Argentina: Macri recibió a la canciller alemana Merkel con el eje puesto en el acuerdo de libre comercio Mercosur-UE

Merkel reconoció que “Alemania es un socio difícil”

Mientras el presidente argentino, Mauricio Macri, abrió la conferencia conjunta con una alusión al Mundial de Rusia, a cuya final, según el mandatario, llegarán Alemania y Argentina pero el vencedor será Argentina, Merkel abogó por un “orden mundial justo, construido con reglas claras”. La canciller, que realiza su primera visita al país, subrayó también que “los acuerdos siempre aportan más empleo y más prosperidad”.

En el mismo ámbito, Merkel admitió que su país es un socio difícil al anticipar duras negociaciones del capítulo agrícola del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur. Merkel sostuvo también que “Alemania, como otros países, busca aliados estratégicos” al enmarcar de ese modo su gira por América latina, que incluye en esta ocasión una visita de 26 horas a la Argentina y otra de 48 horas a México, donde permanecerá hasta el sábado.

“Sabemos que Alemania no es siempre un socio fácil”, dijo Merkel consultada sobre el avance de las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio Mercosur-UE, que los dos bloques buscan desde hace 20 años.

En relación con la próxima reunión del G-20, que se ralizará el año próximo en Buenos Aires, Merkel dijo que, tras la salida de Estados Unidos de la Conferencia de París, Alemania, como presidenta pro tempore del organismo, está concentrada en la negociación de los comunicados que firmarán los miembros del grupo, haciendo hincapié en los puntos comunes, no en las divergencias.

Macri, por su parte, como si estuviera en campaña, afirmó que “la Argentina ya probó el aislamiento, que profundizó la pobreza”, e insistió en la necesidad de una “integración inteligente al mundo, en el marco de un comercio multilateral justo, que desarrolle las capacidades de cada comunidad”.

La canciller de Alemania, por último, se manifestó a favor de “darle un cariz humano a la globalización” y afirmó que “con la Argentina, la cooperación es muy fluida”. “Ningún país solo en el mundo es capaz de resolver los problemas” y “todos tenemos que cooperar”, dijo Merkel. “Los dos abogamos por un mundo libre y abierto”, añadió la canciller, que va por su tercer mandato consecutivo.

Página 12


Angela Merkel visitó el Parque de la Memoria

Luego del encuentro en la Casa Rosada y la conferencia de prensa en el Salón Blanco, la canciller alemana, Angela Merkel, visitó el Parque de la Memoria, en homenaje a las víctimas de la última dictadura, donde realizó una ofrenda floral, junto a Marcelo Brodsky y Vera Jarach, de Madres de Plaza de Mayo


Macri y Merkel acordaron impulsar acuerdo entre el Mercosur y la UE

Informe de Liliana Franco

En medio de un fuerte operativo de seguridad, la canciller alemana Angela Merkel se reunió en Casa Rosada con el presidente Mauricio Macri, junto a quien brindó una conferencia de prensa en la que manifestaron su intención de impulsar alianzas entre el Mercosur y la Unión Europea.

“Alemania es un socio importantísimo para Argentina”, dijo Macri al encabezar la conferencia en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

En la misma línea se manifestó su par por Alemania, quien señaló que ese país “ratifica” el deseo “de alcanzar el proceso” de integración entre ambos bloques. “Vamos a apoyar de forma intensa las negociaciones”, añadió.

De todos modos, Merkel marcó la cancha: “La negociación de libre comercio nunca es fácil. Alemania, sabemos, nunca tiene una postura fácil, porque defiende sus propios. Vamos a negociar duro, Argentina no va a ver colmados todos sus deseos, cada parte va a tener que hacer concesiones, pero va a redundar en beneficios mutuos”.

Otros dos puntos centrales del encuentro fueron inversiones y la reunión del G-20 de 2018, que tendrá sede en Buenos Aires. “Argentina se ha abierto en varios sentidos, estoy convencida de que esto va a derivar en más empleo y mayor crecimiento (…) Las condiciones marcos se han vuelto más fiables, y estas son las cuestiones que necesitan las empresas para decidir inversiones”, dijo la canciller alemana que vino acompañada de una delegación de empresarios.

