Repudia el gobierno venezolano la censura por sus ideas a un músico en Festival de rock en Colombia

Cancillería repudió retiro de Paul Gillman en festival de rock de Bogotá

El gobierno de Venezuela expresó este sábado su “absoluto repudio” a la decisión de la alcaldía de Bogotá de retirar de su tradicional festival de rock al músico venezolano Paul Gillman, un declarado seguidor del chavismo.

“Deploramos esta actitud políticamente motivada, que demuestra una visión intolerante, excluyente y que extiende la agenda hostil y de agresión contra el gentilicio venezolano que se ejecuta desde Colombia”, señaló la Cancillería en un comunicado.

Caracas ha acusado al gobierno de Colombia de formar parte de una “coalición” que, liderada por Estados Unidos, promueve un plan de “intervención internacional” en Venezuela.

El viernes, la alcaldía de Bogotá informó que por motivos de “orden público” excluyó a Gillman de la edición 23 de Rock al Parque, que se realizará del 1 al 3 de julio.

“En los últimos días se creó una campaña de desprestigio contra la participación del artista en Rock al Parque, lo cual pone en riesgo el buen funcionamiento del festival y la seguridad de quienes participan en él, de los artistas y del público”, indicó un comunicado del Instituto Distrital de las Artes de la capital colombiana.

Al rechazar la medida, el ministerio de Relaciones Exteriores venezolano consideró a Gillman uno de “los más exitosos y reconocidos cultores del rock latinoamericano”.

Por ello, aseguró, “resulta doblemente vergonzosa esta agresión”.

La Cancillería agregó que Gillman fue retirado “por miserables presiones de un empresario del espectáculo”, al que no menciona, y “la inculta oligarquía colombiana”.

Panorama


Carta de Paul Gillman a los organizadores de “Rock al Parque”

“Cuando los odios andan sueltos, uno ama en defensa propia” Mario Benedetti.

En la oportunidad de no haber recibido hasta el momento un comuncado OFICIAL de esta organizacion,me veo en la obligacion,y por respeto a la comunidad rockera colombiana de hacer pública esta carta:

Reciban un cordial saludo en la oportunidad de manifestar nuestra profunda preocupación ante la decisión de rescindir la participación de Banda Gillman en el histórico festival Bogotano Rock al Parque. Respetamos sus consideraciones al respecto ya que entendemos perfectamente que se pueden sentir abrumados ante la respuesta desfavorable y agresiva por demás, de un pequeño grupo de personas que publicaron por las redes sociales mensajes llenos de odio e incitación a la violencia cuando anunciaron nuestra participación.

Desde esta perspectiva, solicitamos respetuosamente valorar algunos aspectos que nos gustaría compartir con uds:
· Desde hace casi dos décadas hemos participado en varios eventos en nuestro hermano país, resultando de estas presentaciones un saldo artístico pletórico de fraternidad y alegría en la interacción con los equipos organizadores y con lo más valioso que puede abrazar un artista: el público;

· En cada presentación se vienen tejiendo lazos que nos hermanan en el rock y que trascienden nuestras definiciones políticas partidistas que nunca, y debemos destacarlo, han sido mencionadas en los escenarios descritos anteriormente. Las y los Rockeros tenemos un lenguaje universal de entendimiento que siempre armoniza con la fraternidad y la paz. Al respecto hay en las redes sociales, publicaciones suficientes de nuestras intervenciones musicales en algunas ciudades, entre ellas Bogotá, Medellín y Calarcá; donde ninguno de nosotros hace mención acerca de sus militancias individuales o colectivas más allá del Rock.

· Nuestro maestro Elkin Ramírez con Kraken, compartió tarima en múltiples oportunidades con nosotros, en Colombia y en Venezuela. En tal sentido, expresamos que nunca hubo espacios que permitieran siquiera considerar que las apreciaciones cosmológicas de cada quien impedirían o estarían por encima de un evento, por respeto a los músicos y al público.

