Argentina: amplio triunfo del oficialismo en las elecciones legislativas

Ver los resultados oficiales


Gobierno se impuso a nivel nacional y consolida un nuevo mapa político con triunfos en 13 distritos

Las elecciones legislativas de este domingo provocaron un cambio el mapa político de la Argentina dando una mayor fortaleza al gobierno de Mauricio Macri que ganó en 13 provincias -inclusive en los 5 distritos más populosos- alcanzando el 41% de los votos a nivel nacional. Este resultado se reflejará en un Congreso que desde el 10 de diciembre tendrá 48 legisladores propios en ambas cámaras aunque sin lograr aún el quórum.

Según los guarismos, el Gobierno retuvo casi todas las provincias que sumó en las PASO, agregó nuevas con batacazos impensados y en otras la pelea voto a voto. Podría haber ganado en 15 distritos pero los peronistas de La Pampa y San Luis lograron revertir sus malas performances de las Primarias.

Entonces, con estos números en el Congreso el interbloque Cambiemos se acerca al quórum propio en la Cámara baja ya que sumó 22 diputados logrando un bloque de 108 a solo 21 escaños la mayoría. En el Senado la renovación será fuerte aunque el peronismo mantiene la mayoría; en esta cámara consiguió 9 senadores conformando un bloque de 26. En suma con este triunfo se redefine el juego de fuerzas y se espera que el Ejecutivo envié en extraordinarias sendas leyes económicas que considera claves.

La mayor victoria del oficialismo fue en territorio bonaerense, quizás no en números, sino por el peso político del distrito que gobierna María Eugenia Vidal. La fórmula de Esteban Bullrich- Gladys González, revirtieron el ajustado triunfo de Cristina de Kirchner en las PASO y vencieron a la expresidente por más de 4 puntos.

En Santa Fe hubo otro contundente avance oficial, revirtiendo la mínima victoria de Agustín Rossi (FpV) en las PASO. Cambiemos en la general lo superó por más de 15 puntos. En la Ciudad, Elisa Carrió arrasó con más del 50% de los votos en un distrito que le es fiel al macrismo.

Los otros distritos en donde el oficialismo salió primero fueron en Córdoba y Mendoza. En números, es la primera vez desde 1985 que el partido de gobierno se impone en esas cinco provincias simultáneamente en legislativas.

Por eso para el oficialismo, el resultado de las elecciones confirma el crecimiento de su espacio y recuerdan que en las elecciones legislativas para Diputados de 2015 habían ganado en 6 distritos. En la actualidad se aseguraron 13 y pelean voto a voto en Tierra del Fuego, La Pampa y Chubut.

Las otras victorias resonantes fueron en Jujuy, Corrientes, Entre Ríos, Neuquén y Santa Cruz. Solo San Luis con los hermanos Rodríguez Saá pudieron revertir el amplio triunfo de Cambiemos el 13 de agosto. En La Pampa el peronismo de Verna gana por escaso margen.

Las sorpresas de la jornada fueron La Rioja y Salta, dos bastiones netamente peronistas. El expresidente Carlos Menem, que mantuvo su candidatura tras un fallo de la Corte, perdió frente al exministro de Defensa, Julio Martínez. En Salta, desde temprano el gobernador Juan Manuel Urtubey salió a saludar a Macri por el avance de Cambiemos en el norte. En Chaco, también se dio vuelta la taba, en donde el candidato de la alianza Cambiemos venció a al peronismo del gobernador Domingo Peppo.

Las derrotas contundentes que registró en oficialismo fueron al menos 11 distritos. En Misiones, el oficialismo provincial lograba imponerse en la categoría de senadores nacionales con una ventaja de poco más de 9 puntos sobre Cambiemos; en tanto en Catamarca, el Frente Justicialista para la Victoria se imponía con 6 puntos de diferencia sobre el Frente Cívico y Social-Cambiemos.

La gestión del gobernador Gildo Insfrán, en Formosa, también interpretó el resultado de las urnas de la jornada de hoy como un espaldarazo a su gestión, al imponerse con 24 puntos de ventaja sobre el Frente Amplio Formoseño Cambiemos.

