México: jornada de movilización a 33 meses de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa

128

AYOTZINAPA: MIL DÍAS DE BÚSQUEDA

Chilpancingo, Guerrero.- Para condenar los atentados en Iguala ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014 en la ciudad de Iguala, Zona Norte de Guerrero, contra estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, organizaciones sociales realizaron un mitin de protesta en Chilpancingo.

A 33 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, ubicada en Ayotzinapa, municipio de Tixtla, el Colectivo de Organizaciones Sociales del Estado de Guerrero se concentró en el antimonumento a los 43, ubicado en el monumento a Las Banderas.

A mil días de los hechos en la ciudad de Iguala, que dejaron seis muertos -entre ellos tres estudiantes de la normal rural- así como la desaparición de 43 alumnos, un grupo de manifestantes reiteró la exigencia a nivel nacional respecto al esclarecimiento de los hechos y la presentación con vida de las víctimas.

“A mil días de los hechos, seguimos exigiendo justicia para nuestros compañeros desaparecidos. En Iguala está comprobado que fue el cuerpo policiaco el autor material de la desaparición de los normalistas y el asesinato de civiles inocentes la noche del 26 de septiembre

“Hoy, hacemos responsables a los tres niveles de gobierno, de la persecución de luchadores sociales”, condenó Nicolás Chávez Adame, presidente de la dirección política de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero.

Dentro de las demandas, contabilizaron algunas de las masacres más recordadas en Guerrero, además del caso Ayotzinapa, como el de El Charco, el 8 de junio, y Aguas Blancas, que recordarán con una movilización el próximo 28 de junio.

Durante la protesta, los asistentes guardaron un minuto de silencio por los muertos víctimas del Estado, así como por las desapariciones en el país.

Finalmente, anunciaron una serie de movilizaciones por los casi tres años de impunidad en el caso de los 43 normalistas desaparecidos, en cuyo caso, señalan, el Estado mexicano trata de dar carpetazo con la llamada “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República.

Bajo Palabra


A 33 meses de la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, no hay verdad ni justicia

Se cumplen 33 meses de los ataques contra los normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, sin verdad y sin justicia, ningún avance en las indagatorias realizadas por la PGR genera confianza entre las familias de las víctimas ni certidumbre sobre el paradero de sus hijos.

Ante los nulos resultados en las indagatorias, los padres de los 43 normalistas desaparecidos emplezaron a la PGR a entregar, a más tardar en la segunda semana de agosto, resultados concretos sobre los avances en las cuatro líneas de investigación que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos recomendó agotar.

Familiares de las víctimas, señalaron que este lunes se realizará una acción global más por Ayotzinapa, la número 33, la que recuerda que han pasado dos años y nueve meses sin mayores avances en las indagatorias, sin que haya castigo para los responsables, sin que se conozca la verdad y los porqués de los hechos, y con una prolongada ausencia de los 43 normalistas.

Las líneas de investigación en las que exigen mayores avances son: la probable participación del Ejército en la agresión contra los 43 estudiantes, el análisis de los datos de telefonía celular tanto de los jóvenes como de sus agresores, el involucramiento de policías federales y municipales de Huitzuco, en la desaparición de algunos alumnos y se explore la hipótesis de que la agresión del 26 y 27 de septiembre de 2014 contra sus hijos estuvo motivada porque tomaron accidentalmente un autobús de pasajeros que transportaba droga del trasiego de Iguala a Chicago, Estados Unidos.

El abogado de los familiares, Vidulfo Rosales, ha señalado en varias ocasiones que la falta de resultados en las investigaciones sobre lo ocurrido hace 33 meses es parte del continuo de impunidad que se vive en México desde hace décadas para dejar sin castigo múltiples casos de desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones graves a los derechos humanos.

Para poder ser escuchados nuevamente por representantes del gobierno federal, los padres de los normalistas tuvieron que mantener un plantón por 26 días (del 20 de abril al 16 de mayo de este año). Debido a esa medida de presión funcionarios gubernamentales hicieron el compromiso de retomar las cuatro líneas de investigación propuestas por el GIEI.

Sin embargo, en la más reciente reunión (el 31 de mayo pasado) entre los familiares y representantes del gobierno de Enrique Peña Nieto, estos últimos entregaron a los padres un cronograma que fija fechas para dar avances y algunas se postergan hasta octubre. De ahí la exigencia de que sea en agosto, y no después, cuando el gobierno brinde respuesta.

Así que durante la manifestación de este lunes a las 4 de la tarde, que irá del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez en Ciudad de México, demanden una vez más la entrega de esos avances, así como verdad y justicia sobre el caso. Han pasado muchos meses y las indagatorias ya deben ser dadas a conocer. Hemos dado el suficiente tiempo y espacio para avanzar en esos puntos, insistieron.

Regeneración

Más notas sobre el tema