· Reconocemos que hay un contexto conflictivo en nuestro país, y que debe ser resuelto dentro del mismo con el derecho soberano que acompaña estos procesos. Y sabemos perfectamente que nos entienden porque vienen de sufrir profundas heridas que afortunadamente están en resolución y nos toca aprender de las experiencias propias y ajenas. Ello no debe impedir que ambos pueblos se subyuguen ante las amenazas. Hemos observado con detenimiento los comentarios en las Redes Sociales y allí también se percibe mucho apoyo y alegría de seguidores colombianos del metal venezolano en general y de la Banda Gillman en particular. Creemos que estos seguidores se sentirían desilusionados en grado superlativo porque un grupo de personas guiadas por sentimientos de odio procuran amedrentar y logran además, que sea excluido un artista alegando razones políticas con visos profundamente discriminatorios. En el mundo es público y notorio que algunos cantantes de rock acompañen procesos políticos y esto no fue ni será impedimento para seguir haciendo presentaciones.

· Como organizadores del GILLMANFEST, hemos percibido en cada una de sus 30 ediciones, que hay siempre manifestaciones de agrado o desagrado con algunos artista nacionales e internacionales. Sabemos lo difícil de lograr complacer a todos los gustos en un mismos evento. Sin embargo, procuramos apostar a la armonía y valorar cada opinión, sobre todo a las que sienten y manifiestan el respeto por el esfuerzo que se hace para lograr desarrollar con éxito un festival que conjuga calidad y calidez en su desarrollo sin que surjan elementos discriminatorios con ello.

La historia de los pueblos hermanos no se verá opacada por un estrecho grupo, que no es la mayoría de los fanáticos, y que fundamenta sus argumentos con razones pueriles y llenos de sentimientos de mezquindad. Esperamos, eso sí, que podamos tener futuros espacios donde se aprecie la fraternidad y la querencia que cotidianamente compartimos con nuestra razón de ser: el público rockero.

En los 23 años que lleva el Festival Rock al Parque,ni desde la creacion de este tipo de eventos masivos desde el Festival de Monterrey de 1967 hasta hoy JAMAS había presentado una situación similar que implicó declinar un artista con 40 años de trayectoria por razones absolutamente ajenas a la música. Creando un terrible precedente e innecesario impasse,UNICO EN LA HISTORIA DEL ROCK.

Ojalá se sobreponga la justicia, es urgente que se recupere la sindéresis y se destaquen los sentimientos de nobleza y hermandad.

Gracias a Dios en lo personal, me siento muy feliz de tener la oportunidad de estar pronto por esas tierras para darnos ese gran abrazo rockero y leal cuando todas y todos cantemos juntos en Pasto,Cali y Bogota los grandes clasicos inmortales del TITAN Elkin Ramirez junto a la banda KRAKEN.

Nos despedimos reiterando que nuestros afectos fraternos con el pueblo colombiano están intactos, este es el espíritu que conmueve a la Banda Gillman, trascender el odio y considerar al otro con la esencia del ser humano; gracias por sus consideraciones al respecto.

Atentamente.

Paul Gillman.


Sobre el aplazamiento de la participación del artista venezolano Paul Gillman en Rock al Parque

– Este año se tuvieron en cuenta más de 280 artistas internacionales para participar en Rock al Parque; se escogieron 20, incluyendo al artista venezolano Paul Gillman.

– La curaduría de los Festivales al Parque obedece a criterios puramente artísticos. Los Festivales al Parque son apolíticos y el Idartes, como entidad organizadora, respeta las posiciones de los artistas invitados.

– El Idartes reitera su admiración por la trayectoria artística del músico Paul Gillman y su respeto por su aporte al rock y al metal latinoamericanos, y agradece su comprensión y la del público que esperaba verlo en esta versión de Rock al Parque.

