Las madres de los funcionarios bolivianos detenidos en Chile piden audiencia con Bachelet

78

Envían una misiva a Bachelet y le piden hablar de madre a madre

“Quisiéramos pedirle Sra. Bachelet pueda reunirse con nosotras, no como Presidenta, sino como madre de familia, para que pueda escuchar los argumentos que como madres tenemos para demostrar que nuestros hijos son hombres correctos, con principios y sobre todo inocentes de lo que se les acusa”.

El párrafo precedente forma parte de la carta que los familiares de los nueve detenidos enviaron a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet. En ese texto, los allegados le expresan a la Jefa de Estado que “se está cometiendo una tremenda injusticia” en el caso de los nueve bolivianos que guardan detención preventiva en Alto Hospicio, en Iquique.

En la misiva, las madres que firman la carta le explican a Bachelet que educaron a sus hijos instruyéndoles valores.

“Queremos asegurarle que hemos educado a nuestros hijos inculcándoles todos los valores que permitan hacer de ellos hombres de bien, como seguramente usted también lo ha hecho con sus hijos; los hemos formado como profesionales honrados y como personas leales e íntegras, lo cual les ha permitido trabajar en instituciones de nuestro país, lo que nos ha llenado de mucho orgullo”, se lee en la misiva.

El 19 de marzo, dos militares y siete aduaneros fueron detenidos por carabineros de Chile. En la actualidad los nueve guardan detención preventiva en el penal de Alto Hospicio de Iquique.

Para el 25 de mayo está prevista una audiencia en la que la jueza Isabel Peña tratará el recurso de liberación que fue presentado a favor de los detenidos.

El pasado 12 de mayo se conoció que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aceptó la solicitud de medidas cautelares de parte de los familiares de los detenidos en Chile. Se espera que La Moneda efectúe sus descargos al respecto.

En ese recurso, los allegados pidieron a la CIDH que ordene a Chile: 1) que garantice la vida y la integridad física de sus familiares; 2) que garantice la libertad plena e inmediata de los detenidos arbitrariamente; 3) que se abstenga de realizar cualquier actividad jurisdiccional; 4) que realice medidas de desagravio sobre la honra y la dignidad de sus familiares que en calidad de funcionarios de Estados se encontraban luchando contra el contrabando, y 5) que inicie una investigación por la vía penal a quienes prestan como víctimas y testigos de los hechos.

Carta de mamás

  • Misiva. Los familiares de los nueve detenidos en Chile enviaron una carta a la presidenta Michelle Bachelet.
  • Encuentro. En la misiva le piden a la mandataria una reunión con el fin de explicarle que los bolivianos que están presos en Alto Hospicio son inocentes de los delitos de los que se los acusa.
  • Educación. En la carta le explican que educaron a sus hijos “inculcándoles todos los valores que permitan hacer de ellos hombres de bien, como seguramente usted también lo ha hecho con sus hijos”.

Página Siete


Presidente Morales lamenta discriminación por el gobierno de Chile

El presidente Evo Morales aseguró que en Chile hay “discriminación” y recordó tres recientes prohibiciones que estableció el gobierno de ese país.

“En Chile hay discriminación, se prohíbe informar, leer el Libro del Mar, luchar contra contrabando y visa a legisladores bolivianos”, escribió en su cuenta de twitter:

Recordemos que el viernes, la Casa Bolívar de Chile denunció que algunos activistas de esa institución sufrieron “represalias” por parte del gobierno chileno por distribuir 45 copias del ‘Libro del Mar’ en el colegio municipal Carlos Arnaldo Condell, en La Serena, que alberga a hijos de familias chilenas y de migrantes bolivianos, colombianos, venezolanos, peruanos y haitianos.

La semana pasada, el gobierno chileno negó visa a los presidentes de las cámaras de diputados y senadores, evitando su ingreso a ese territorio, en una actitud que fue calificada por Bolivia de “pinochetista”.

Entre tanto el pasado marzo, nueve bolivianos que combatían el contrabando, fueron detenidos y encarcelados preventivamente en el penal de Alto Hospicio de Iquique.

Y esto no es todo, días después, un equipo de periodistas fueron impedido de cumplir sus funciones de informar sobre la situación de los nueve bolivianos detenidos.

Abya Yala

Más notas sobre el tema