En tanto, en San Juan, el oficialismo local, encabezado por el peronista Sergio Uñac, aventajaba por 22 puntos a Cambiemos; en tanto, en Tucumán, el gobernador Juan Manzur capitalizaba para sí la ventaja que conseguía en las urnas de 14 puntos sobre Cambiemos.

En Río Negro, donde el oficialismo provincial, liderado por el gobernador Alberto Weretilneck, decidió bajar su lista de candidatos, el Frente para la Victoria se imponía en las urnas por una diferencia de 17 puntos sobre la lista de Cambiemos Río Negro. Por su parte, el oficialismo provincial de Santiago del Estero, lograba una contundente victoria con el 69,41 por ciento de los votos, seguido luego, con el 17,66 por ciento de los votos por Cambiemos.

Ámbito Financiero


Resultados de las Elecciones 2017, provincia por provincia

Estos son los datos oficiales del escrutinio provisorio de las elecciones legislativas 2017. Acá un repaso, distrito por distrito. También podés conocer cómo quedó la nueva composición del Congreso.

Buenos Aires

Ganó Cambiemos. La gran batalla era en las listas para Senador, en la que Esteban Bullrich obtuvo una clara victoria con el 41,35% y aseguró su banca y la de su compañera, Gladys González. Cristina Kirchner, al frente de Unidad Ciudadana, quedó en segundo lugar con el 37,27%.

Sergio Massa, con una elección floja para 1 País, quedó en tercer lugar con el 11,33%, seguido de Florencio Randazzo (PJ), 5,3%; y Néstor Pitrola (Frente de Izquierda), 4,75%.

Apostillas

Hay algo en común entre Sergio Massa, Florencio Randazzo y Eduardo Bucca: todos perdieron en los distritos donde juegan de local. Tigre, Chivilcoy y Bolívar, respectivamente.
Los únicos distritos en los que ganó Cristina Kirchner son: Colón, Zárate, Escobar, Malvinas Argentinas, Moreno, General Rodríguez, Merlo, Marcos Paz, Hurlingham, La Matanza, Avellaneda, Quilmes, Berazategui, San Vicente, Florencio Varela, Almirante Brown, Ezeiza, Esteban Echeverría y Presidente Perón.

Ciudad de Buenos Aires

Arrasó Cambiemos. Elisa Carrió obtuvo una soberbia victoria con el 50,93% y victoria en todas las comunas de la Capital Federal. El kirchnerista Daniel Filmus obtuvo el segundo lugar con el 21,74% de lo votos, seguidos por Martín Lousteau, 12,33%.

Marcelo Ramal (Frente de Izquierda), Matías Tombolini (1País) y Luis Zamora (AyL) quedaron afuera de la Cámara de Diputados al no alcanzar el piso de seis puntos.

Catamarca

Victoria peronista. La lista encabezada por Gustavo Saadi (Frente Justicialista) obtuvo el primer puesto para las bancas a diputado con el 46,93% frente al ex gobernador Eduardo Brizuela del Moral (Cambiemos), 41,86%.

Desde temprano, la gobernador Lucía Corpacci festejó en el búnker oficialista: “Saadi y Silvana Gianocchio son los dos diputados nacionales elegidos por Catamarca”, dijo.

Córdoba

Triunfo de Cambiemos. La lista para diputados encabezada por Héctor Baldassi ganó por casi ocho puntos de diferencia al obtener el 48,4% de los votos. En segundo lugar quedó la boleta de Martín Llaryola (PJ), con el 30,5%.

El gobernador Juan Schiaretti, que promocionaba la candidatura de Llaryola, sorprendió en una conferencia de prensa al felicitar al presidente Mauricio Macri. “Hoy queda definitivamente de lado el ciclo que encarnó Cristina Fernández”, remató.

Corrientes

Ganó Cambiemos en la contienda para Diputados. El frente Encuentro por Corrientes-ECO+Cambiemos se quedó con el 55,36%, seguido por el justicialista Juntos Podemos Más, 25,55%.

Chaco

Batacazo de Cambiemos. El macrismo hizo una elección histórica en la contienda por Diputados: Aida Ayala (Alianza Cambiemos) obtuvo el 41,85%, seguida por la justicialista Chaco Merece Más, 39,5%.

