México: enfrentamiento con militares durante bloqueo dejó 10 muertos, 12 heridos y 14 detenidos

Luego de más de cinco horas de bloqueo, la autopista que va de Puebla a Orizaba, en Veracruz, fue reabierta a la circulación. Sin embargo, una serie de enfrentamientos entre fuerzas armadas y presuntos ladrones de combustible dejó un saldo de 10 personas muertas, entre ellas cuatro militares, 12 heridos y 14 personas detenidas.

Los hechos ocurrieron en el municipio de Palmar de Bravo, dijo el secretario de Gobernación de Puebla, Diódoro Carrasco, quien agregó que los pobladores entregaron un pliego petitorio de tres puntos para levantar el bloqueo en la carretera.

En su pliego petitorio, los pobladores solicitaron la presentación de 13 personas que fueron reportadas como “desaparecidas”; sin embargo, Carrasco explicó que esos 13 pobladores forman parte del grupo de 14 detenidos por su probable participación en el ataque a militares.

El segundo punto fue el cese definitivo de los operativos en los municipios pertenecientes al “triángulo rojo” y el retiro del Ejército y la Policía Militar de toda la zona de influencia de los huachicoleros, indica un reporte de Reforma.

La reapertura a la circulación vehicular en la autopista Puebla-Orizaba ocurrió luego de que los pobladores liberaron parcialmente la vía.

El enfrentamiento entre presuntos huachicoleros, como se conoce a los ladrones de combustible, con fuerzas armadas comenzó la noche de miércoles, cuando se reportó un saldo de dos soldados muertos y uno herido.

En esa ocasión, una tropa de militares “efectuaba reconocimientos terrestres” cuando fue atacada “con disparos de arma de fuego” por un grupo de individuos que se trasladaban a bordo de cinco camionetas, tres de ellas blindadas, según un comunicado de la secretaría de Defensa Nacional (Sedena).

Los uniformados decidieron no repeler la agresión ante la presencia de mujeres y niños, “que fueron utilizados como escudo”.

Tras este ataque, se sucedieron varios enfrentamientos hasta este jueves, cuando los soldados repelieron con fuego.

Unos 1.000 militares, respaldados por dos helicópteros, fueron desplegados en la zona del conflicto.

Las autoridades se incautaron de tres fusiles automáticos, un arma corta, cargadores y cartuchos, así como cuatro camionetas, dos de ellas con blindaje de fábrica.

Las bandas del crimen organizado en México han diversificado sus fuentes de ingreso más allá del narcotráfico hacia Estados Unidos, dedicándose también a la extorsión, secuestro y al robo de combustible de los ductos de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Puebla es uno de los estados donde existe el mayor número de tomas clandestinas de combustible, que se estima causan pérdidas por unos 2.000 millones de dólares anuales a Pemex.

En diciembre de 2010, un robo combustible desató una explosión que dejó 29 muertos en la comunidad de San Martín Texmelucan de este estado.

Animal Político