Puerto Rico celebra este domingo un plebiscito sobre su estatus respecto de Estados Unidos

Contexto Nodal
Puerto Rico celebrará este domingo un plebiscito para decidir sobre su estatus político con relación a EEUU, del que es un Estado Libre Asociado. Si bien se trata de una consulta sin carácter vinculante, el gobernador Ricardo Rosselló busca que contribuya al objetivo de anexionar la isla al país norteamericano. Por diferentes razones, los partidos de la oposición rechazan la consulta y llaman a la abstención.

A solo horas del plebiscito de estatus

Los puertorriqueños acudirán mañana a un plebiscito para determinar si la isla se convierte en el estado 51 de Estados Unidos o si se despoja de los lazos que durante más de un siglo han unido el territorio caribeño con el gigante del norte.

La consulta, que se realiza en medio de una profunda crisis financiera y con la isla en quiebra, también preguntará a los puertorriqueños si desean continuar con el estatus actual de Estado Libre Asociado.

El plebiscito, que no es vinculante, es el quinto que se celebra en busca de un destino para la llamada “isla del encanto” y todas las encuestas aseguran que la “estadidad” contará con el respaldo de la mayoría de los 2.3 millones de votantes habilitados.

Según el gobernador Ricardo Rosselló, que convocó al plebiscito tras ser electo por el Partido Popular Democrático (PPD) a fines del año pasado, al ser Puerto Rico un estado de EEUU sus habitantes dejarán de ser ciudadanos de segunda categoría, podrán participar en sus elecciones y serán favorecidos con los programas federales.

Pero para quienes se oponen, la consulta es un ejercicio fútil que correrá la misma suerte de otras cuatro anteriores en que ganó la estadidad pero chocó con la indiferencia del Congreso de Estados Unidos que debe dar su aprobación final.

“Este plebiscito es una pérdida de tiempo. No tiene ninguna consecuencia y no tiene validez porque no se la ha dado el Departamento de Justicia”, de EEUU, dijo a Efe, Héctor Ferrer, presidente del Partido Popular Democrático (PPD) que anunció que boicoteará la consulta.

“El gobernador dirá que son mayoría, pero nosotros diremos que hubo trampa, que este ha sido un proceso amañado”, agregó Ferrer. El político de oposición aludió también a la ley “Plan Tennessee”, aprobada a pocos días del plebiscito, que establece el envío de una misión a Washington para presentar el resultado y gestionar su aprobación en el Congreso.

“Nosotros también iremos a Washington, pero será para denunciar esta consulta que no es otra cosa que un proyecto político que no significa empleo, producción desarrollo, ni avance económico”, dijo.

Ferrer indicó que el plebiscito ha costado siete millones de dólares y se gastarán más millones en enviar a funcionarios en momentos en que el país sufre una profunda crisis.

El líder del principal partido de la oposición se refería así a una bancarrota declarada por el gobierno de la isla que no puede pagar una deuda que asciende a más de 70,000 millones de dólares.

Las consecuencias se han hecho evidentes en la caída de la economía en cortes a los presupuestos de la principal universidad del país, a los servicios policiales y, sobretodo, en un éxodo permanente de su población de unos tres millones de habitantes.

Según el Instituto de Estadísticas cada mes en 2015 una media de 7,000 puertorriqueños trasladaron su residencia a Estados Unidos, en tanto que el Instituto Pew de Investigaciones de EEUU indica que ya en ese país residen unos 5.1 millones de habitantes de la isla.

Por otra parte, economistas locales pronostican que la situación económica y financiera del país continuará declinando en los próximos años y que el crecimiento caerá un 4% entre 2018 y 2018.

Un 46% de la población de poco más de tres millones de habitantes vive bajo el nivel de pobreza y el desempleo es actualmente de un 11.5%. A pocas horas de que se celebre la consulta, en el que la población podrá votar entre las ocho de la mañana y las tres de la tarde, el partido en el poder, el PNP apuraba en Bayamón, cerca de San Juan, la campaña a favor de la estadidad.

Los carteles, son escasos en las calles de la isla, mientras que los anuncios de televisión son más profusos, la mayoría de ellos partidarios de un futuro estado de Estados Unidos.