Chubut

Ganó el PJ local. Por una diferencia muy ajustada, el peronista Frente Chubut para Todos ganó con el 31,37% la disputa para Diputados. Segundo quedó Cambiemos Chubut, con el 30,5%.

“Quiero decirles de nuevo, ganamos carajo”, disparó el gobernador Mario Das Neves en el búnker oficialista.

Entre Ríos

Ganó Cambiemos en la contienda para Diputados. La lista encabezada por Atilio Benedetti se quedó con el 53,07% seguida por la de Juan José Bahillo, 37,85%.

Formosa

Ganó el PJ de Gildo Insfrán. Tanto para Senador como para Diputado, las listas del Frente para la Victoria, promocionadas por el gobernador local, obtuvieron más del 60% de los votos. Sin sorpresas.

Jujuy

Arrasó Cambiemos. Mario Fiad, al frente de la lista oficialista, ganó con el 52,36%, mientras que en segundo lugar quedó Guillermo Snopek (Frente Justicialista) con el 20,41%. Gastón Remy, de la Izquierda, quedó con el 17,84%.

Elección histórica de la Izquierda. Si bien Cambiemos obtuvo la mayoría para Diputados con el 51,36%, el segundo lugar fue ocupado por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores con el 19,93%, cuando se habían escrutado el 58,41% de las mesas.

La Pampa

Casi empate. Por apenas 654, el Partido Justicialista se quedó con el primer lugar (45,56%) en la disputa por la Cámara de Diputados. Cambiemos obtuvo el 45,25%. El gobernador peronista Carlos Verna se puso la campaña al hombre y fue decisivo para obtener la victoria, aunque sea por un margen muy escueto.

La Rioja

Perdió Carlos Menem. Los riojanos eligieron diputados y senadores y, en ambas elecciones, se impusieron las listas del gobierno nacional. El ex ministro de Defensa Julio Martínez ganó la senaduría con el 48,25% frente a Menem (PJ), que sacó 45,15%.

En tanto, la boleta a diputados que encabeza Julio Enrique Sahad (Cambiemos-Fuerza Cívica Riojana) ganó con el 44,93% frente a Danilo Flores (Frente Justicialista Riojano), 43,91%.

Mendoza

Claro triunfo de Cambiemos. Claudia Najul fue la gran ganadora con el 45,67% en la lucha por bancas para la Cámara de Diputados. El kirchnerista Omar Chafi Felix quedó segundo con el 25,39%.

El gobernador Alfredo Cornejo se anotó el triunfo como propio. “Se entendió perfectamente el mensaje que queríamos dar y obtuvimos porcentajes muy superiores a los de las PASO”, dijo en el búnker ubicado en el Hotel Aconcagua.

Misiones

Ganó el Frente Renovador. El ex gobernador Maurice Closs obtuvo la victoria en la contienda para senadores con el 44,5% de las bancas. Humberto Schiovani, del Frente Cambuemos, quedó segundo con el 32,04% de los votos, cuando iban escrutados el 61% de las mesas.

Neuquén

Ganó Cambiemos. La lista macrista encabezada por David Schlereth (Cambiemos) dio el batacazo al obtener el 28,22% frente a la de Alma “Chani” Sapag, del histórico Movimiento Popular Neuquino (MPN), la fuerza que gobierna la provincia desde 1962.

Río Negro

Ganó el kirchnerismo. Emilia Soria (Frente para la Victoria) protagonizó un contundente triunfo con el 49,29% de los votos, frente a la de Lorena Matzen (Cambiemos), 32,02%. Ambas ingresarán a la Cámara de Diputados para ocupar las dos bancas en juego.

Emilia es hija del ex gobernador Carlos Soria, quien fue asesinado por su esposa la madrugada del 1 de enero de 2012.

Salta

Batacazo de Cambiemos. La lista del periodista Martín Grande obtuvo la victoria con el 32,27% de los votos frente al kirchnerista Sergio Levy. La lista oficialista Frente Unidad y Renovación -que promocionaba el gobernador Juan Manuel Urtubey- quedó tercera con el 21,49%.

A menos de dos horas de cerrados los comicios, el gobernador hizo una sorpresiva aparición y admitió la derrota.

