Bolivia: Evo Morales exige un acceso al mar en la ONU

Morales denuncia en la ONU el golpe económico del enclaustramiento y aboga por los países sin litoral

Antre el foro mundial sobre océanos en la Organización de Naciones Unidas (ONU), el presidente Evo Morales denunció este lunes los graves daños económicos que sufre Bolivia por el “injusto enclaustramiento” al que es sometido y demandó a la comunidad internacional apoyo para impulsar un “acceso real y soberano (al mar) incluso” para los países sin litoral.

“El agua, los bosques, la tierra, los ecosistemas, la biodiversidad, el espacio atmosférico, los mares, los océanos, son dones de nuestra Madre Tierra para vivir bien y la usurpación, el robo, la apropiación por la fuerza de esos dones rompen el equilibro de los sistemas de vida de los pueblos”, afirmó, para luego recordar que los recursos naturales son considerados un patrimonio de la humaniodad “que deben respetarse, cuidarse y compartirse”.

Morales no solo expuso la demanda boliviana de una salida soberana al Pacífico, sino que además abogó porque todos los países sin litoral tengan acceso al mar, en la medida que es un factor de desarrollo y progreso. “Los mares y los océanos son patrimonio común de la humanidad y el agua es un derecho humano, sin ellos la humanidad no existiría. No pertenece solamente a los países costeros, son esenciales para todos nuestros pueblos, son el origen para nuestras vidas”, dijo.

Bolivia no se considera un país sin litoral, sino uno privado temporalmente en la medida que nació a la vida independiente con acceso al Pacífico. Chile invadió y arrebató en una guerra la cualidad marítima del Estado, que hoy reclama con una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) diálogo a Chile para resolver el diferendo arrastrado desde 1879.

El Tratado de 1904 garantiza el libre tránsito para el comercio boliviano, empero los recurrentes paros de trabajadores aduaneros y de los puertos chilenos frenaron las exportaciones e importaciones. Esos hechos demuestran – dijo Morales- “el injusto enclaustramiento al que se somete a mi país”.

La mayor parte del comercio boliviano sale e ingresa por los puertos chilenos y Morales reflexionó sobre la necesidad de que el acceso al mar no esté condicionado por otros intereses que no sean la vida y el desarrollo de los pueblos.

“Mientras el derecho de acceso al mar esté sometido al lucro, a intereses particulares, a los patrones de consumo del capitalismo y al control de transnacionales, no podremos romper esta lógica que pone en riesgo no solo a los mares y océanos, sino a la vida misma”, reflexionó para luego defender la idea de que “los mares son de y para los pueblos”.

Morales reivindicó el acceso al mar como un derecho de los pueblos y aprovechó la ocasión para plantear que los países sin litoral tengan mayores facilidades por países tránsito.

“Para los pueblos el derecho humano al mar no solo debe contemplar un acceso sin restricciones a la libre navegación o aprovechamiento a los recursos marinos, sino también debe significar el derecho a un acceso real y soberano incluso para los países enclaustrados”, insistió en parte de su alocución.

Dijo que los 500 millones de personas que viven en los países sin litoral se ven limitados en su desarrollo debido a esta condición. “No se debe olvidar que nuestros pueblos enfrentan mayores desafios, obstáculos y limitaciones que los países costeros. Esta situación se agrava cuando nuestra situación de vulnerabilidad se convierte en un negocio lucrativo para los países en tránsito y consorciós internacionales”, afirmó.

La Razón


Guterres afirma que Bolivia es una lección de inclusión y redistribución de la riqueza

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, afirmó el lunes en una reunión con el presidente Evo Morales que Bolivia esa una lección de desarrollo inclusivo y redistribución de la riqueza, según una fuente oficial.

“El Secretario General señaló que Bolivia es una lección para otras partes del mundo”, informó el embajador boliviano ante la ONU, Sacha Llorenti. “Ha sido una reunión que considero excelente, por la conexión que se notó tanto en el Secretario General (…), han tenido una larga conversación, ha durado más de lo que se tenía previsto y han conversado de una serie de temas”.

Morales llegó a la ONU, con sede en Nueva York, para participar en la Conferencia sobre Océanos y mañana presidirá la sesión del Consejo de Seguridad sobre aguas transfronterizas; el mandatario boliviano sostiene que el acceso al agua y a los océanos debe traspasar las fronteras para generar un desarrollo más equitativo e inclusivo.

Bolivia está entre los países que encabeza el crecimiento económico en Sudamérica tras la implementación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo desde 2006, en un contexto internacional adverso de desaceleración económica y caída de precios de las materias primas.

“El Secretario General ha manifestado que en Bolivia no solamente se habla de desarrollo sostenible sino también de desarrollo inclusivo, esto refiriéndose a las políticas económicas que se llevan adelante en el país”, agregó Llorenti, que participó del primer encuentro entre Morales y Guterres, que se extendió por más de media hora.

El embajador ante la ONU aseveró que Guterres conoce “muy bien” la historia del país y el proceso de transformaciones que inició Morales desde el 2006, cuando se convirtió en el primer presidente indígena en la historia boliviana.

También informó que Guterres intercambió criterios con Morales sobre la Agenda 203 que adoptó la ONU para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, además de la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

Morales, por su parte, expuso el desafío de la Agenda Patriótica 2025, que busca la erradicación de la extrema pobreza en Bolivia, el desarrollo sostenible y la implementación de políticas de carácter económico, social y ambiental, entre otras, remarcó Llorenti.

ABI