Presidentes de Brasil y Perú reciben a líderes de la oposición venezolana

Presidente de Brasil recibió a Lilian Tintori y pidió liberación de Leopoldo López

El presidente brasileño Michel Temer instó el jueves a Venezuela a acabar con los “encarcelamientos políticos” al recibir en Brasilia a la esposa y madre del opositor Leopoldo López, que purga una pena de casi 14 años años de cárcel.

Durante el encuentro con Lilian Tintori y Antonieta López, el mandatario “destacó el firme apoyo de Brasil a la democracia y los derechos humanos en Venezuela”, indicó su portavoz en un comunicado.

Temer consideró “fundamental poner fin a los encarcelamientos políticos, garantizar las libertades individuales, respetar la independencia de poderes y definir y cumplir un calendario electoral”.

Expresó igualmente su deseo de que Leopoldo López pueda estar “junto a su familia, en un clima de armonía y libertad en Venezuela”.

De su lado, Tintori compartió varias fotos en sus redes sociales de su reunión con Temer y, antes, con algunos senadores como el excandidato presidencial Aecio Neves.

“Nos reunimos con el Presidente de Brasil úMichelTemer. 1era vez en 18 años que los venezolanos somos recibidos en el Palacio del Planalto”, dijo la mujer de López en Twitter.

Venezuela vive una grave crisis económica y política, agudizada en las últimas semanas por protestas opositoras para exigir elecciones generales, que han dejado unos 40 muertos.

“Estamos en Brasil denunciando que esto es lo que está pasando el Venezuela. La represión inhumana de la dictadura”, dijo Tintori.

El gobierno de Michel Temer ha sido muy crítico con la gestión de Maduro, a diferencia de la cercanía que tenían con el chavismo los gobiernos izquierdistas de la depuesta Dilma Rousseff (2011-2016) y su antecesor Lula da Silva (2003-2010).

Panorama


Temer recebe mulher de López e pede fim das prisões políticas na Venezuela

O presidente Michel Temer criticou a situação na Venezuela e colocou o Brasil à disposição para enviar ajuda humanitária ao país. Num gesto diplomático forte, Temer recebeu a ativista venezuelana Lilian Tintori — mulher de Leopoldo López, líder da oposição venezuelana preso há três anos — que cobrou respostas duras dos vizinhos contra o governo Nicolás Maduro.

— Não há mais tempo para diplomacia. Os governos da região não podem ser cúmplices de um assassino, de Maduro. Quantos mais vão morrer? — questionou Tintori.

Ela acrescentou que Temer julga “inaceitável” haver presos políticos do governo Maduro, sucessor de Hugo Chávez. Enquanto falava a jornalistas no Palácio do Planalto, a ativista mostrava fotos e vídeos de populares e deputados sangrando após protestos. A mãe de López também foi recebida por Temer, que pediu a libertação do oposicionista ao governo chavista.

No comunicado mais forte que já fez sobre o tema, o presidente pediu o fim das prisões políticas, a garantia das liberdades individuais, independência entre os Poderes, e o cumprimento do calendário de eleições. Na próxima semana, Temer deve receber no Planalto um grupo da Organização das Nações Unidas (ONU), também para debater a questão. Ele recebeu um telefonema de Mauricio Macri, chefe de Estado argentino, com quem conversou sobre a situação do país vizinho.

— O presidente enfatizou que o Brasil está ao lado do povo venezuelano. Ressaltou a firme posição do Brasil de apoio à democracia e aos direitos humanos na Venezuela, país ao qual estamos unidos por vínculos de fraternal amizade. Insistiu ser fundamental pôr fim a prisões políticas, garantir as liberdades individuais, respeitar a independência dos Poderes, e definir e cumprir calendário eleitoral — disse o embaixador Alexandre Parola, porta-voz de Temer.

Sindicato denuncia ataques a 115 jornalistas

Segundo Parola, o presidente afirmou ter especial preocupação com a Venezuela e colocou o Brasil de prontidão para prestar socorro humanitário.