Tal y como explica Margarita Tullón, de 52 años, “votaré porque ese es mi derecho”. “Lo haré por la estadidad ya que de esa manera podré votar por un presidente estadounidense. No entiendo porque no lo he podido hacer nunca teniendo el pasaporte estadounidense! Es ridículo”, dijo.

Sin embargo, Ricardo Madariaga, de 25, consideró que es “absurda la estadidad, ¿Qué nos va a aportar? Eso no va a suponer más puestos de trabajo, ni bajada de precios ni vivir mejor…”.

Telemundo


La oposición denuncia una treta del gobernador sobre el plebiscito

Para la oposición política, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares engañó al pueblo al no revelar que desde abril conocía que el Departamento de Justicia de Estados Unidos había descartado una segunda revisión del plebiscito de status debido a que la fecha de la consulta, que se llevará a cabo mañana, domingo, no se aplazó.

Durante semanas, el gobierno mantuvo que estaba pendiente aún de la aprobación de la papeleta electoral y la campaña educativa del plebiscito – lo que les hubiese dado acceso a una asignación de $2.5 millones en fondos federales-, aunque conocían del requisito impuesto por la oficina del secretario de Justicia federal, Jeff Sessions.

Por lo menos, desde la reunión que el gobernador tuvo el 25 de abril con el entonces secretario asociado interino, Jesse Panuccio, el Departamento de Justicia de Estados Unidos le notificó que no haría una segunda revisión de las definiciones de status y de la campaña de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) sin una posposición del referéndum, confirmaron ayer dos fuentes en Washington.

Desde el 27 de abril, además, ya no era posible cumplir con el lenguaje de la ley federal que impulsaron el entonces comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, y el congresista demócrata José Serrano, pues Justicia federal necesitaba 45 días para desembolsar los $2.5 millones, después de certificar la papeleta electoral y la campaña del plebiscito.

Para el 10 de mayo, el secretario de la Gobernación, William Villafañe, había reconocido a El Nuevo Día que no aguardarían por conocer si las alternativas de status de la ley enmendada del plebiscito cumplían con las normas constitucionales, legales y de política pública del gobierno federal. Nunca precisaron que la revisión estaba condicionada a que aplazaran la consulta.

“Le han mentido descaradamente al País y a sus huestes estadistas, a quienes llevan a votar bajo información y expectativas falsas”, indicó el presidente del Partido Popular Democrático, Héctor Ferrer.

Fernando Martín, presidente ejecutivo del Partido Independentista Puertorriqueño, consideró penoso que a fin de cuentas el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) “se engañó a sí mismo”.

Tanto el PPD como el PIP han boicoteado la consulta, por diferentes razones.

“Nuestra administración identificó que los conflictos internos del Departamento de Justicia federal podían dilatar más la resolución del problema del status de Puerto Rico por lo que el gobernador decidió mantener la fecha original del plebiscito el 11 de junio para queel pueblo tenga la oportunidad de decidir su futuro y así salir de la crisis”, indicó ayer el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Ramón Rosario.

Ferrer, un exrepresentante y pasado candidato a comisionado residente en Washington,  afirmó que la negativa del gobernador Rosselló a tratar de tener el aval del Ejecutivo federal puede explicarse por el interés de celebrar la consulta antes que se conozcan muchos detalles de “medidas impositivas que suman $924 millones” del próximo presupuesto en Puerto Rico.

“Las tienen que anunciar la semana que viene y están jugando a la política para mentirle al país, para que no se vuelva en su contra”, dijo Ferrer, quien sostuvo que el jueves acudió a reuniones con funcionarios federales. No quiso precisar con quien se entrevistó.

Al independentista Martín le parece que todo fue una excusa del Departamento de Justicia de EE.UU. para “salirse” de tener que avalar la consulta, que enfrentará a la estadidad con el status territorial vigente y la libre asociación o independencia.

Pero, consideró que el gobernador Rosselló y el liderato del PNP perdieron otra oportunidad para desafiar al gobierno federal en su reclamo de estadidad. En ese sentido, afirmó que la “humillación” de tener que volver a colocar en la consulta el status territorial vigente, a pesar de que fue rechazado en el plebiscito de 2012, “fue a cambio de nada”.

