El presidente Maduro afirma que “Venezuela podría pensar su retorno a la OEA si Almagro renuncia”

Maduro: Venezuela podría pensar su retorno a la OEA si Almagro renuncia

Nancy Mastronardi.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, destacó que “Venezuela podría pensar su retorno a la OEA si el señor Luis Almagro (secretario general de la Organización de Estados Americanos) renuncia”.

El Jefe de Estado aseguró que Luis Almagro se ha dedicado a atacar a la nación bolivariana y a apoyar a una oposición que no tiene seriedad ni organización alguna en el país.

Durante un encuentro con 26 medios nacionales e internacionales que se realiza desde el salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, el presidente Maduro agregó que este encuentro con los comunicadores sirve para renovar la batalla por la verdad de Venezuela, ante la campaña de desprestigio que se mantiene en algunos medios.

Dijo que la OEA ha pasado por encima de todas las reglas del juego, por eso “di la orden de salirnos de la OEA (…) Por eso decidí que la canciller Delcy Rodríguez, antes de emprender su carrera a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), fuera a decir la verdad de Venezuela en la OEA (Cancún)”.

Agregó: “Obsesión fatal tiene el imperialismo con nosotros (…) Esas bandas que operan aquí en Altamira, son las mismas que operan en Siria, es ese imperialismo que ha destruido a Siria, a Libia”.

Sentenció que “a Venezuela la están martirizando y ustedes no pueden permitir eso, que nos martiricen y después nos crucifiquen. No vamos a permitir que martiricen y crucifiquen a Venezuela en el mundo”.

Además, Maduro señaló a los periodistas de medios nacionales e internacionales que “Venezuela no va a reconocer nada que salga de la OEA (…) En Venezuela no entra la OEA más nunca”.

Ley contra la especulación

Por otra parte, dijo que la guarimba y el intento de golpe de Estado que intenta la oposición han afectado la economía del país, pero indicó que prevé un avance positivo en los próximos meses. “Yo estoy todos los días atendiendo el tema de la productividad, de la producción (…) Yo estoy empeñado y tengo una esperanza en la ANC, que la Constituyente venga a acabar y a destrabar a todas las mafias que atacan a la economía y al ciudadano de a pie”.

El Mandatario anunció que ya tiene preparada para presentar a la ANC una Ley especial contra la especulación.

Sentenció: “La Asamblea Nacional Constituyente va, va y va y conseguiremos la paz, para nosotros constitucionalizar los derechos sociales”.

Retomar el equilibrio

Por otra parte, Maduro llamó a la fiscal general, Luisa Ortega, a que se tranquilice “porque la veo muy nerviosa”. Instó al Ministerio Público a combatir la impunidad y a rechazar los crímenes de odio registrados en el país. “Yo creo que la señora Luisa Ortega debe recobrar el equilibrio y recoger a sus monstruos”, sentenció Maduro.

Maduro también llamó a respetar a la Asamblea Nacional Constituyente, “que se respete el poder originario del pueblo y que se respete la decisión del Tribunal Supremo de Justicia”.

El Jefe de Estado instó a la oposición a detener la violencia, a frenar definitivamente las guarimbas (protestas con cierre de vías). Sentenció que la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana han jugado un papel heroico y lo deben seguir jugando, “pero sin armas de fuego, están prohibidas las armas de fuego en las manifestaciones, están prohibidas las armas con perdigones”.

Señaló que el único caso donde fue asesinado un joven (Fabián Urbina) por efectivos de seguridad, los responsables fueron privados de libertad de manera inmediata. “Cuidado si no fue algo planificado”, agregó.

Diálogo

El Presidente Maduro aseguró que el diálogo es la única alternativa para la paz, y ratificó que está dispuesto a conversar cuando así la oposición lo desee.

“Los caminos del diálogo llegarán, yo creo que llegarán a través del establecimiento del Grupo de Amigos y a través de la Asamblea Nacional Constituyente, no a través de un diálogo de élites”, refirió Maduro.