Merkel fue recibida por Macri con todos los honores brindados por la Fanfarria Alto Perú del Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín.

Seguidamente, tras recorrer el Salón de los Bustos, el mandatario junto a Merkel se dirigieron al Salón Blanco, donde ambos participaron del saludo protocolar estrechando sus manos ante los reporteros gráficos, de los medios locales y extranjeros.

De inmediato, el mandatario y la canciller alemana se trasladaron al despacho presidencial, donde junto a la vicepresidenta Gabriela Michetti mantuvieron un encuentro bilateral, previo a un almuerzo ofrecido en el Salón de los Científicos Argentinos y la conferencia de prensa.

En el almuerzo comieron burrata con higos y tomate confité y aderezo de berro, y risotto de alcaucil con huevo soft y frutas de postre como plato principal.

Por el Gobierno argentino acompañaban a Macri el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario de Asuntos Estratégicos de Cancillería, Fulvio Pompeo y el embajador argentino en Alemania, Luis María Kreckler, mientras que con Merkel se encontraban su vocero Steffen Seibert y funcionarios de la cancillería.

Antes, Merkel se reunió con empresarios y visitó una sinagoga. “Creemos que además de las conversaciones políticas, podemos acompañar los desarrollos económicos. Argentina necesita infraestructura, Argentina debe modernizarse y para ello Alemania puede ser un buen socio”, destacó la canciller.

En medio de un fuerte operativo de seguridad, Merkel inició su jornada en Buenos Aires en el hotel Alvear, del barrio de Recoleta, donde ejecutivos de empresas alemanas con intereses en Argentina le plantearon la situación de sus compañías, su visión sobre la marcha de la economía y propuestas para mejorar la situación bilateral.

Según pudo saber Télam de fuentes participantes en el encuentro, de la reunión participaron el embajador de Alemania en Argentina, Bernhard Graf von Waldersee, y una veintena de empresarios.

Del hotel Alvear se trasladó directamente al Templo Libertad, ubicado en el centro porteño, donde dejó inaugurado el órgano de la sinagoga de la congregación israelita de la Argentina reparado con un subsidio de la embajada germana.

Durante la ceremonia, Merkel recordó los atentados perpetrados en el país contra la sede de la Embajada de Israel y la AMIA, y agradeció a la Argentina por facilitar “un puente” con Europa para acoger a las víctimas del nazismo.

Merkel fue recibida en el templo por Rodríguez Larreta; el embajador de Israel en Argentina, Ilan Sztulman; el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, el rabino Sergio Bergman; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj; y el presidente y el director de la DAIA, Ariel Cohen Sabban y Víctor Garelik, entre otros.

A continuación, la canciller alemana se dirigió a la Plaza San Martín, donde colocó una ofrenda floral frente al monumento del libertador General San Martín y, posteriormente, el jefe de Gobierno porteño le entregó las llaves de la ciudad.

En tanto a las 15, también en Casa Rosada, tendrá lugar una reunión de Macri y Merkel con empresarios alemanes, mientras que luego está previsto que visite el Parque de la Memoria, donde arrojará una ofrenda floral al río en memoria de los desaparecidos durante la última dictadura cívico militar, y firmará el libro de visitas.

Posteriormente, a las 16.30, estará en el Polo Científico y Tecnológico, ubicado en la calle Godoy Cruz 2320, en el barrio de Palermo,

Finalmente, a las 19, está previsto el cierre de la visita de la canciller con una cena de honor en el Centro Cultural Kirchner.

La primera visita oficial de Merkel al país tiene el propósito de relanzar las relaciones bilaterales y avanzar en el traspaso de la presidencia pro témpore del G-20 a la Argentina a partir de 2018.

La de Merkel será la primera visita oficial de un gobernante alemán al país en 15 años, tras la de Gerhard Schröder en 2002.

Las relaciones oficiales entre Alemania y Argentina comenzaron en 1857 y tienen una base profunda en la economía, la cultura y a la vez, en criterios similares en muchos temas globales y multilaterales.