“El ánimo en Estados Unidos es contrario a la estadidad. Si quieren que les hagan caso tienen que formar el revolú”, dijo Martín, quien considera que tomando en cuenta que en el último plebiscito convocado fuera de las elecciones generales, el de 1998, la estadidad obtuvo 728,157 votos y que la población se ha reducido en poco más de 10%, “cualquier total de votos de la estadidad por debajo de 625,000 sería un fracaso”.

Ferrer, por su lado, sostuvo que debe esperarse que la estadidad obtenga 90% o más de los votos, ante el boicot de la oposición, pero evitó predecir un número total de votos.


Todo está listo para el plebiscito este domingo

La presidenta de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Liza García Vélez, junto a la Comisionada Electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP) y representantes de varias agencias de gobierno anunciaron que ya todo está listo para las elecciones del plebiscito que se llevarán a cabo este domingo.

“Terminamos las pruebas de las máquinas de escrutinio electoral y el proceso de los maletines”, aseguró García Vélez. En conferencia de prensa en la sede de la CEE, en Hato Rey, la funcionaria aseguró que el proceso incluye el envío de entre 15,000 a 17,000 maletines a las Juntas de Inscripción.

Según se informó, habrá 4,257 colegios de votación y hoy se llevará a cabo el voto adelantado de unos 7,500 confinados que solicitaron el derecho al voto.

Para esto, García Vélez se trasladará hoy a las 10:30 a.m. a la institución penal de Bayamón para observar parte del proceso de votación. También se informó que 2,264 personas solicitaron el voto a domicilio, lo que se está atendiendo a través de los precintos.

Sobre si surgiera un apagón, se informó que las máquinas de escrutinio tienen baterías con cuatro horas de duración y que hay disponibles otras 500 baterías externas con ocho horas más de duración, de ser necesario.

Por su parte, Burgos indicó que se están publicando listas con los 37 centros de votación distintos a las de las pasadas elecciones generales. Este cambio, se informó, responde a distintos escenarios, como problemas de seguridad, de luz o de agua, entre otras situaciones en algunos de los pasados centros de votación.

“Va a ser un proceso limpio, transparente, secreto y confiable”, comentó Burgos. Según se informó, el PNP tendrá más de 18,000 funcionarios en los colegios. García Vélez indicó que el grupo Marchemos, el cual vinculó al Partido Independentista Puertorriqueño, tendrá observadores luego de que la CEE lo certifique, mientras que el Movimiento Amplio Soberanista (MAS) tendrá unos 1,500 coordinadores de unidad.

Según se informó, los resultados preliminares del plebiscito deben darse a conocer el mismo domingo a las 6:00 p.m., mientras que el proceso de escrutinio general comenzará el 19 de junio y tomará unos cinco días antes de que finalmente se ratifiquen los resultados oficiales del proceso eleccionario.

El Nuevo Día


Rosselló ve entusiasmo para votar en el plebiscito

En medio de las críticas de diversos sectores que llaman al boicot del plebiscito del próximo domingo, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares aseguró hay entusiasmo de parte de los electores por acudir a las urnas.

“Lo que yo veo en la calle sobre el plebiscito es mucho entusiasmo. La gente ha reconocido que en Puerto Rico si queremos echar hacia delante. Tenemos que atender dos vías: la primera es la gobernanza eficaz, responsable, transparente, con visibilidad, y la segunda vía es resolver el dilema de 500 años de colonización”, expresó Rosselló en conferencia de prensa en La Fortaleza.

Hizo hincapié en que hay personas de todas las ideologías que acudirán a votar en la consulta de estatus a celebrarse el domingo. Exhortó a las personas a que salgan a votar, ya que “las mismas opciones que estaban en 2012 son las que están en el plebiscito”.

El plebiscito fue criticado luego de que el gobierno incluyera el estatus actual en la boleta, ante la petición del Departamento de Justicia federal, lo que generó el repudio de los principales grupos que respaldan la independencia y libre asociación, por entender que no se debía incluir una opción colonial. A este grupo se le sumó el Partido Popular Democrático (PPD) que en asamblea determinó hacer un llamado al boicot al catalogarlo como uno “amañado”, ya que inicialmente habían solicitado en las vistas públicas de la Ley de Descolonización que se incluyera diversas opciones de Estado Libre Asociado (ELA), pero no se incluyó hasta que recibieron la carta del Departamento de Justicia.