“La voz de Venezuela no es la voz de 4 partidos políticos. La voz de Venezuela es la de todo un pueblo”, dijo el Mandatario nacional.

Últimas Noticias


Fracasa golpeteo contra Venezuela

La 47 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) concluyó sin alcanzar algún acuerdo para abordar la crisis interna de Venezuela, ni siquiera lo que un día antes el secretario de Estado estadunidense, John Sullivan, llamó un modesto paso, consistente en la integración de un grupo de contacto cuya tarea sería acompañar un diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y los grupos opositores que han escalado sin cesar la violencia en las calles de las ciudades venezolanas.

Pese al cabildeo de un grupo de países encabezados por México para evitar salir de Cancún con las manos vacías, ninguna de las medidas de presión contra Venezuela prosperó.

Después de tres días de trabajo en los que los diplomáticos del hemisferio dedicaron largas horas, intensos cabildeos e interminables discursos acerca de un solo tema: Venezuela, su gobierno y la crisis interna, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, con gesto malhumorado declaró anticlimática clausura de la asamblea con un par de frases protocolarias.

Momentos después, el veterano diplomático uruguayo retomó la tónica beligerante y puntualizó que este episodio no es el final del juego, recordando que la reunión del consejo de consulta sólo fue suspendido, no cerrado.

La idea de dejar abierta la reunión es precisamente para ser retomada en el futuro, para seguir deliberando el tema de Venezuela, afirmó.

A pesar del inocultable tropiezo de la diplomacia mexicana, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray Caso, aseguró más noche, en conferencia de prensa, que el hecho de que la propuesta que él promovió no consiguiera los 23 votos que requería y obtuviera 20, pero de los países miembros de la OEA, de países que representan el 93 por ciento de la población y el 98 del producto interno bruto, es un claro mensaje que tiene que escucharse en las calles de Caracas, donde hay muchos que están arriesgando su vida porque no están dispuestos a transigir con el desmantelamiento del Estado democrático; un mensaje que va mucho más allá de una formalidad que pueda darse entre diplomáticos.

Adelantó que este contratiempo no hará cambiar su postura, aunque el gobierno venezolano nos agreda cuantas veces quiera. Ya fuera del foro diplomático, el canciller mexicano incluso adoptó dos términos que el representante de Estados Unidos, John Sullivan, había usado para descalificar a la representante venezolana: El espectáculo de insultos, dijo Videgaray, sólo fue una maniobra de distracción. Es la tónica del gobierno venezolano contra todos. Eso va a ser irrelevante para la postura del gobierno de México versus Venezuela.

¿Quién pierde?

Con este resultado, se preguntó a Videgaray, ¿quién pierde?

La gente que está en las calles en Caracas es la que pierde todos los días, respondió.

Ambos aprovecharon el momento para salir en defensa de un grupo de políticos de oposición de Venezuela, legisladores y dirigentes de los partidos de derecha representados en la Mesa de Unidad Democrática que, rompiendo las reglas del orden, se colaron en el salón de la plenaria para protestar con gritos de ¡Asesino! en alusión a Nicolás Maduro, y No queremos dictadura.

Los manifestantes portaban cartulinas con las fotografías de algunos de los jóvenes que han muerto recientemente en Venezuela durante enfrentamientos callejeros. Entre los 10 que protestaban se encontraban los diputados de la Asamblea Nacional Luis Florido y William Dávila, así como otros integrantes de la Mesa de Unidad Democrática (MUD).

Fue un incidente que duró pocos minutos, pero al que los opositores supieron sacar provecho mediático, ya que en ese momento algunos periodistas de la televisión comercial realizaban una transmisión en vivo.

Al preguntarles las razones por las cuales la OEA no pudo llegar a ningún acuerdo de condena a Maduro, aludieron a que la hasta entonces canciller venezolana Delcy Rodríguez llevaba tres maletines negros llenos de dinero. Todos lo pudieron ver y generaron suspicacia.

Almagro dijo: Fue una protesta pacífica. Tienen su razón de protestar.

