El gobernador Rosselló llega a Washington para presentar el proyecto de anexión a EEUU

96

Contexto Nodal
Puerto Rico celebró este domingo un plebiscito sobre su estatus político con relación a EEUU, del que actualmente es un Estado Libre Asociado. Si bien se trata de una consulta no vinculante, el gobernador Ricardo Rosselló busca que contribuya al objetivo de anexionar la isla al país norteamericano. Con una participación de apenas el 23%, la opción por la Estatidad triunfó con 97.18%.

Rosselló lleva a EE.UU. cabildeo por estadidad

Como parte de sus esfuerzos para hacer valer el plebiscito en el que prevaleció la estadidad, aunque con poca participación, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares viajó a Washington para cabildear en busca de que Puerto Rico sea admitido como estado de Estados Unidos.

Una una serie de reuniones con congresistas y con gobernadores de los estados, así como visitas a foros nacionales e internacionales, serán parte de la agenda del primer ejecutivo en la capital federal para llevar la petición de anexión, que prevaleció en el plebiscito con un 97 % de los votos de los alrededor de 500,000 votantes, ante un boicot planteado por los grupos de oposición.

Rosselló manifestó que se proponen a “allegar lo que son los resultados y articular lo que es nuestra posición de que el pueblo ya ha hablado dos veces en cinco años, que los resultados son claros y que lo que le estamos pidiendo al Congreso es que se tome acción ahora que esto tiene que ser un issue que cobra urgencia. No es consistente hablar de democracia y que ocurran unos procesos en Puerto Rico y que se les haga caso omiso”.

“Viajo a Washington para seguir esta gestión paso por paso ejerciendo presión y provocando que se comience lo que sería la transición de la colonia hacia la estadidad”, afirmó Rosselló, mientras anunciaba el inicio de la construcción de un hospital en Caguas.

Por otro lado, el mandatario expresó que ha visto buen ambiente en el Congreso, ya que hay “un sinnúmero de congresistas que no habíamos visto antes que decidieron apoyar el esfuerzo y la voluntad de los ciudadanos americanos que residen en Puerto Rico”. De hecho, el congresista Steny Hoyer, hizo un llamado al Congreso a que “permitan a Puerto Rico convertirse en el estado número 51. Su pueblo —ya ciudadanos estadounidenses— merece una representación plena y equitativa en el Congreso y la igualdad de trato de las agencias federales”.

El primer ejecutivo destacó que algunos representantes, tanto demócratas como republicanos, anunciaron que quieren ser coautores del proyecto de ley de la comisionada residente, Jenniffer González, sobre la admisión de la isla como estado.

Sobre los comentarios racistas que trascendieron en las redes sociales por parte de estadounidenses hacia los puertorriqueños, el gobernador aseguró que tienen encuestas que establecen que los norteamericanos favorecen que Puerto Rico sea estado. Mientras, instó a los puertorriqueños que residen en Estados Unidos a ejercer presión hacia sus congresistas de manera que se lleve el mensaje de solucionar el estatus político de la isla.

Lo que hará en Washington

• Reuniones con los congresistas

• Reuniones con los gobernadores de los estados

• Acudirá a foros nacionales e internacionales para poder difundir los resultados.

Metro


El gobernador Ricardo Rosselló ofrece conferencia de prensa con motivo a la entrega al Congreso de los resultados del Plebiscito

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares ofrece conferencia de prensa con motivo a la entrega al Congreso, de los resultados del Plebiscito del 11 de junio. Estarán presentes, el secretario de Estado, Luis Gerardo Rivera Marín, los congresistas Don Young y Darren Soto.
HORA; 10:00 a.m.

Lugar: Washington, DC. National Press Club, Combined Murrow & White Room, 529 14th Street, NW, Washington, DC 20045

Foro Noticioso


El caso político de Puerto Rico vuelve ante la ONU

Con la imposición de la Junta de Supervisión Fiscal y la votación de status del pasado domingo como nuevos telones de fondo, el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas volverá a examinar el lunes el caso político puertorriqueño.

Será la primera sesión tras el cambio de gobierno en Estados Unidos, tras la elección de Donald Trump como presidente.

Más de medio centenar de organizaciones políticas y comunitarias han solicitado un turno para declarar ante el llamado comité de los 24, que en los últimos años ha aprobado por consenso una resolución que reconoce el derecho de Puerto Rico a su libre determinación e independencia.

El secretario de Estado, Luis Rivera Marín, representará al gobernador Ricardo Rosselló en la audiencia.

Aunque el gobernador decidió no ir a declarar, entregará un informe sobre el plebiscito del domingo – que movilizó 502,000 electores estadistas a las urnas, en medio de un histórico boicot de la oposición que redujo la participación electoral a un 23%-, ante el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

En la sesión de 2016, el Comité de Descolonización adoptó una moción que estableció un grupo de trabajo que incentivara un diálogo entre el gobierno de EE.UU. y sectores puertorriqueños.

La propuesta fue recogida de la ponencia de la entonces candidata a gobernadora por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, quien volverá a representar a su colectividad el próximo lunes.

Aunque el grupo de trabajo intentó acercarse a la misión de Estados Unidos en la ONU, el cambio de administración ha impedido avanzar la idea, indicó Santiago.

La ahora comisionada electoral del PIP está convencida de que el plebiscito “no tendrá mayores consecuencias en el Congreso”. Y hará énfasis en que la junta federal que controla las decisiones fiscales del gobierno de Puerto Rico ha colocado a la Isla “en la forma más clásica de coloniaje”.

Wilma Reverón, copresidenta del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), indicó que el texto de la resolución de 2017 no se ha terminado. Pero, incluirá alguna referencia al plebiscito y “celebrará la excarcelación de Oscar López Rivera”.

El ex prisionero independentista López Rivera, antiguo militante de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) y quien cumplió casi 36 años de cárceles estadounidenses, será uno de los ponentes. Tras participar el domingo en el Desfile Puertorriqueño de Nueva York, López Rivera afirmó a El Nuevo Día que le dio “vergüenza” como se destinaron cerca de $7 millones en un plebiscito que consideró “un ejercicio fútil”.

Aunque la resolución de 2016 anticipaba la aprobación de la ley PROMESA, esta vez el texto hará referencia a su vigencia. La ley, que impuso la junta federal por encima de los funcionarios electos de la isla, seaprobó el 30 de junio del año pasado.

Cinco meses después de haber asumido el poder, el gobierno de Trump, por el momento, “no ha dado ninguna señal de que esté interfiriendo” con los planes del Comité de Descolonización de aprobar una nueva resolución a favor de la independencia y libre determinación de la Isla, según Reverón.

De todos modos, el grupo Puertorriqueños Unidos en Acción (PUA) le envio esta semana una carta al presidente Trump y a la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, para exhortarle a llevar la posición oficial de su gobierno ante el Comité de Descolonización.

Tras un plebiscito boicoteado por el 77% de los electores de Puerto Rico, el portavoz de PUA, el abogado Manuel Rivera, afirmó que “ahora más que nunca” es importante el rol del presidente y el Congreso de EEUU en los esfuerzos por acabar con la situación colonial de la Isla. “Los electores de Puerto Rico”, indico Rivera, se han expresado, “al boicotear el proceso, rechazar las opciones y el status actual”.

El Nuevo Día

Más notas sobre el tema