Paro de docentes en Colombia: miles de maestros se movilizaron en la “Toma de Bogotá”

134
Contexto Nodal
En Colombia, los maestros se encuentran en huelga indefinida desde el 11 de mayo en reclamo de mejores condiciones laborales. Por otro lado, este martes se llegó a un acuerdo para levantar el paro cívico en el municipio portuario de Buenaventura, tras unos 20 días de conflicto, en el que se exigía la inversión de recursos en la región.

60.000 maestros llegaron al centro de Bogotá durante las marchas

Desde las 8:40 a. m., los maestros estatales se comenzaron a concentrar en el monumento de los Héroes (autopista Norte con calle 80), la calle 13 con avenida Boyacá, en La Sevillana y en la carrera 57 con avenida NQS.

A ellos se les sumaron trabajadores del sector arrocero, sindicalistas de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), de la Rama Judicial y estudiantes de las universidades Pedagógica, Distrital y Nacional.

Mientras se movilizaban hacia el centro de la ciudad, la calle 13, la avenida NQS, la Caracas y la carrera séptima presentaron afectaciones, y se tuvieron que cerrar algunas estaciones de TransMilenio. Hacia las 2: 40 p. m. se habilitaron los servicios de la calle 13, que conducen al portal Américas, así como los de la avenida Caracas.

En el norte

En el monumento de los Héroes se reportó la concentración de unos 300 maestros que provenían de los departamentos de Atlántico, Boyacá y Norte de Santander. Tras el inicio de su marcha, se registraron algunos problemas de movilidad en la calle 76 con avenida Caracas.

A ellos se sumaron más profesores, en total unas 2.000 personas, que se movilizan en la calzada que va de norte a sur de la avenida Caracas, ocupando desde la calle 72 hasta la 57.

Después de la 1 p. m., la estación de la calle 76 seguía fuera de funcionamiento.

En el sur 

Hacia las 9 a. m., en La Sevillana se registraron algunos problemas de movilidad por la concentración de unos 700 maestros. Esto obligó al cierre de la estación de Venecia en la troncal sur de TransMilenio. Los profesores provenían del Cauca, Tolima y Buenaventura.

Esto implicó el cierre de la terminal sur de TransMilenio. La marcha se concentró en las inmediaciones de la Escuela General Santander, llegando hasta el barrio Alquería, donde también se cerró la estación de TransMilenio del mismo nombre.

Sin embargo, hacia las 11:20 a. m. se comenzaron a habilitar nuevamente las paradas del sistema masivo que no estaban en funcionamiento.

Movilidad señaló que realizaron retornos operativos en el sector de Sultana hacia el norte.

La movilización de los educadores avanzó después por la avenida NQS con calle 30 sur. A la 1 p. m. ya estaba en funcionamiento, cuando la movilización de profesores se extendía en la NQS, desde la calle 13 hasta la 6.ª.

En el occidente

En la calle 13 con Boyacá se registró una concentración de más de 1.000 maestros, que provenían de los departamentos de Caldas, Antioquia y Cundinamarca.

Esta vía tuvo represamientos porque los educadores estaban a la espera de buses que llegaban con más colegas que provienen desde Antioquia.

Hacia las 10:40 a. m. comenzaron la marcha, y los profesores llegaban a la altura de la carrera 68 con calle 13.

Al mediodía, en la calle 26, a la altura de la carrera 50, otros manifestantes ocupaban la calzada lenta de la avenida, lo que produjo trancones y desvíos de tránsito.

A la 1 p. m. la movilización de maestros, de acuerdo con la Secretaría de movilidad, comenzaba en la calle 13 y se extendía hasta la carrera 36.

En el centro

Por otro lado, a las 9:30 a. m., 150 personas del gremio de los arroceros se sumaron a las movilizaciones de los maestros y comenzaron a marchar desde el parque Nacional hacia el Planetario Distrital.

A la altura de la iglesia de las Nieves, en la calle 22 con carrera 7.ª, se les unieron unos 70 trabajadores de la ETB hacia las 11 a. m.

Mientras que a las 11:30 a. m., un grupo de trabajadores del Inpec comenzó a movilizarse por la calle 26, desde la carrera 19, en las inmediaciones del Centro de Memoria Histórica. De acuerdo con información de la Secretaría de Movilidad, bloquearon el carril de TransMilenio, lo que obligó a desviar a las rutas J23 y M51.

A esa misma hora en la carrera 10.ª con avenida Jiménez no había flujo vehicular por las marchas de maestros. Las rutas del sistema masivo M80, M82 y M83 tuvieron que realizar desvíos. Tampoco había paso al norte de la estación de Las Nieves y la estación del Museo del Oro estuvo cerrada.

