Chile: la presidenta Bachelet defendió las reformas que realizó su gobierno en su última cuenta pública

301

Bachelet entrega última Cuenta Pública marcada por tono político de su discurso

La presidenta Michelle Bachelet realizó este jueves la última cuenta pública de su administración ante el Congreso Pleno, que comenzó puntualmente a las 10:30 horas, marcada por el cambio de fecha luego que se decidiera trasladar la ceremonia del 21 de mayo al 1 de junio.

La mandataria llegó a esta cuenta pública con un alza en su aprobación según la última encuesta Adimark de mayo, donde alcanzó un 31%, su mejor registro en los últimos 2 años.

A su arribo al Congreso, la jefa de Estado fue recibida con vítores por parte de los parlamentarios oficialistas y de los asistentes en las tribunas, en donde la única familiar directa fue su madre, Ángela Jeria.

En el inicio de su discurso, que duró 2 horas con 8 minutos, Bachelet destacó las reformas de su gobierno, asegurando que “nos hemos atrevido a poner en marcha las transformaciones que comprometimos (…) para dar oportunidades justas y equitativas a todos y apostar así por un verdadero desarrollo”.

“Cuatro años de gobierno no bastan para revertir males históricos”, sentenció.

En ese sentido, reconoció que “no ha sido fácil, tampoco ha sido perfecto”, agregando que “sé que son cambios que habrá que profundizar, pero el horizonte hacia donde nos movemos está claro”.

“Lo digo con humildad, pero con firmeza: hemos tenido el coraje de mirar nuestros problemas de frente”, enfatizó.

Al respecto, aludió a los cambios en educación, donde aseguró que “hemos puesto en marcha una reforma estructural desde la sala cuna hasta la educación superior, desde una educación como bien de consumo a una entendida como derecho social”.

Asimismo, apuntó a la carrera docente, valorando haber “dignificado las condiciones laborales de los profesores, aumentado sus tiempos de trabajo y aumentado sus sueldos”, adelantando que se está preparando un proyecto de estatuto para los asistentes de la educación.

También, aludió a la gratuidad asegurando que en 2018 ésta alcanzará a un 60% de los estudiantes más vulnerables. “A quienes dudaban de la gratuidad les digo que es una realidad que avanza a paso firme”, sentenció, añadiendo que “quien quiera echar pie atrás a la gratuidad, le estará dando la espalda a Chile y a las familias chilenas”.

En ese sentido, recordó que “como Gobierno nos comprometimos a terminar con el Crédito con Aval del Estado”, para lo cual emplazó directamente a los parlamentarios a dar su apoyo al proyecto de ley que elimine el polémico CAE. “Pido a este Congreso la pronta tramitación de estas leyes”, señaló.

“Porque nuestros jóvenes no pueden esperar. Pero nuestro anhelo sigue siendo avanzar hacia la gratuidad universal, porque la gratuidad para todos es la expresión más clara de una educación entendida como derecho social y no como bien de consumo, porque en ella se materializa la verdadera libertad de elegir”, aseguró.

“Por eso en los próximos meses esperamos aprobar el nuevo sistema de educación superior que se tramita ante este Congreso, consagrando por ley la gratuidad”, sostuvo.

Bío Bío


Bachelet defiende su legado en una cuenta pública con fuertes mensajes políticos

Sebastián Rivas

“Según los datos generales parecía que todo estaba bien, pero los chilenos y chilenas sabían que la situación no daba para más”. Las palabras de Michelle Bachelet justo al inicio de lo que sería el discurso más extenso de las cuatro cuentas públicas de su segundo período marcaban el tono de su mensaje final ante el Congreso Pleno: una defensa de su gestión, apuntando al hecho de que ha iniciado “las transformaciones que comprometimos” antes de regresar a La Moneda.

“Si impera la pura lógica de mercado, temas vitales como la educación, la salud o la vivienda pasan a ser bienes de consumo, que crean divisiones entre quienes pueden y quienes no pueden pagarlos”, marcaba Bachelet, que había señalado al abrir su intervención en Valparaíso que le hablaba “a un Chile distinto y mejor al que pude ver hace tres o cuatro años”.

El tono de defensa de su gestión estaba marcado además por una noticia positiva para el gobierno: apenas una hora y media antes del discurso, la encuesta Adimark había consignado la mayor aprobación para el gobierno en más de dos años, con el 31%. Una cifra que, aun cuando no es mayoritaria, representa una mejora considerable respecto de la situación que ha vivido Bachelet tras el estallido de los casos Caval y SQM.