Videgaray fue más allá al hacer un llamado a Maduro para que no los reprima cuando regresen a su país: Se puede estar con ellos o no, pero hacemos votos para que el haber estado aquí no sea motivo de persecución política.

Delcy acapara reflectores

Quien verdaderamente acaparó los reflectores durante los tres días de trabajo en la encerrona de Cancún fue Delcy Rodríguez, apasionada militante chavista, quien llegó al encuentro como ministra de Relaciones Exteriores de su país y terminó anunciando, en los últimos momentos de la plenaria, que dejaba ese cargo para emprender en las calles de Caracas su campaña electoral para participar en la Asamblea Constituyente que se convocará dentro de poco. Su lugar lo ocupará quien hasta hace poco fungió como vicecanciller, Samuel Maldonado.

Desechan propuestas de Caracas

Por otra parte, las 10 propuestas de resolución que presentó el gobierno de Caracas ayer, entre ellas una que pedía la solidaridad interamericana con la exigencia de verdad, justicia y reparación de las familias de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y asesinados en Iguala hace tres años, fueron desechadas por unanimidad, porque todos los delegados consideraron que no eran pertinentes, según dijo el representante de México ante el organismo interamericano, Luis Alfonso de Alba.

Desde el 31 de mayo, cuando la reunión de consulta de la OEA fue suspendida sin que los gobiernos confrontados con Nicolás Maduro pudieran invocar la Carta Diplomática, el secretario general, Luis Almagro, había enfilado la siguiente reunión para convertirla en una fuerte acción contra el gobierno bolivariano.

Ese segundo round tuvo lugar el lunes 19, aquí, en Cancún. Los diplomáticos de México y Estados Unidos, más una docena de países más, presentaron una iniciativa para forzar a Venezuela a que deje sin efecto la convocatoria de la Asamblea Constituyente, libere a los que consideran presos políticos y fije un cronograma electoral, entre otras medidas de política interna.

Ese documento naufragó ante la imposibilidad de lograr más de 20 votos, ya que requería mayoría calificada.

Ayer fue instalada la 47 Asamblea General y durante la primera plenaria se multiplicaron las presiones y se intentó relanzar otra propuesta menos ambiciosa, consistente en la integración de un grupo de contacto con respaldo de el Vaticano para lograr distender la confrontación entre el gobierno de Maduro y los partidos de oposición de la Mesa de Unidad Democrática.

Momento crucial para la viabilidad de la OEA

El subsecretario estadunidense Sullivan, quien asistió en lugar del titular del Departamento de Estado, Rex Tillerson, apostó fuerte para obtener de este encuentro un golpe contundente contra Venezuela, invocando incluso el futuro de la OEA, que en el pasado siempre respondió a los intereses de Washington.

Este es un momento crucial para el organismo hemisférico, dijo. Si no logramos dar este paso, ponemos en riesgo nuestra capacidad futura de avanzar como organización. Es lo menos que podemos hacer. Esto tampoco fructificó.

Mientras tanto, la preocupación de varios Estados miembros sobre los muertos en las calles de Venezuela siguió acaparando largas intervenciones en las dos sesiones de trabajo matutinas. Antes del arranque de la 47 Asamblea, Almagro había asegurado que se buscaría invocar la llamada Carta Democrática para aplicarla a lo que él considera una ruptura del orden constitucional y democrático en Venezuela, donde, según ha expresado, gobierna una dictadura.

Venezuela, por su parte, anticipando la aplicación de una de las sanciones más extremas que contempla la Carta Democrática, que es la suspensión de un Estado miembro, se adelantó anunciando su retiro de la OEA.

Sin embargo, esto no se concretó en la práctica, porque la delegación que encabeza la canciller Delcy Rodríguez continuó participando en las reuniones. Y pidiendo el uso de la palabra una y otra vez.

¿Importa Ayotzinapa?

Entre las iniciativas que se quedaron en el tortuoso camino diplomático estuvo el tema de la solidaridad con los familiares de los 43 desaparecidos y los seis muertos de Ayotzinapa.

