Mónica Maristain, colega y entrevistadora del periodista mexicano asesinado Javier Valdez: “Siento que se me fue un amigo”

Contexto Nodal
El lunes pasado, el periodista, sociólogo y escritor mexicano Javier Valdez Cárdenas fue asesinado a plena luz del día. Le dispararon a metros de la redacción de Ríodoce, el semanario que lo tenía entre sus fundadores y plumas más destacadas. Corresponsal del diario La Jornada en Culiacán (capital del estado de Sinaloa), Valdez era una referencia para cualquier periodista o analista que quisiera indagar en las ciénagas del narcotráfico, en uno de los estados más afectados por la violencia criminal que se intensificó desde que el líder del cartel, Joaquín El Chapo Guzmán, fue extraditado a Estados Unidos. Con la muerte de Valdez, ya son seis los periodistas asesinados en lo que va del año y 125 los comunicadores que perdieron su vida, desde el año 2000, según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en México.

Por Tomás Forster – Nodal

Quién es la entrevistada: Mónica Maristain es editora de Cultura y Espectáculos del periódico digital Sin Embargo. Poeta y biógrafa del escritor chileno Roberto Bolaño, nació en Argentina y se radicó en México hace 18 años. Maristain entrevistó en distintas oportunidades a Javier Valdez y, fruto de esas conversaciones, se hicieron amigos. Pocos meses atrás, le hizo un reportaje por la reedición de su libro Malayerba. Ese fue el último encuentro que compartieron. En este ida y vuelta con Nodal, Maristain despide al admirado colega.          

¿Cómo definirías a Javier Valdez y a su trabajo periodístico?

El trabajo de Javier me resultaba increíble y siempre osado. Escribía muy bien, de un modo impecable. Leerlo era entretenido y a la vez impactaba por lo que contaba y cómo lo contaba. Yo siempre le decía que si no tuviera que escribir sobre el narco, podría escribir de un modo muy logrado sobre cualquier otro tema y siempre se reía cuando le decía eso. Tenía alma de reportero, de cronista, de narrador de historias crudas con un tono muy natural y eso lo hacía especial. Javier escribía como nadie sobre el mundo del narco.

¿Cómo fue la experiencia de entrevistarlo y de tratarlo personalmente?

Ante todo, siento que se me fue un amigo. Yo iba a ir a Culiacán (la capital del estado de Sinaloa) el año pasado pero no pude por algunos problemas que tuve. Y siempre estaba la idea de ir y él me decía que cuando fuera íbamos a comer mariscos y que me quería presentar a su familia. La última vez que nos vimos fue este año cuando me enteré que reeditaba su libro Malayerba y fui a verlo inaugurar la Feria del Libro de Minería. Me parece que fue ayer. Tenía una alegría contagiosa y al mismo tiempo era una persona muy firme en su práctica profesional. Jamás te daba a entender que corría peligro cuando le preguntabas si había alguna posibilidad de que atentaran contra él y siempre cambiaba de tema. Nunca hablaba abiertamente de eso. Hoy por hoy, lo que pienso es que no imaginaba que lo iban a matar de esa manera. No sé…yo estoy muy shockeada y todavía no caigo del todo. Pero una de las cosas que pienso es que él siempre prefirió no decir nada sobre el peligro que corría para no preocupar a los demás.

¿Cuáles son las causas de este peligro permanente que sufren los periodistas en México?    

En algunos estados hay poblaciones que directamente están tomadas por el narco. Se habla de narco-estado, pero más atinado es hablar de narco-narco. Las relaciones que hay entre el narco y los gobiernos están detrás de este tipo de hechos que tanto lastiman. También es el trasfondo de la matanza y la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. México se ha convertido en un nido de asesinados y desaparecidos. Hay fosas por todos lados. Por eso, creo que informar es una actividad sumamente peligrosa en este momento pero sino se informa, ¿qué se hace?

¿Cuál es la responsabilidad de las autoridades del Estado de Sinaloa y del Gobierno de Peña Nieto en el asesinato de Valdez?  

Las políticas del gobierno de Peña Nieto como la guerra del narco que llevó adelante el pasado presidente Calderón hicieron que algunas zonas de México se vuelvan invivibles.

¿Cuál es la huella que deja Valdez como escritor y referente de la crónica sobre la narcoviolencia?

Me gustaría ir para atrás en el tiempo y pensar que Javier no fue asesinado. Es difícil hablar en este momento cuando su pérdida es tan reciente. Deja libros maravillosamente escritos respaldados en una honestidad intelectual y una ética periodística que lo distinguían.

Más información sobre el tema:

https://www.nodal.am/2017/05/una-de-los-ultimos-reportajes-a-javier-valdez-fundador-del-semanario-mexicano-riodoce-y-corresponsal-del-diario-la-jornada-asesinado-este-lunes-en-el-estado-de-sinaloa/

https://www.nodal.am/2017/05/mexico-protestas-comunicadores-pais-condena-internacional-asesinato-del-periodista-javier-valdez/