Ahora el plebiscito tiene las opciones de estadidad, estatus territorial actual y una opción que combina la independencia con la libre asociación.

Comisionada electoral dice no habrá vaciado de listas

Ante los señalamientos de diversas organizaciones que alertan que no ocurra un vaciado de listas en el plebiscito, la comisionada electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), Norma Burgos, hizo claro que con el escrutinio electrónico el vaciado no ocurrirá.

“Para proteger el conteo de votos de forma confiable, precisa y segura, el PNP promovió el sistema de escrutinio electrónico. En los colegios de votación durante el plebiscito los votos los contará el sistema de escrutinio electrónico con certificación federal que garantiza confiabilidad, seguridad, precisión y transparencia con la capacidad de auditorías”, expresó Burgos en declaraciones escritas, en reacción a las denuncias del excomisionado del PPD, Héctor Luis Acevedo, quien señaló recientemente que el plebiscito se prestaba a vaciado de listas.

Metro


Estos son los 10 grupos que boicotean el plebiscito del domingo

Tras el dictamen del Partido Nuevo Progresista (PNP) que anunciaba una consulta de estatus para la isla el domingo 11 de junio, esta colectividad ha atravesado múltiples problemáticas, entre ellas, que varios grupos han decidido unirse para boicotear la actividad electoral, incluyendo algunos que originalmente la apoyaron.

En esta línea y sumado a otro de los revés del PNP en este camino, luego de que la colectividad de la Palma decidiera que la consulta sería únicamente entre la estadidad y la independencia/libre asociación, el Departamento de Justicia federal remitió una carta al gobernador, Ricardo Rosselló Nevares solicitando que se incluyera el actual status territorial de la isla.

La respuesta del Departamento de Justicia federal se da luego de que el Partido Popular Democrático (PPD) abogara para que se incluyera el Estado Libre Asociado de Puerto Rico como opción. Sin embargo, a pesar de la opinión federal, el PPD encabezó el primer grupo que remitió un boicot al plebiscito.

Sobre estos grupos en contra del plebiscito, NotiCel recoge una lista a continuación:

Delegación del Partido Popular Democrático: no apoyan el plebiscito por considerar que la papeleta debe tener como opción el “ELA” y no el “actual territorio”, como dice.

Exgobernadores del PPD: Sila María Calderón, Alejandro García Padilla, Rafael Hernández Colón y Aníbal Acevedo Vilá.

Partido Independentista Puertorriqueño (PIP): se unió al boicot por considerar que “la colonia” no debe estar como opción en la papeleta.

– Junte Soberanista: aunque entre sus integrantes son miembros tanto de la colectividad PPD como la del PIP y hasta tienen una exaspirante a la gobernación independiente, este grupo que se creó en un principio para apoyar la opción de “independencia/libre asociación”, decidió unirse al boicot, pues tampoco apoyan “la colonia”. Al Junte también pertenecen otros grupos como el MUS y ALAS.

– Carmen Yulín Cruz: a pesar de que la alcaldesa de San Juan forma parte de la colectividad del PPD, esta ya ha tomado decisiones que no coinciden con su partido. Así hizo en el principio de la carrera por esta consulta, cuando antes de que Justicia federal remitiera la opinión que movilizó al PNP a incluir el territorio en la papeleta, Cruz Soto apoyaba la opción de independencia/libre asociación. Sin embargo, luego de la enmienda la papeleta, la Ejecutiva de la capital retiró su apoyo a la consulta de estatus.

Partido del Pueblo Trabajador (PPT): esta colectividad también retiró su apoyo a la consulta por “considerar que incluir el actual estatus territorial denigra a la ciudadanía puertorriqueña”.

Oscar López Rivera: durante su mensaje en la libre comunidad, el exprisionero político argumentó que no apoya que los puertorriqueños acudan a las urnas el próximo domingo.

Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH): aunque esta colectividad no acude a las urnas, realizó un llamado al boicot.

La Unión Independiente Auténtica: este sindicato de trabajadores adscritos a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) también boicotea esta consulta.

La organización VAMOS: que boicotea en protesta por la llegada de la Junta de Control Fiscal (JCF), ente fiscalizador de las finanzas públicas del país.

Noticel