Por haber sido presentado tardíamente por Rodríguez, la Comisión General, que es la encargada de procesar los resolutivos de la asamblea, la desechó sin miramientos. El embajador mexicano ante la OEA, Luis Alfonso de Alba, explicó que las propuestas no se consideraron pertinentes, porque eran temas nuevos que no se habían trabajado entre las delegaciones. El tema de Ayotzinapa, dijo, fue una maniobra de procedimiento de la venezolana.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, interrogado acerca de si los ministros que asisten a la Asamblea General consideran relevante o no el tema de Ayotzinapa, respondió: Cualquier tema de derechos humanos es importante para la OEA. Pero hay otras consideraciones: la oportunidad, cuál es el texto, si hay consenso o no. No es cosa de simplemente presentar un proyecto de resolución.

Cabe recordar que De Alba, en su momento, participó en la comisión tripartita del gobierno mexicano (secretarías de Relaciones Exteriores y de Gobernación, así como Procuraduría General de la República) que negoció el acuerdo de asistencia técnica de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para el caso Ayotzinapa.

De ahí resultó la creación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que realizó, entre 2015 y 2016, una investigación paralela sobre los hechos de Iguala.

Los dos informes del GIEI concluyeron que lo avanzado por la PGR, a pesar de ser considerada la verdad histórica, contenía graves inconsistencias y omisiones.

En represalia, el gobierno de Enrique Peña Nieto se negó a extender el plazo de estadía del grupo en México, a pesar de que tiene facultades para ello.

La Jornada


Presidente Maduro celebra triunfo de Venezuela en la OEA

El presidente Nicolás Maduro celebró el triunfo de la soberanía y la independencia de Venezuela ante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), llevada a cabo en Cancún, México.

“Nosotros nos valemos por nuestro propio amor y trabajo, tuvimos una gran victoria en la OEA”, afirmó el mandatario desde la reunión de Consejo de Ministros.

En la XLVII Asamblea General de la OEA hubo decisiones divididas sobre la declaración hecha por 14 Estados de la organización que contenía una serie de temas, demandas y exigencias, además de adjetivaciones sobre la situación de Venezuela. El documento fue rechazado al no lograr consenso en la votación.

La participación de Venezuela en la 47° asamblea del organismo es la última que realizará el país suramericano, así lo reiteró la canciller venezolana Delcy Rodríguez: “Venezuela se retiró de la OEA a la cual no volveremos mientras seamos una Patria libre, independiente”.

Rodríguez aseveró al retirarse este miércoles de la sesión de la OEA, realizada en Cancún, México, que Venezuela no avalará las declaraciones o documentos publicados por la organización. El proceso de salida de Venezuela del bloque tardará 24 meses en formalizarse.

Maduro convocó una marcha multitudinaria para el sábado 24 de junio en conmemoración del aniversario de la batalla de Carabobo.

Igualmente, el mandatario aseguró que está dispuesto a dialogar con la oposición venezolana siempre que “mantengan el carril”.

Telesur


Ecuador pide acordar soluciones con Venezuela en la Celac y la Unasur

La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, pidió el miércoles 21 de junio del 2017 acordar una “hoja de ruta” de “diálogo” en Venezuela con el Gobierno de ese país en alianzas regionales como Celac y Unasur porque en la OEA “no va a haber acuerdo”. “Hay posiciones distintas sobre la situación de Venezuela, no va a haber un acuerdo sobre ese tema al parecer, así que lo que hay que hacer es fortalecer otras instancias y mecanismos de integración regional”, indicó ayer la canciller en una entrevista con dos medios, uno de ellos Efe, en la Asamblea General de la OEA en Cancún.

Esos organismos, añadió, pueden “conversar y acordar con Venezuela una hoja de ruta que lleve al diálogo, a la concertación y a la paz en ese país”. Ecuador, fiel aliado de Venezuela, considera que en la reunión de cancilleres del lunes sobre la crisis de Venezuela quedó claro que en la Organización de Estados Americanos (OEA) hay demasiada división sobre el tema como para alcanzar un acuerdo.