Para la 1 p. m., la avenida Caracas estaba colapsada desde la estación Tercer Milenio, casi llegando a la calle 57.

No se han reportado alteraciones del orden público.

Estamos pendientes de sus reportes en @BogotaET con la etiqueta #YoReporto.

Profes enmascarados

Durante las tres horas de movilizaciones de maestros desde diferentes puntos de la ciudad, los periodistas de EL TIEMPO se han encontrado con una serie de hechos curiosos, como profesores con mascaras de lucha libre mexicana.

En el centro de la ciudad, frente al Ministerio de Agricultura, los arroceros regaron el grano de bultos que trajeron desde los sitios en los que residen.

El Tiempo


“No podemos ofrecer más, no tenemos los recursos”: Santos

El presidente Juan Manuel Santos se pronunció hoy sobre las jornadas de protestas que se registran en el país y sostuvo que en el caso de los trabajadores estatales ya se llegó al límite de la negociación. “El Gobierno les ha presentado con toda generosidad, pero también con toda responsabilidad fiscal con nuestro tesoro público,  las propuestas. Ya llegamos al final de la negociación. Espero que se llegue a un acuerdo sobre el incremento salarial y los demás temas de la agenda, nosotros ya llegamos al límite, no podemos ofrecer más, no tenemos los recursos, por eso espero que lleguemos a esos acuerdos lo más pronto posible”, manifestó.

Durante el acto oficial de posesión de la nueva magistrada Diana Fajardo, el primer mandatario puso como ejemplo la creación de más de 25.000 nuevos cargos como en el caso del ICBF, con cerca de 3.700, y en el Sena, con por lo menos 3.600. “Les dimos el derecho a la negociación colectiva y hoy se vence el plazo para la negociación directa con los trabajadores del Estado”, recalcó.

El jefe de Estado hizo también referencia al paro de maestros y confió en que hoy se logre un acuerdo con Fecoode para permitir el regreso a clase de más de ocho millones de niños. “La educación ha  sido una prioridad de mi Gobierno desde el principio. Le hemos asignado el presupuesto más grande de la historia, muy por encima de cualquier otro sector. Con los maestros hemos sido también muy generosos, hemos incrementado en 12 puntos el salario real de los profesores por encima de cualquier funcionario público. A la educación le estamos invirtiendo en infraestructura como nunca antes y el acceso de los estudiantes a  la educación superior ha subido al 57%.

El Espectador


Acuerdo en Buenaventura para levantar paro cívico

El Gobierno Nacional en cabeza de los ministros del Interior, Guillermo Rivera, y de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, lograron concretar un acuerdo con el Comité del Paro Cívico de Buenaventura que permitirá que Buenaventura vuelva a la normalidad.

Entre el acuerdo figura un proyecto de ley que le dará vida al patrimonio autónomo para esta ciudad y que se presentará el próximo 20 de julio. Éste estará compuesto por un plan de desarrollo especial a 10 años con ejecución de proyectos e iniciativas financiadas por el fondo.

¿Cómo se financiará dicho fondo, y cómo serán los mecanismos de evaluación y control social de la ejecución de los proyectos? serán preguntas que responderá el proyecto de ley, pero desde ya se establecen los puntos básicos en esta materia.

“El patrimonio autónomo estará sujeto a un régimen de derecho privado. Para iniciar la financiación del mismo, el Gobierno Nacional incorporará en el proyecto de ley un régimen excepcional que permita que el 50 % del valor del impuesto a la renta con que están gravadas las empresas vinculadas a la actividad del puerto se destinen a dicho patrimonio y además gestionará un crédito externo por valor de 76 millones de dólares”, explicó el Ministerio del Interior. hubo acuerdo: “en el texto que estamos terminando de revisar para firmar en minutos se contempla que hoy mismo se levanta el paro y la normalidad debe volver al puerto”.

Un trino en la madrugada de este martes del ministro del Interior, Guillermo Rivera, dio a entender que luego de 23 días de protestas el paro cívico en Buenaventura tenía los minutos contados:

Eso sí, el proyecto se deberá regir por objetivos específicos. El primero en materia de salud, pues tendrá que garantizar a los ciudadanos de Buenaventura la accesibilidad, integralidad, resolutividad, suficiencia y calidad en la atención de los servicios de baja, media y alta complejidad, con énfasis en la red pública del distrito.

El segundo, va encaminado al servicio de agua y educación. Se debe asegurar el acceso de agua potable y saneamiento básico en un 100 % de cobertura; porcentaje que también se debe aplicar en la cobertura calidad y pertenencia de la educación de la población.