No governo, a visita de Lilian Tintori foi vista como um “forte sinal”. Não é praxe que chefes de Estado recebam estrangeiros que não sejam também chefes de Estado para discutir política externa. Principalmente se não são cidadãos eleitos. Em abril, por exemplo, o deputado venezuelano Luis Florido esteve em Brasília, mas não com Temer: ficou apenas no Congresso Nacional e no Itamaraty. Além da preocupação com o governo chavista, também há receio quanto à elevada imigração de venezuelanos em Roraima.

Os protestos na Venezuela, iniciados em 1º de abril, já deixaram 39 pessoas mortos, segundo dados do Ministério Público. De acordo com a ONG Observatório do Conflito Social, são 46 vítimas fatais. O secretário-geral do Sindicato Nacional dos Trabalhadores de Imprensa, Marco Ruiz, afirmou que o aumento da repressão às manifestações de oposição também atingiu os jornalistas. Segundo Ruiz, só em abril, 115 profissionais de imprensa foram agredidos e roubados em protestos. Além de policiais, eles também são alvos de grupos paramilitares supostamente ligados ao chavismo, que atuam em coordenação com forças de segurança, denunciou o secretário-geral.

O Globo


Oposición de Venezuela le pide al Perú apoyo para transición

El presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, Julio Borges, explicó ayer que visitó Perú para pedir a su presidente, Pedro Pablo Kuczynski, que encabece un grupo de países de la región y de organizaciones internacionales que intermedie para tener una transición democrática en Venezuela.

Durante su visita al Congreso de Perú, Borges aseguró en una conferencia de prensa que el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro “se niega a escuchar el derecho legítimo del pueblo venezolano a tener elecciones”.

“La situación es tan grave y violenta que el Gobierno está llevando al país prácticamente a una guerra civil”, señaló Borges en referencia a las protestas sociales en las que lamentó la muerte de alrededor de cuarenta personas, “la mayoría jóvenes”.

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana propuso que el Perú convoque una reunión con el mayor número posible de países de la región y con la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Mercado Común del Sur (Mercosur), entre otras instituciones internacionales.

El objetivo es que demuestren “una posición clara y unánime para que se entienda que la única solución de Venezuela pasa por el voto” y además establecer un canal humanitario que haga llegar medicinas y alimentos al país, según Borges.

El líder de la oposición contra Maduro reiteró su negativa a participar en la Asamblea Constituyente convocada por el presidente venezolano, al considerar que “es la continuación del golpe de Estado”.

“La tenemos que negar porque no va a ser electa por el pueblo venezolano y porque la quiere imponer sin preguntar al pueblo con un referéndum”, añadió.

Borges comentó que tampoco quieren volver a un diálogo donde el Gobierno incumpla los acuerdos a los que se comprometan, como a su juicio ocurrió con las conversaciones mantenidas el año pasado.

En el Congreso de Perú, Borges se reunió con su presidenta, la fujimorista Luz Salgado, y con su mesa directiva, y por la tarde mantuvo un encuentro con Kuczynski en el Palacio de Gobierno.

La visita de Borges a Perú se realizó después de que fuera cancelada inicialmente en abril por las primeras muertes ocurridas en las protestas contra Maduro.

Perú y Venezuela mantienen una tirante relación desde que el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, asumió sus funciones a mediados de 2016 y solicitó crear una “liga de países amigos” para atender la crisis de Venezuela y promover una transición.

El Ejecutivo peruano retiró de manera definitiva a su embajador en Caracas, Mario López, después de que el Tribunal Supremo de Venezuela emitiera una sentencia en la que asumía las funciones del parlamento, aunque esta fue parcialmente anulada días más tarde.

Perú también inició desde ese momento contactos con otros países de la Organización de Estados Americanos (OEA) para aplicar a Venezuela la Carta Democrática Interamericana.

Antes, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, calificó a Kuczynski de “cobarde” y “perrito simpático del imperio” después de que el presidente peruano dijera en una conferencia en Estados Unidos que Latinoamérica es como “un perro dormido en la alfombra” para Washington, porque no causa problemas, a excepción de Venezuela.

Resultado de imagen para ppk + julio borges

El Comercio