“Vimos ya que era un tema que llegaba a una esquina y que no podía ser resuelto porque hay distintas posiciones sobre la situación de Venezuela”, apuntó la Canciller al respecto. En ese encuentro, Ecuador se abstuvo sobre una propuesta, liderada por México, que se quedó a tres votos de los 23 necesarios y lo hizo, según la canciller, porque se les presentó demasiado tarde y no podían emitir “una opinión informada”.

Sí votaron a favor del otro texto que tampoco prosperó, presentado por el Caribe, que no recogía ninguna de las críticas al Gobierno de Nicolás Maduro del presentado por México y se limitaba a proponer un grupo de países que acompañe un nuevo diálogo entre el Ejecutivo y la oposición en Venezuela.

Tras el fracaso de estos documentos, la Canciller considera que el tiempo de debatir una resolución en la OEA sobre Venezuela ya terminó y que es el momento de pasar a organismos como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“Si el Ecuador puede participar en un proyecto de facilitación, pues lo haremos con mucho gusto, amparados en los mecanismos de integración regional de Unasur y la Celac”, señaló. “Ecuador se ha puesto totalmente a disposición, pero intervendrá solo si Venezuela así lo requiere, no podemos imponer”, precisó.

En esos dos organismos, impulsados por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, no están ni Estados Unidos ni Canadá, dos de los países que, junto a México, lideran la presión de la OEA sobre el Gobierno de Maduro.

“Lamentablemente estos días (en la Asamblea de la OEA) hemos visto una colección de epítetos, de juicios de valor, de opiniones, del deber ser de Venezuela, yo pienso que con un poquito de arrogancia”, opinó la Espinosa.

“Para poder facilitar un diálogo (en Venezuela) hay que tener una actitud absolutamente de respeto y humildad y de entender la situación interna” del país, subrayó. Preguntada por la resolución sobre Venezuela que se negocia a contrarreloj en el último día de la Asamblea, la Canciller consideró que “ya no es tiempo” para ello, porque el espacio que se había establecido a ese fin, la reunión de ministros del lunes, “no funcionó”.

“Es difícil predecir lo que va a pasar en los siguientes días, pero lo que sí quisiera decir es que la agenda hemisférica es mucho más que Venezuela, aquí tenemos varios retos, discutir temas como el cambio climático, el tema migratorio, la educación y la salud, (…) la igualdad de la mujer, los desastres naturales”, sostuvo. “Hay tantos temas que la región debe tratar y que, lamentablemente, se han visto opacados por el asunto de Venezuela”, concluyó.

El Comercio


OEA censura las 10 resoluciones propuestas por Venezuela sobre problemas del hemisferio

La canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Delcy Rodríguez, condenó que los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) censuraran las diez resoluciones propuestas por su país para abordar los principales problemas de la región, reseñó Telesur.

De esta manera, las diez resoluciones de Venezuela buscan atender la pobreza, las desapariciones forzadas en México, el muro de Trump, entre otros. Los miembros de la OEA dijeron que “no había tiempo para atenderla”.

Durante su participación en la 47 Asamblea General de la OEA, en Cancún, México, la última que cuenta con Venezuela, la canciller indicó que los miembros de la OEA dijeron que las diez resoluciones “no eran pertinentes, que la propuesta era poco seria y no había tiempo para atenderla”, pese a que aborda temas como la pobreza, las desapariciones forzadas de Ayotzinapa, la propuesta de Donald Trump de construir un muro y el respeto al principio de no intervención.

Otros de los temas presentados por Venezuela es el de las bases militares de Estados Unidos en el país, su salida del Acuerdo de París contra el cambio climático y el repudio a la gestión del secretario general de la organización, Luis Almagro.