La cooperación estrecha en el ámbito universitario y en la ciencia y el desarrollo constituye un eje central de las relaciones bilaterales, promovido políticamente por ambas partes.

Asimismo, ambos países tienen cuestiones en común significativas respecto a la importancia del multilateralismo y el derecho internacional, la política de no proliferación nuclear y, específicamente, los derechos humanos.

La Argentina es uno de los tres representantes latinoamericanos en el G20 -los otros son Brasil y México-, el grupo más importante de los países industriales y emergentes en el mundo y sucederá a Alemania en la presidencia del bloque en 2018, de modo que ambos países cooperan y coordinan estrechamente sus agendas de trabajo ya durante el presente año, con el fin de garantizar una continuidad y efectividad de las negociaciones en este marco.

Se conoció que Macri y Merkel terminarán de definir detalles del traspaso a las autoridades argentinas de la presidencia del G20, y también temas relativos a las inversiones alemanas en el país en energías renovables.

Ámbito


La canciller alemana visitará dos íconos del kirchnerismo: el CCK y el Polo Científico Tecnológico

La canciller alemana Ángela Merkel incluyo en su agenda de este jueves varias actividades en paralelo a la actividad bilateral con el presidente Mauricio Macri.

La mandataria realiza un desayuno con empresarios germano argentinos, visitará la Sinagoga de la Congregación Israelita de la República Argentina (CIRA) para la inauguración del órgano Walker restaurado recientemente con fondos alemanes y el Parque de la Memoria, en homenaje a las víctimas de la dictadura militar.

Como parte de su visita, Merkel visitará dos edificios emblemáticos de la gestión de Cristina Fernández: el Polo Científico Tecnológico y el Centro Cultural Kirchner.

En el edificio de Palermo, ubicado en Godoy Cruz y Paraguay, pronunciará un discurso ante científicos y estudiantes y participará en un foro de debate.

Tras la conferencia de prensa conjunta con Mauricio Macri, la canciller será agasajada con una cena en su honor en el CCK, el ex Correo restaurado por la ex presidenta.

Tiempo Argentino

 


Angela Merkel llegó a la Argentina con el doble de personal de seguridad habitual

Treinta efectivos de la seguridad personal de la canciller Angela Merkel están en este momento en la Argentina, además de un grupo de número no revelado de la BDU, la inteligencia en el extranjero del gobierno alemán creada después de la Segunda Guerra Mundial. Es apenas el 10 por ciento del personal que suele movilizar el presidente de los Estados Unidos para custodiar los movimientos en sus viajes, pero es el doble de lo que usualmente utiliza la titular del Ejecutivo alemán por el mundo.

En efecto, después de los sucesivos atentados que se produjeron en Londres, París, Melbourne, Teherán y los que vivió Berlín en diciembre del año pasado, la normalmente despreocupada vida de Merkel, una líder que disfruta del bajo perfil y el contacto directo con las personas, empezó a sufrir cambios. Su agenda, habitualmente transparente, tiene ahora una difusión más restringida. En Argentina, por ejemplo, no se conoce a qué hora exactamente visitará la sinagoga de la Congregación Israelita Argentina, conocida como Templo Libertad, donde se espera que inaugure el órgano que fue restaurado en Alemania, con financiamiento de ese país. De hecho, se trata del punto crítico de su visita a Buenos Aires.

Según la información que obtuvo Infobae, la Policía Federal Argentina y la Gendarmería se prepararon para trabajar en el segundo y tercer anillo de seguridad. También está prevista la presencia de francotiradores de las fuerzas de seguridad locales.

Merkel llegó en la noche del martes proveniente de su país en el marco de una gira que concluirá en México, donde busca generar consensos con los dos integrantes latinoamericanos del G20, con vistas a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar a principios de julio en Hamburgo, buscando aislar posibles conflictos con los Estados Unidos, un aliado ahora menos previsible para Europa, según lo reconoció la propia líder alemana. En particular, en Buenos Aires debe precisar los detalles del traspaso de la presidencia del G20, que pasará a manos de la Argentina.