Por lo anterior, el Gobierno se comprometió a que el crédito que solicitarán y los ingresos del impuesto de renta se destinarán a la ciudadela hospitalaria, la construcción del plan maestro de alcantarillado urbano, a acuerdos rurales, a la Unidad de Cuidado Intensivo del Hospital Luis Ablanque de la Plata, y al Parque Industrial Pesquero – Acuícola (Fase I) y muelle de cabotaje.

El compromiso también incluye que este proyecto se construirá en conjunto con tres voceros del comité del paro, un vocero de las autoridades étnico-territoriales indígenas, un vocero de las autoridades étnico territoriales afro-descendiantes, la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro y el alcalde del Distrito de Buenaventura.

Con este acuerdo, se da fin al paro cívico que cumplió 22 días y tuvo el apoyo de la ONU, la Defensoría, la Fiscalía, la iglesia católica, la gobernación del Valle del Cauca, y en su última fase, de la Procuraduría.

El Colombiano


Comunicado del Congreso de los Pueblos

Ante la crisis social y los incumplimientos del gobierno ¡Paro Cívico Nacional!

Cansados y llevado a límites inhumanos de miseria, los pueblos del pacífico colombiano han salido con dignidad a las calles y en un ejercicio de participación directa hacemos uso de lo que nos queda: el paro, la movilización, y la protesta social. La respuesta del gobierno es la dilación y la represión. Más de 300 personas han sido víctimas de la represión estatal, algunas heridas con armas de fuego, otras lesionadas a golpes o por los gases tóxicos que arroja el Esmad.

En el Chocó, los pueblos también se levantaron en rebeldía y en 17 días de paro total, lograron la atención del gobierno y con promesas sobre la inversión en vías, agua, energía, hospitales, se desactiva temporalmente la movilización. Sin embargo, en las comunidades hay desconfianza total.

Los trabajadores estatales y el magisterio ha presentado un pliego modesto, que intenta recuperar los ingresos de los trabajadores y trabajadoras, y recuperar la inversión social en salud y educación de calidad, ante lo cual el gobierno Santos responde nuevamente que no hay recursos.

En Barrancabermeja, trabajadores y comunidades exigen que se fortalezca la Refinería, única fuente de trabajo de la región del Magdalena Medio. El gobierno se hace el desentendido.

En municipios y ciudades las comunidades adelantan ejercicios de participación directa con las consultas ambientales y por la revocatoria de los malos gobernantes, como es el caso de Bogotá. Con triquiñuelas y leguleyadas el establecimiento trata de desconocer este ejercicio de soberanía y democracia.

El Congreso de los Pueblos considera que lo que falta es voluntad y soberanía. La voracidad de los capitalistas nacionales y extranjeros, a la cual responden los gobiernos de turno, no da lugar para la inversión social, ni para generar empleo digno, ni para proteger el agua y los páramos, ni para dignificar a los y las docentes, ni para cumplirle a la Cumbre Agraria, ni siquiera para cumplirle los acuerdos a la insurgencia. Santos habla de paz y le da tratamiento de guerra a la protesta social. Hay una profunda contradicción en momentos en que amplios sectores de la sociedad ven en los cambios y transformaciones sociales y económicas un camino para alcanzar la paz.

Saludamos y nos hacemos parte de las luchas del pacífico, del magisterio, de los estatales, del pueblo de barranca, de las luchas contra la explotación y despojo de la minería a gran escala. Saludamos igualmente los esfuerzos del Comando Nacional Unitario y de la Coordinación de Organizaciones Sociales, por hacer de las luchas un propósito unitario.

Las luchas, solas, desarticuladas, sin coordinación, no lograrán vencer la falta de voluntad y el guerrerismo gubernamental. Es urgente preparar una lucha nacional, unificada, con una plataforma unitaria, que hermanando a los sindicalistas, campesinos y campesinas, indígenas, afrodescendientes, pobladores urbanos y movimientos populares en general, logre hacer un pare en esta crisis social y política y obligue al gobierno a hacer los cambios que el país necesita.

Debemos hacer realidad, lo más pronto posible, un paro cívico, agrario, étnico y popular, como camino de solución y superación de un modelo socio económico y político que hace agua por todos los costados. La crisis que generan los ricos, no la vamos a seguir pagando los pueblos.

El Congreso de los Pueblos, y sus organizaciones constitutivas, estamos y seguiremos presentes en las jornadas actuales y nos declaramos en estado de preparación del Paro Nacional. Llamamos a todos los movimientos y organizaciones populares a encontrar caminos de unidad en la movilización y la lucha.

Ante el incumplimiento gubernamental: ¡Paro Cívico Nacional!
¡Ser líder no es delito, libertad para Milena Quiróz!
Santos: ¡cúmplale a los pueblos y organizaciones sociales movilizadas!

Congreso de los Pueblos

Más notas sobre el tema