– En los últimos días se creó una campaña de desprestigio contra la participación del artista en Rock al Parque, lo cual pone en riesgo el buen funcionamiento del festival y la seguridad de quienes participan en él; de los artistas y del público asistente. Siendo este un tema de orden público; es esta y no otra la razón que lleva al Idartes a tomar la decisión de cancelar la presentación de Gillman en el festival de este año; esperando poder contar con él en futuras versiones.

– Los Festivales al Parque son un patrimonio cultural de Bogotá y el Idartes espera que la versión 2017, que se realizará los días 1, 2 y 3 de julio en el Parque Simón Bolivar sea una oportunidad para conservar, descubrir y celebrar.

– Próximamente más anuncios de los artistas que harán parte de Rock al Parque 2017.
Idartes


 

Rock al Parque jamás había cancelado a un artista por razones ajenas a la música: Gillman

La controversia que generó la inclusión de Paul Gillman, histórico metalero venezolano, en el cartel de los 23 años de Rock al Parque, subió de temperatura por cuenta de quienes se opusieron a que el rockero de abierta filiación oficialista en su país se presentara en la tarima del festival gratuito más importante del continente. Luego de días de campaña en contra de la visita de Gillman, finalmente la organización del certamen decidió sacarlo de la lista de invitados a la fiesta del rock en Latinoamérica.

Todo empezó como una voz de inconformidad que alzó Julio Correal, reconocido gestor cultural del país y uno de los fundadores de Rock al Parque. Pocos días después de que se hiciera público el primer grupo de artistas del cartel, Correal criticó la convocatoria del artista venezolano que justamente está celebrando 40 años de vida artística, más del doble de tiempo que ha dedicado a defender la revolución bolivariana. Esa combinación de trayectoria musical y militante en el chavismo no convenció al promotor artístico, que con los días empezó a hacer más vehementes, y hasta ofensivas, las críticas a Gillman, a Rock al Parque, a Idartes y hasta a Chucky García, curador del festival. (Lea: Controversia por presencia de músico chavista en Rock al Parque 2017)

Fueron tres o cuatro días en los que el Twitter de Correal se convirtió en una metralleta de reproches, insultos, videos de los disturbios, noticias de la grave situación en Venezuela y análisis muy personales sobre lo que está pasando en el vecino país. Los cientos de trinos que lanzó abrieron el sendero para que otros internautas se unieran a su campaña, generando la suficiente presión para que su disgusto llegara a oídos de la organización del certamen.

El primero en responderle fue el propio Chucky García, quien luego de los muchos tweets en que lo etiquetó Correal decidió responder a un par de estos, asegurando que no quería profundizar sobre la ya conocida situación en Venezuela -muy alejada de la música y de Rock al parque-, y menos en sacar a un artista. Luego se quejó del elevado tono con que le hizo los reclamos, y así zanjó su participación en la polémica.

Cancelación

En la noche del jueves empezó a tejerse la teoría de que Gillman había sido cancelado del festival, todo por información de Correal, quien aseguró que Idartes había tomado tal decisión y se la había comunicado mediante una carta. La versión nunca la confirmó ni Idartes ni Rock al Parque, dado que la polémica tuvo su clímax a altas horas de la noche.

Este viernes, dos de las tendencias en redes sociales fueron los nombres de Correal y Gillman. La razón fue que desde el interior de Idartes confirmaron que el venezolano estaba fuera del festival, pese a que, hasta entrada la noche, aún no se ha emitido comunicado o notificación alguna más allá de las declaraciones que dio la directora de la entidad a W Radio.

“Los festivales Al Parque siempre son apolíticos y la selección de los artistas se hace con un criterio meramente artístico (…) Todas las personas que se suben a la tarima tienen su posición p0olítica y nosotros no nos metemos con nada; sin embargo, se empezó a armar la posibilidad de que boicotearan la presentación del artista y nosotros, como Distrito, no podemos exponer a los miles de jóvenes que asisten”, aseguró Juliana Restrepo, directora de Idartes, quien explicó que lo que se había decidido era “aplazar” la presentación.

Este es el video que publicó Idartes para confirmar su decisión:

Publicado por El Espectador