Al hablar del viaje de la canciller, el vocero Steffen Seibert recordó que con Argentina “la relación tiene más de 170 años de historia y es uno de los socios comerciales más importantes de Alemania en América Latina, con doscientas empresas de capital alemán activas, que dan trabajo a miles de personas”.

También resaltó que si bien Merkel coincidió con el presidente Mauricio Macri en distintas cumbres, “visitar el país es otra cosa”. De hecho, es el primer viaje de la canciller a la Argentina, a pesar de que está en el poder desde el 2005.

La agenda de Merkel comenzará en Buenos Aires con un desayuno con empresarios y, al mediodía, Macri la recibirá con honores militares en la Casa Rosada. Luego de una reunión a solas darán una declaración conjunta a la prensa. Por la tarde, visitará el Parque de la Memoria y a la noche asistirá a una cena de honor a cargo de la Presidencia en el CCK.

En relación a la visita que realizará a México, el vocero Seibert subrayó que se trata de “la décima quinta economía, con peso internacional realmente grande”, entre otras cosas, porque es el puente entre Norteamérica y América Latina. Alemania es para México el principal socio comercial en Europa, con un volumen de 16.000 millones de euros.

Infobae


Otros dardos para Maduro

El presidente Mauricio Macri volvió a despacharse contra el gobierno de Nicolás Maduro: “El pueblo venezolano vive un flagelo, un gobierno que se ha transformado en una dictadura, que no respeta los derechos humanos”, lanzó. Además, el mandatario reclamó nuevamente la “libertad de los presos políticos y el llamado a elecciones”. A diferencia de lo que ocurrió con Brasil o México, Macri se muestra alineado con Estados Unidos en intervenir en la política interna venezolana. Sostuvo que Maduro “ha avasallado a los otros poderes, ha traído hambre, enfermedades y violencia”, señaló Macri, quien la semana pasada llamo a cambiar a aquellos jueces que no “nos representen”.

Página 12


Macri: “No me preocupa que Cristina sea candidata; expresa cosas que le hicieron mucho daño a la Argentina”

Mauricio Macri aseguró ayer que no le “preocupa” una eventual candidatura de Cristina Kirchner en las próximas elecciones legislativas. El Presidente brindó una conferencia de prensa en la provincia de Corrientes, donde viajó para participar de un acto junto con jubilados y celebrar el triunfo de Cambiemos en la capital provincial del domingo pasado.

“Tiene todo su derecho. No me preocupa. Me preocupa seguir encontrando soluciones para que más argentinos sientan el cambio que se da en el país. Trabajo con esa obsesión todos los días”, afirmó el jefe del Estado.

Macri se mostró confiado de que el oficialismo obtendrá en las elecciones de octubre el respaldo de la mayoría del electorado. Recordó que “todos tienen el derecho a competir” en los comicios pero lanzó dardos contra su antecesora. “Ella expresa convencida un montón de cosas que le han hecho mucho daño a la Argentina. Haber hipotecado al país a partir de no invertir en tecnología, en tener infraestructura, en cuidar el valor de la moneda”, apuntó.

Para presionar a Florencio Randazzo , el entorno de la ex presidenta confirmó este martes que Cristina Kirchner competirá en la provincia de Buenos Aires en los próximos comicios. La primera reacción oficial a la postulación de la ex mandataria estuvo a cargo del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien resaltó que no sería “decisiva” la participación de Cristina.

Sentado junto al intendente electo de Corrientes, Eduardo Tassano, el Presidente aventuró que la alianza Cambiemos podrá obtener en octubre a nivel nacional la misma victoria que obtuvo en la ciudad correntina. Además, volvió a arremeter contra ciertos sectores que le “ponen piedras” al Gobierno y evidencian “prácticas clientelares y comportamientos mafiosos”.

“Pienso que así como pasó en la ciudad de Corrientes, pasará en el país y esta idea de un cambio de valores va a ganar en octubre”, aseveró.

En ese marco, el mandatario contó que esperar lograr un acuerdo multisectorial después de los comicios para consensuar “políticas a largo plazo”.

La Nación