El discurso, que duró dos horas y 12 minutos, estuvo marcado por un amplio recuento de las medidas realizadas en los poco más de tres años que van de gestión, y un tono especialmente duro para defender beneficios como la gratuidad universitaria, donde lanzó una crítica fuerte a quienes pretenden terminar con dicha política a futuro.

“Queridos compatriotas, no nos engañemos: quien quiera echar pie atrás en una política seria, inclusiva y responsable –como es la gratuidad en la educación superior– le estará dando la espalda a Chile y a las familias chilenas”, afirmaba Bachelet, en un tono que parecía apuntar al planteamiento del ex mandatario y candidato presidencial, Sebastián Piñera, de no seguir con la gratuidad en un eventual nuevo gobierno suyo.

También las críticas al anterior gobierno se dieron en varios instantes del discurso: Bachelet apelaba a la idea de que su gobierno ha sido “serio” en entregar beneficios y proponer soluciones, y dedicó un par de párrafos especiales a recordar los cuestionamientos en el período de Piñera a la encuesta Casen y el Censo. “Recuperamos un patrimonio estadístico que nos pertenece a todos”, decía con respecto al primer instrumento, mientras sobre la medición censal aseguró que “hemos vuelto a una tradición de medición de personas y hogares que nunca debimos perder”.

En varios momentos, además, Bachelet llamó a defender lo que considera la obra de su gobierno. “Nada de lo que hemos logrado está asegurado para siempre”, dijo la mandataria, aunque luego señaló que “podrán cambiar los gobiernos, pero no puede detenerse una historia impulsada por la fuerza de un país entero”.

La presidenta hizo en este punto un hincapié especial para la Nueva Mayoría, la coalición que se formó para llevarla a La Moneda y que hoy está dividida de cara a la elección presidencial. “Quiero pedirles especialmente a los demócratas progresistas de Chile, a quienes me acompañan en el Gobierno, unidad en la acción y lealtad a los principios que nos convocan. Lo que ha dado gobernabilidad al progreso es nuestra unidad y es lo que debe asegurar la consolidación de nuestras reformas y los avances en el futuro. Hemos puesto en marcha una historia y somos responsables ante el país de llevarla a cabo”, señaló, citando luego a Allende, Frei Montalva y Aguirre Cerda.

Anuncios para la recta final

Pese al tono de balance, Bachelet de todas formas hizo una serie de anuncios, la mayoría de los que correspondieron a precisiones sobre iniciativas que ya estaban comprometidas.

La presidenta señaló que en el segundo semestre de este año enviará un proyecto para establecer el matrimonio igualitario -“no puede ser que los prejuicios añejos sean más fuertes que el amor”- y el envío de un texto constitucional, una novedad respecto de lo que se había revelado previamente sobre el denominado proceso constituyente.

Además, confirmó que se destinarán fondos para la construcción de la Línea 7 del Metro de Santiago, el inicio de los estudios para la extensión del Merval de Valparaíso a La Calera y la extensión de la gratuidad universitaria al 60% de la población con menores recursos.

Junto con ello, señaló que en los próximos días revelará el plan de su gobierno para la Araucanía, a partir de las conclusiones de la mesa de diálogo para la región.

La Tercera


Bachelet aborda tensiones con Bolivia: “Chile siempre apuesta por el diálogo”

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, aseguró en una entrevista con Efe que “Chile siempre apuesta por el diálogo” con Bolivia.

“Cuando yo era candidata y el presidente (Evo) Morales llevó a La Haya su presentación, yo manifesté que me parecía un error y que la vía del diálogo era la más adecuada”, recordó Bachelet.

Bolivia ha llevado a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por la demanda marítima y Chile ha hecho lo propio por las aguas del Silala.

Paralelamente, empresarios bolivianos han pedido demandar a Chile ante la OMC y ALADI (Asociación Latinoamericana de Integración) por la huelga que estos días llevan a cabo los funcionarios de las aduanas chilenas, y militares bolivianos han diseñado un plan para sentar soberanía en la frontera.

No obstante, la mandataria insistió en que Chile tiene muy claro que el Tratado de 1904 “define con claridad” los límites y fronteras del país austral.

Y agregó que junto a esas circunstancias que hablan de un deterioro en la relación, “también es cierto que hay un comercio importante entre ambos países, ha aumentado la inversión chilena en Bolivia y hay una gran cantidad de estudiantes bolivianos becados por Chile estudiando en sus universidades”.

