Bolivia denunciará a Chile ante la OEA por la “injusta y violenta detención” de los nueve funcionarios

Bolivia denunciará a Chile ante la OEA por la tortura a 9 bolivianos

El presidente Evo Morales informó ayer que presentará el miércoles una denuncia contra Chile ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por la “injusta y violenta detención” de los nueve bolivianos, el pasado 19 de marzo.

“El miércoles, Bolivia denunciará ante la OEA injusta y violenta detención de los 9 servidores públicos que luchaban contra el contrabando. Se denunciará tortura, disparos de amedrentamiento y hostigamiento a los nueve compatriotas”, informó Morales, a través de su cuenta de Twitter.

La decisión del Gobierno se da un día después que el ministro de Justicia, Héctor Arce, informara que los bolivianos, prisioneros en la cárcel de Alto Hospicio en Iquique, Chile, revelaron ante la Fiscalía de ese país las torturas que sufrieron por parte de carabineros en alianza con contrabandistas.

El boliviano Brayan Quenallata relató al Ministerio Público chileno que los carabineros los redujeron con sus armas, pese a que se identificaron como funcionarios y militares de Bolivia, que luchaban contra el contrabando. Asimismo, dijo, los contrabandistas también los golpearon, provocando lesiones a los bolivianos.

“Me obligaron a ponerme de rodillas… Para evitar que me tiren en la camioneta de golpe, me subí a la misma; sin embargo, una persona me golpeó fuertemente en la cabeza. Si bien no vi a la persona, mis compañeros me dijeron que me golpeó una mujer con una llave inglesa, esa llave… por eso me había roto la cabeza”, establece la declaración de Quenallata, que dio lectura Arce.

Otro de los abusos que sufrieron los bolivianos es que una vez reducidos y enmanillados, los carabineros dispararon al lado izquierdo y derecho, cerca de los oídos de los bolivianos.

“Llegaron los carabineros, quienes nos redujeron, estaban con armas y nos dispararon a la izquierda y a la derecha”, señala la declaración de Jhonny Carvajal, capitán de Ejército, según leyó Arce.

Asimismo, el presidente Morales agregó que en la demanda, presentada a la OEA “se detallará: (la) injusta detención, no otorgación de visas, expulsión y veto a periodistas; y discriminación racial a madre de detenidos”.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, a quien Chile le negó la visa, indicó que las demandas que impulsará el Gobierno son “a nivel continental e internacional” y dijo que la próxima denuncia contra Chile será por incumplimiento del Tratado de 1904, que garantiza el libre tránsito. Chile negó visa a cinco autoridades bolivianas.

Al respeto, el canciller Fernando Huanacuni sostuvo que “el maltrato denota la vulneración de derechos básicos y universales, derechos humanos fundamentales” y que las revelaciones “prácticamente desmoronan todo lo que Chile estuvo haciendo de manera equívoca”.

Su colega, la ministra de Comunicación, Gisela López, expresó que también fueron ultrajados: los familiares de los detenidos, autoridades bolivianas e incluso periodistas, quienes se vieron expulsados e impedidos de realizar su trabajo en el vecino país.

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, dijo que la sindicación de Morales “no merece ninguna credibilidad” y las calificó como una “acusación infundada”. Agregó que su país “es un Estado de Derecho con garantías para todos los procesados y todos los detenidos”.

Página Siete


Canciller chileno calificó como “infundadas” acusaciones de torturas a bolivianos detenidos

El canciller Heraldo Muñoz calificó como “infundadas” las acusaciones por parte de La Paz de que los bolivianos detenidos en Chile por robo son torturados y afirmó que “nada nos sorprende”.

“Casi nada nos sorprende de lo que dice el Gobierno boliviano, son nuevas acusaciones infundadas que carecen de credibilidad y que no merecen más respuestas”, enfatizó el jefe de la diplomacia chilena.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que presentará este miércoles una denuncia ante la OEA por “torturas y hostigación” por parte del Estado chileno contra los nueve ciudadanos bolivianos que fueron detenidos en Alto Hospicio, en el norte de la nación austral.

Morales explicó que en el recurso se detallará la “injusta detención, no otorgación de visas, expulsión y veto a periodistas; y discriminación racial a madres de detenidos”.

El canciller Muñoz negó las acusaciones de tortura y afirmó que “Chile es un Estado de Derecho con garantías para todos los procesados y todos los detenidos, y eso lo sabe todo el mundo, si no fuese así, habría un verdadero escándalo internacional”, enfatizó.

El ministro explicó que tras la detención de los ciudadanos bolivianos, ellos mismos relataron a la Defensoría Penal Pública -que los representó inicialmente- que no tenían lesiones producto del trato policial.

Formalizados por robo con violencia y contrabando

Los nueve bolivianos fueron detenidos por agentes de Carabineros el 19 de marzo cuando, según las autoridades, se encontraban en territorio chileno e iban a robar camiones con mercancías.

El Gobierno boliviano, en cambio, afirma que los militares y los funcionarios de aduanas estaban en su territorio luchando contra el contrabando que pasa de Chile a Bolivia.

La Fiscalía chilena acusó a los detenidos de robo con violencia, porte y tenencia de armas prohibidas y contrabando, por lo que un juzgado chileno decretó prisión preventiva, un período que debe durar 120 días mientras avanza la investigación.

Cooperativa