“Este penoso paisaje confirma la sabia decisión tomada por el presidente (Nicolás) Maduro de retirar a Venezuela de la OEA”, afirmó la canciller, quien anunció su retiro del cargo para asumir la candidatura de la Asamblea Nacional Constituyente.
La diplomática denunció que “el Gobierno de EEUU llamó y amenazó nuevamente a Venezuela, diciendo textualmente que se les estaba acabando la paciencia estratégica en nuestro país”.

Rodríguez rechazó este nuevo ataque y aseguró: “No aceptaremos jamás ni el chantaje ni la extorsión para someter a nuestro pueblo, jamás se nos va a agotar la paciencia para defendernos de esas pretensiones imperiales”.

Lamentó que mientras se negó la entrada de los padres de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos de Ayotzinapa al lugar donde se realiza la Asamblea General de la OEA, sí se permitió que un grupo de opositores venezolanos ingresaran “para un acto bochornoso”.

Cabe destacar que el lunes 19 de junio, la Jefa de la Diplomacia reiteró que su país se retira definitivamente de la OEA y no volverá mientras sea una Patria libre e independiente.

Enfatizó que la participación de Venezuela en la sesión de la OEA en Cancún es la última. Rodríguez resaltó, además, que su país no reconoce ni reconocerá ningún documento o resolución injerencista.

VTV


Aprueba la OEA duplicar financiación de órganos de derechos humanos

La Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó ayer en su 47 Asamblea General duplicar la financiación de sus dos órganos de derechos humanos, la CIDH y la CorteIDH, una decisión calificada de “histórica”.

“Esta Asamblea General de la OEA tomó la decisión histórica y sin precedentes de duplicar el presupuesto de los dos órganos principales del Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, dijo el presidente de la CIDH y exministro de Justicia peruano Francisco José Eguiguren Praeli.

De esta manera, el presupuesto anual del sistema de derechos humanos se aumentó hasta los 18,2 millones de dólares anuales, alrededor de 11,2 millones de dólares para la Comisión, con sede en Washington, y 6,9 millones de dólares para la Corte.

Actualmente, el reparto de fondos es de 4,9 millones para la CIDH y 2,6 para la Corte, el 6 % y el 3 % del fondo regular de la OEA respectivamente, y ambas sobreviven de aportaciones voluntarias, y por tanto inciertas, que recaban entre países de dentro y fuera del sistema y varias entidades.

El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) -con sede en Washington- destacó la importancia de la decisión de ayer para fortalecer el organismo que representa, y aseguró que el ente “sale de esta Asamblea General robustecida para seguir cumpliendo con su mandato para defender los derechos humanos de las Américas”.

En su turno de palabra, Roberto Caldas, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIdh) -con sede en Costa Rica-, destacó que este es un “primer paso firme” para contar con “una debida estructura de jueces de dedicación exclusiva en el único tribunal de derechos humanos de América”.

La CIDH y la CorteIDH pidieron el pasado 12 de junio duplicar su financiación a los países miembros de la OEA.

Era la misma propuesta que plantearon en octubre del año pasado, sin éxito, para que el presupuesto anual del sistema de derechos humanos ascendiera hasta los 18,2 millones de dólares anuales.

Buscaban que los dos órganos tuvieran fondos suficientes y estables, es decir, que pudieran cubrir todos sus gastos anuales con la contribución anual de los Estados miembros y no depender de las contribuciones voluntarias de países externos o entidades.

Al darse a conocer la ampliación de fondos, más de sesenta organizaciones civiles -entre estas Amnistía Internacional, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) o el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh)- celebraron la decisión en la Asamblea de la OEA.

“Facilitará que ambas (CIDH y CorteIDH) puedan realizar su trabajo con mayor estabilidad financiera, y sostengan su capacidad, autonomía e independencia para responder a los retos enfrentados por todos y todas quienes habitamos en el continente”, dijeron en un comunicado.

En declaraciones a Efe, la directora ejecutiva de Cejil, Viviana Krsticevic, consideró que se trata de “un avance histórico para los órganos de protección de derechos humanos latinoamericanos” y que permitirá responder a la “demora procesal histórica y planear a mediano plazo el trabajo”.

El Siglo de Torreón