Madres de las 41 niñas fallecidas denuncian que eran prostituidas y exigen justicia

Dos madres de dos niñas del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, junto con organizaciones feministas exigieron justicia por la muerte de sus hijas, que fallecieron el 8 de marzo en un incendio registrado en ese lugar. Las afectadas también revelaron que las niñas eran violadas y prostituidas.

Las progenitoras lamentaron que a dos meses del incendio todavía no se capture a nadie por ese hecho, ni por todas las violencias a las que fueron sometidas las niñas.

“Exijo justicia, porque todos los del Hogar Seguro no pueden estar libres. Están libres desde el día miércoles que fue el asesinato. Todos deben estar presos, ellos están libres, paseando y nuestras hijas están muertas, pudriéndose. Eso no es justicia”, lamentó una de las madres.

La afectada denunció el mal trato que recibían las menores de edad en el Hogar, pues les daban comida en mal estado y las violentaban sexualmente.

“Las encerraban, las violaban, les daban comida con gusanos, todos los monitores abusaban de ellas y hasta las mujeres las violaban con un palo de escoba. Eso no era un hogar seguro, era un hogar de muerte. Exijo que hagan justicia”, refirió.

PROSTITUIDAS

Otra de las madres, que pidió no ser citada por seguridad, reveló que su hija en vida le insistía que la sacara del Hogar, por todos los abusos de los que era objeto.

“Mi hija decía sáqueme de aquí mamá. Ya no aguanto; porque nos dan comida con gusanos, nos dan carne como de caballo. Él día que yo salga de aquí voy a trabajar y le voy a ayudar, me decía. Tanto que luché para que me la dieran, ¿para qué la querían? Para darle una muerte como la que le dieron”, refirió.

De acuerdo con la madre entrevistada, las niñas eran sacadas a supuestas audiencias, pero no era así; eran obligadas a ejercer la prostitución.

“Ella me decía sáqueme, no quiero estar aquí -porque- nos violan, nos hacen de todo. Incluso, hay una señora que nos saca y nos lleva a prostituir con los narcotraficantes ¿cómo es eso que -usaron- a las niñas para abuso sexual?”, lamentó.

APOYO A LAS MADRES DE LAS NIÑAS

Organizaciones feministas como el Sector de Mujeres, La Cuerda, Grupo Guatemalteco de Mujeres, Asociación de Estudios Feministas y la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (UNAMG) acompañaron a las madres de las niñas que estuvieron en el Hogar Seguro.

Maya Alvarado, de la Asociación La Cuerda, dijo que este día acompañaron a las madres afectadas, y al mismo tiempo quisieron expresarse por las condiciones en las que se vive la maternidad en Guatemala, donde prevalece la desnutrición en las mujeres que deben amamantar a sus hijos, violencia y niñas embarazadas, producto de violaciones sexuales.

Por otro lado, Giovana Lemus, del Grupo Guatemalteco de Mujeres, reiteró que en solidaridad con las mamás de las niñas, manifestaron para exigir justicia. La entrevistada reiteró que la responsabilidad del Estado era dar abrigo y protección a las menores de edad, pero no lo hizo.

La Hora


Organizaciones de mujeres exigen que se amplíe investigación en el caso Hogar Seguro

Organizaciones de mujeres se manifestaron este miércoles en el parque central de la capital para exigir profundizar las investigaciones por el incendio ocurrido hace dos meses en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, el cual dejó 41 niñas y adolescentes fallecidas.

Frente a un altar con flores y pequeñas cruces de madera dedicado a las víctimas del siniestro, las activistas reclamaron que las pesquisas por el hecho se amplíen a más funcionarios y otros encargados del centro para menores, donde ocurrió la tragedia el pasado 8 de marzo.

Por este incendio fueron detenidos Carlos Rodas, extitular de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBS); la exsubtitular de esa entidad, Anahí Keller; y Santos Torres, director del refugio ubicado en el municipio de San José Pinula, Guatemala

“Hay que continuar las investigaciones y seguir deduciendo responsabilidades porque allí había una gran cantidad de personas a cargo de las niñas”, dijo Ada Valenzuela, presidenta de la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas.

Valenzuela también demandó el acompañamiento del gobierno a las madres de las víctimas de la tragedia.

Según versiones preliminares, las niñas, encerradas bajo llave en un salón, iniciaron el fuego para denunciar abusos y maltratos en ese centro destinado a la protección de menores víctimas de abandono o de algún delito.

El 7 de abril un juez ordenó abrir el proceso penal contra los tres exfuncionarios de la SBS por los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de deberes, maltrato contra menores de edad, homicidio culposo y lesiones graves.

Durante el incendio, otras 17 niñas resultaron con quemaduras y nueve fueron trasladadas a hospitales especializados en Estados Unidos, donde falleció una de ellas.

“No queremos que esto pase al olvido”, agregó Paola del Cid, integrante de la asociación feminista La Cuerda, frente a varias pancartas que señalaban: “Las niñas no se tocan, queman, violan, matan”.

Publinews