia y por ello recomendó el cierre progresivo.

El CNA argumentó que el Hogar Seguro no llenaba las condiciones de abrigo, porque con base en las prácticas operativas mínimas contenidas en los estándares de calidad, se concluyó que la capacidad del Hogar se excedió en un 43 por ciento de niños y niñas. Hasta diciembre había 717 menores, pero la capacidad era para 500.

En tanto, debido a que no hubo cambios sustantivos desde las recomendaciones evidenciadas en la supervisión del año 2015, el CNA consideró el cierre. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) coincidió con la necesidad de clausurar este lugar.

Según el CNA, la resolución sugirió que la SBS transformara los programas de protección integral existentes a modelos residenciales familiares en los que se brindara atención personalizada a la niñez y adolescencia, respetando perfiles similares y que respondieran al cumplimiento de los estándares de calidad para la atención de NNA en entidades de abrigo aprobados por el CNA y las directrices sobre las modalidades y alternativas de cuidado de los niños de las Naciones Unidas.

Sin embargo, la jueza Silvia Lorena Vásquez Calderón, que ordenó la verificación al CNA, resolvió que el Hogar debía ampliarse y no cerrarse. La juzgadora no tomó en cuenta la recomendación del CNA.

En febrero de este año, el CNA informó que había apelado la resolución de la jueza, para que el Hogar fuera cerrado.

EL INCENDIO Y LA IMPUNIDAD EN EL CASO

El pasado 8 de marzo un incendio se registró en el Hogar Virgen de la Asunción y provocó la muerte de 41 niñas.

Todas las advertencias previas no fueron tomadas en cuenta por el Estado, tampoco hubo investigaciones exhaustivas, ni fiscalización de los recursos económicos que supuestamente se invertían en este Hogar.

Hoy se cumplen dos meses del incendio, que aún no se esclarece. A la fecha únicamente han sido detenidos tres exfuncionarios de la SBS: el extitular de esa institución, Carlos Rodas; la exsubsecretaria de Protección y Acogimiento, Anahí Keller y el exdirector del Hogar, Santos Torres.

Hasta el momento nadie más ha sido capturado, a pesar de todos los abusos y posibles delitos en los que podrían estar implicados trabajadores y exfuncionarios del Hogar y de la SBS.

EL CIERRE Y LA EVACUACIÓN DE LA NIÑEZ

El pasado 4 de abril, la Sala de Apelaciones de la Niñez y Adolescencia, resolvió con lugar el recurso de apelación presentado por el CNA, y le dio la razón sobre que el Hogar Seguro no llenaba los requisitos para abrigar a la niñez y adolescencia; ordenó el cierre.

Representantes del CNA fueron consultados tras la resolución notificada, refirieron estar satisfechos con el fallo favorable al recurso de apelación presentado, pues el Hogar no cumplía con las 99 prácticas operativas mínimas establecidas en los estándares de calidad para su funcionamiento.

“Actualmente es necesaria la implementación y la transformación de los programas de protección integral, mediante modelos residenciales familiares en los que se brinde atención personalizada a niños, niñas o adolescentes, respetando perfiles similares y que respondan al cumplimiento de los Estándares de Calidad para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes en Entidades de Abrigo aprobados por el Consejo Nacional de Adopciones y las Directrices sobre las Modalidades Alternativas de Cuidado de los Niños de las Naciones Unidas”, respondió el CNA mediante un mensaje.

En la respuesta solicitada por La Hora, el CNA agregó: “En América Latina hay una tendencia a cerrar las macro instituciones, en Guatemala también es necesario que progresivamente los hogares de protección evolucionen para cumplir con las directrices de cuidado alternativo al tiempo que se promueven programas de atención alternativa”.

En tanto, el pasado 30 de abril, 26 niños del módulo San Gabriel, que aún permanecían en el Hogar Seguro, fueron evacuados de este lugar y ubicados en viviendas donde se implementará el modelo residencial en transición, que consiste en albergar a un máximo de 15 niños en una residencia. El cuidado de los menores de edad estará a cargo de equipos multidisciplinarios de la SBS y de tíos.

De acuerdo con la SBS, actualmente hay 160 NNA del Hogar Seguro que fueron enviados a hogares privados.

EL HOGAR SERÁ UN CORRECCIONAL

Autoridades de la SBS anunciaron el pasado 26 de abril, que tras la evacuación de los niños que permanecían en el modelo San Gabriel, del Hogar Seguro, cumplirían con la orden de la Sala de Apelaciones de Niñez y Adolescencia, que ordenó el cierre del Hogar Seguro.

Vladimir López, subsecretario de Reinserción y Resocialización de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal de la SBS, detalló en aquella ocasión, que se realizarían todos los trámites y remodelaciones necesarias para convertir el Hogar en un centro de rehabilitación para jóvenes en conflicto con la Ley.

La Hora requirió más información del cierre y los planes previstos en la adecuación de espacio estatal. Representantes del área de comunicación social de la SBS, respondieron que aún no se tiene fecha exacta de cuándo podrían a empezar a usar ese espacio físico.

También se consultó sobre las acciones que se implementarán para la adecuación del Hogar, la SBS respondió: “Se estará realizando el diseño del nuevo modelo de reinserción, así como iniciar el proceso administrativo y legal para realizar las modificaciones de este centro de reinserción, también se contará con la Academia de Monitores”, indicó.

La Hora