Puerto Rico: grupos sociales y políticos llaman a boicotear el plebiscito de status del 11 de junio

500

Con excepción del Partido Nuevo Progresista (PNP) y de las organizaciones que abogan por la estadidad, el plebiscito a celebrarse el 11 de junio se enfrenta a una campaña amplia de oposición en la que se invita al electorado a que no participe del evento.

No se trata de una campaña mediática tradicional. Mensajes de texto, tertulias, discusiones en foros radiales, pasquines y vídeos cortos son, en gran medida, los mecanismos que usan el Partido Popular Democrático, el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Alianza Patria, Alianza Pro Libre Asociación Soberana y el Junte Soberanista para invitar al boicot. Y el PNP y los grupos estadistas lo combaten con una campaña de medios y tertulias por toda a Isla.

“Llevamos ya semanas en las redes presentando mensajes tipo textos, memes y algunos vídeos”, dijo el presidente del PPD, Héctor Ferrer.

Uno de los vídeos colocados en las redes sociales dura 15 segundos y muestra algunos de los paisajes playeros de Puerto Rico junto al hashtag #boicot11J. “Este 11 de junio, es el día nacional de ir a la playa. Contribuye con el desarrollo económico de Puerto Rico. Si votas, validas los abusos del gobierno de Ricardo Rosselló. Demuestra tu indignación y no votes en el plebiscito”, se escucha decir a un hombre y una mujer.

La campaña de los populares también llega a través de mensajes de texto, como el que muestra una elaborada tabla con dos columnas, una que lee “No hay dinero para” y enumera servicios públicos y beneficios laborales, y otra que lee: “hay dinero para”, y menciona el plebiscito, el Plan Tennesí, así como a los secretarios Héctor Pesquera y Julia Keleher, quienes fueron contratados por el gobierno por más de $200,000 al año, y la directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal, Natalie Jaresko, cuyo salario de $625,000 anuales se sufraga con fondos públicos.

Para el presidente del PPD, esta campaña es la idónea ante el boicot que impulsan contra la consulta de status. “No vamos a levantar (sic) dinero para hacer una campaña. Los esfuerzos no van dirigidos a levantar dinero para una campaña. Estamos boicoteándola, por lo que no vamos a entrar en gastos de publicidad”, afirmó Ferrer.

Los pasquines del PIP van en la misma línea: “Boicot plebiscito. No colonia, no estadidad”.

El senador independentista Juan Dalmau dijo que, tras desistir de apoyar la consulta, se concentran en hacer “una campaña activa… de comparecencias a foros universitarios y cívicos mediante charlas en todo Puerto Rico”.

“Además, desde hace semanas, hemos colocado rótulos o pasquines en los distintos pueblos de la isla precisamente llamando al boicot, pero básicamente en eso ha constado la campaña de tertulias”, añadió.

La respuesta de la gente, dijo, es de receptividad sobre todo luego de que el Departamento de Justicia federal no avalara la consulta y, por ende, no autorizara el desembolso de $2.5 millones para orientación y el pago de papeletas.

En los pasados días, Justicia federal recalcó que no ha revisado ni avalado el contenido de las nuevas papeletas.

El Junte Soberanista también percibe la bienvenida al boicot por parte del elector, según la portavoz María de Lourdes Guzmán. Adelantó que este miércoles organizaciones que abogan por la libre asociación para la Isla se expresarán en conferencia de prensa para reiterar el llamado al pueblo a no participar de la consulta de status.

Por su parte, Alianza Patria, inscrita por el senador popular Cirilo Tirado, dijo que no harán nada de campaña. Pero evalúan si tendrán funcionarios de colegio en algunas unidades electorales para comparar los resultados obtenidos con lugares donde no haya funcionarios de colegio.

Mientras, el PNP y las organizaciones Igualdad Futuro Seguro, We the People y Renacer Ideológico Estadista mantienen sus campañas sobre la estadidad y la importancia de acudir a votar el 11 de junio, dijeron sus respectivos portavoces. Los tres invitan, no solo a los penepés a votar, sino al pueblo en general.

“Hay gente que está hablando de no votar por castigar a Rosselló. Penepés y no penepés. Así nos castigan a todos. Mañana Rosselló se va (de la gobernación) y seguimos bajo un status que es indigno”, manifestó el portavoz de We the People, Dan Santiago Nuñez.

La organización Renacer Estadista no descarta, en las dos semanas que restan, pautar cuñas radiales. Igualdad Futuro Seguro hace tertulias de orientación desde antes de que se aprobara la ley que viabilizó el plebiscito, dijo uno de sus portavoces, Hernán Padilla. Sostuvo que la falta de aval de Justicia federal ha provocado “decepción entre la gente con la que yo haya hablado”, pero aseguró que hay entusiasmo para avalar la estadidad. Su campaña, además de las tertulias, se ha concentrado en las redes sociales.

El PNP lleva la delantera en cuanto a la pauta en los medios con una campaña muy similar a la realizada para consultas pasadas. Recientemente, pautaron anuncios en televisión usando pietaje de los disturbios ocurridos al final de la marcha del paro del 1 de mayo. “El PNP le dijo al pueblo que un voto por nosotros era un voto por la estadidad y eso es lo que estamos haciendo, cumpliendo con el compromiso programático”, dijo el secretario general de la Palma, Rafael “June” Rivera.

Estimó que 500,000 penepés participarán del plebiscito, mientras Santiago Nuñez anticipa unos 600,000.

El Nuevo Día

Más notas sobre el tema