Al igual que cuando la Corte Internacional de Justicia dictó en enero de 2014 el fallo sobre el litigio marítimo con Perú ambos países siguieron trabajando juntos, Bachelet confía en desarrollar “una agenda bilateral constructiva y positiva” con Bolivia.

CRISIS EN VENEZUELA

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, consideró “clave” para que los organismos multilaterales tengan un papel más activo en la solución de la crisis de Venezuela la “voluntad de las partes”.

Preguntada sobre la posibilidad de que organismos multilaterales como la ONU o la Organización de Estados Americanos (OEA) asuman un papel más activo en la resolución de la crisis venezolana, la presidenta chilena recordó a Efe que “para que se involucren, tiene que haber el acuerdo de las partes, sobre todo de los gobiernos”.

“Eso requeriría que el Gobierno venezolano estuviera disponible para una solución de esta naturaleza“, precisó Bachelet, quien recordó los infructuosos intentos de mediación del Vaticano y de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana).

Hasta ahora no ha habido buenos resultados, a pesar de los esfuerzos de distintos organismos internacionales, explicó la presidenta en la entrevista.

Bachelet apuntó que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) tal vez podría jugar un rol en la resolución del conflicto, pero antes hay que elegir al secretario general del organismo, cargo que está vacante actualmente.

“Todo lo que puedan hacer los organismos multilaterales es muy bien recibido, pero tiene que haber voluntad de las partes. Eso es clave”, recalcó.

Los ministros de Relaciones Exteriores de América debaten hoy la crisis de Venezuela en una reunión de consulta en la OEA, a la que llegan divididos sobre el papel que debe jugar la región.

La reunión de los cancilleres en Washington coincide con una marcha de la oposición venezolana hacia la Cancillería, tras dos meses de protestas en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que han dejado al menos 59 muertes y posturas irreconciliables.

SOBRE ESTADOS UNIDOS

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, expresó hoy su deseo de que el Gobierno de Donald Trump mantenga su apoyo a los organismos multilaterales, que aportan estabilidad al orden internacional.

“Yo espero que el Gobierno de Estados Unidos pueda seguir apoyando a organismos como Naciones Unidas, la Organización del Mundial del Comercio (OMC) y las distintas estructuras que el mundo se dio después de la II Guerra Mundial y que le han proporcionado estabilidad”, señaló en una entrevista con Efe.

“Estamos viviendo en un mundo muy complejo en el que no existen soluciones unilaterales. Requerimos de una multilateralidad muy activa y requerimos del libre comercio. El proteccionismo no nos hace bien”, opinó la mandataria sudamericana.

Preguntada sobre si la llegada de Trump a la Casa Blanca ha trastocado el orden internacional con anuncios sobre la posible retirada de EE.UU. del Acuerdo del Clima de París o la drástica reducción de la financiación de la ONU, Bachelet señaló que la incertidumbre política y la volatilidad económica no son algo nuevo.

“Hay elementos, como el aumento de los flujos migratorios o la presencia del Estado Islámico, que vienen manifestándose desde hace tiempo”, explicó.

“Pero el cuestionamiento de lo que hasta ahora ha sido la institucionalidad internacional y el valor del multilateralismo, sin duda que contribuye a un cuadro de incertidumbre”, agregó.

La Tercera


Presidenta Bachelet: Siento un tremendo orgullo por los avances que hemos tenido

La Presidenta Michelle Bachelet envió un mensaje vía redes sociales a pocas horas de realizar su última cuenta pública de la Administración, la que se efectuará este jueves en el Congreso Nacional.

En la grabación difundida en su cuenta de Twitter, la Mandataria dijo estar orgullosa por los avances que ha tenido el país en estos años.

“Cada vez que uno tiene la oportunidad de hacer una cuenta pública y de hacer una síntesis de todo lo que se ha logrado, en este caso por ser la última cuenta pública, no solo lo que se ha arreglado en el último año desde la cuenta pública anterior, sino todo lo logrado en estos tres años y un poquito más, la verdad es que siento un tremendo orgullo por los avances que hemos tenido, por las transformaciones que hemos planteado, pero también por los beneficios directos que han recibido miles de compatriotas, en términos de educación, en términos de protección social”, manifestó la Jefa de Estado.

“Cuando nos estamos preocupando también de temas de futuro, como el cambio climático, como los océanos, la verdad es que me siento orgullosa del país que somos. Chile, el día que nos vayamos, va a ser un mejor país que el día que llegamos, y mañana lo van a poder corroborar con las cifras concretas que vamos a mostrar”, recalcó Bachelet en el video.

Cooperativa

Más notas sobre el tema