Trump promete luchar contra “la tiranía del comunismo” en Cuba y propone paneles solares en el muro con México

30

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió este miércoles combatir contra la “tiranía del comunismo” que en su opinión se aplica en la isla de Cuba.

“Estados Unidos combatirá contra la tiranía del comunismo”, declaró durante un discurso ante sus seguidores en el estado de Iowa.

THANK YOU #CedarRapids, #Iowa! #USA ??

Una publicación compartida de President Donald J. Trump (@realdonaldtrump) el

Trump, quien retomó las acciones contra Cuba, ratificó su interés en desmontar los acuerdos sostenidos por el anterior presidente estadounidense Barack Obama, en particular el deshielo entre Washington y La Habana.

“El hecho radica en que el acuerdo con Cuba es malo”, manifestó Trump, quien abogó por alcanzar “un acuerdo mucho mejor”.

La iniciativa anunciada por Trump el pasado 16 de junio confirma la continuidad del bloqueo económico a Cuba y endurece las restricciones a los negocios con empresas vinculadas con autoridades de La Habana, además de prohibir los viajes particulares a la isla.

Varios países del mundo, especialmente del continente americano, han rechazado las medidas tomadas por Trump y han abogado por retomar el deshielo iniciado en la anterior Administración norteamericana.

En sus declaraciones, Trump volvió a arremeter contra su antecesor en la Casa Blanca, contra el “catastrófico” Acuerdo de París y contra los “deshonestos” medios de comunicación.

“Esto es magnífico: Obama hizo un acuerdo con Cuba, donde hay miles de personas en las cárceles, hizo un acuerdo con Irán; y luego dicen que Trump es una persona horrible, esto es increíble”, afirmó.

Telesur


Trump quiere muro con paneles solares para que México “pague menos”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso ayer instalar paneles solares en el muro que quiere levantar en la frontera con México para que la energía producida ayude a financiarlo y el país mexicano “tenga que pagar mucho menos dinero”.

“Estamos pensando en construir el muro como un muro solar, algo que cree energía y se autofinancie. De esta forma México tendrá que pagar mucho menos dinero. Tiene sentido, ¿no?”, dijo Trump durante un mitin en Cedar Rapids (Iowa).

La idea de colocar paneles solares en el muro ya llevaba dos semanas circulando en Washington, dado que el mandatario habló de ella en un encuentro privado con un grupo de legisladores republicanos el pasado 6 de junio, pero hasta ahora Trump no había formulado esa posibilidad en público.

Trump considera poner paneles solares al muro fronterizo

Trump aseguró que esa “idea singular” era suya, porque él es “un constructor”, y que la audiencia de Iowa era “el primer grupo” al que se la había comunicado.

“Allí abajo es uno de los lugares donde la energía solar funciona realmente bien. Y creemos que podríamos hacer que (el muro) tenga una apariencia preciosa, además”, aseguró Trump.

Pese al reclamo de Trump de que la idea del “muro solar” es suya, múltiples medios estadounidenses la atribuyen a una de las decenas de propuestas enviadas por distintas empresas que han participado en la licitación pública para construir el muro.

La compañía se llama Gleason Partners, cuyo fundador, Tom Gleason, dijo este mes al diario The Washington Post que su diseño generaría dos megavatios de electricidad por milla, una energía suficiente para abastecer a 350 viviendas.

Construir el muro propuesto por Gleason costaría unos 7,5 millones de dólares por milla (1,6 kilómetros), según aseguró el propietario de la empresa al diario.

Tras reunirse con Trump y otros legisladores en privado en la Casa Blanca el pasado 6 de junio, el congresista republicano Steve Scalise dijo a varios medios que el mandatario había tanteado con ellos la idea de “un muro que funcionaría como un panel solar para que finalmente se pagara por sí mismo”.

La construcción de un muro fronterizo con México es una de las grandes promesas de campaña de Trump, quien aseguró una y otra vez en sus mítines que esa barrera no costaría ni un dólar a los estadounidenses y sería financiado por el Gobierno mexicano.

Esas afirmaciones le causaron problemas diplomáticos con México y, aunque no quiso retractarse, solicitó al Congreso una partida presupuestaria para la construcción del muro con la promesa de que después sería reembolsada por los mexicanos, algo a lo que la oposición demócrata se negó al aprobar los presupuestos.

El Universal

Más notas sobre el tema