San Juan

Triunfo del PJ local. Rubén Uñac, hermano del gobernador provincial, se adjudicó la victoria en la disputa por dos bancas para el Senado con el 54,51%. La tercera banca será para Roberto Basualdo (Cambiemos).

Para Diputados se repitió la tendencia. La boleta del oficialista Walberto Allende (Frente Todos) se quedó con el 53,65% de los votos, seguida por la de Eduardo Cáceres, 31,52%.

San Luis

Rodríguez Saá dio vuelta la elección. Tras una derrota en las PASO, “El Adolfo” se quedó con la elección a Senador Nacional con el 54,4% de los votos en una contienda en la que todo el PJ se volcó por el caudillo provincial. Detrás quedó el ex gobernador Claudio Poggi (Avanzar y Cambiemos), 43,92%.

En la contienda a diputado nacional, la lista promocionada por los Rodríguez Saá también obtuvo la victoria.

Santa Cruz

Histórica derrota en kirchnerismo. Cambiemos se impuso por una amplia diferencia en las candidaturas a diputado (43,8%) y senador (44,2%), con la candidatura de Eduardo Costa, quien quiere pelear la gobernador en 2019.

En esta oportunidad, el Frente para la Victoria perdió una elección a Senador Nacional por primera vez desde 1991.

Santa Fe

Ganó Cambiemos. La lista a diputado del gobierno nacional, encabezada por Albor Cantard, obtuvo el triunfo con el 38,29% de los votos frente al kirchnerista Agustín Rossi (ex ministro de Cristina Kirchner y diputado nacional), que obtuvo el 25,18%.

El socialismo, representado por el Frente Progresista Cívico y Social, quedó tercero con el 13,98% de los votos cuando ya se había escrutado el 71,3% de las mesas.

Santiago del Estero

Triunfo del oficialismo provincial. La lista a diputados de la actual gobernadora Claudia Ledesma ganó con el 65,73% frente a Cambiemos (19,3%). La mandataria dejará su cargo para ocupar una banca en el Congreso de la Nación.

Tucumán

Ganó el PJ. Con el 46,56%, la lista que encabeza el oficialista Osvaldo Jaldo (Frente Justicialista) quedó primero seguido de José Manuel Cano (Cambiemos), 32,48%. A nivel distrital, el macrismo ganó en Yerba Buena y la Capital, mientras que el resto fue para el peronismo.

Así las cuatro bancas en juego serán para: Jaldo, Cano, Gladys Medina (Frente Justicialista) y Beatriz Ávila (Cambiemos).

Tierra del Fuego

El kirchnerismo ganó por poco. La lista de Martín Pérez (Frente Ciudadano) para diputados obtuvo el 29,99% de los votos frente a la de Tito Stefani (Cambiemos), quien obtuvo el 29,73%. La diferencia fue de apenas 241 votos cuando se había escrutado el 99,78% de las mesas de la provincia.

Apostilla: Cambiemos ganó en las bases antárticas con 125 votos.

Clarín


Elecciones 2017 – Buenos Aires: Esteban Bullrich se impuso sobre Cristina Kirchner por cuatro puntos

Con el 99,14% de las mesas escrutadas de las elecciones generales que se celebraron ayer en todo el país, en la provincia de Buenos Aires se impuso el candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich. Cuatro puntos por detrás quedó la postulante de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner.

En la categoría para senadores, Cambiemos Buenos Aires obtenía el 41,38% de los votos y Unidad Ciudadana el 37,24%.

“Confirmamos el cambio que ustedes comenzaron en 2015 y lo hicimos reafirmando el espíritu que sacó a la provincia del abandono”, dijo Esteban Bullrich en un discurso emitido a las 23 desde el Complejo Costa Salguero, cuando el triunfo era irreversible. “Termina una campaña que espero sirva para que podamos convivir un poco mejor, sabiendo que no importa de dónde viene el que está al lado nuestro, sino a dónde quiere ir. Lo que nos une es mucho más y más fuerte que lo que nos divide”.

“Vamos a construir puentes en el Senado y Diputados y puentes en la provincia para poder transitarla mejor”, añadió. Luego habló Vidal, quien festejó el triunfo y aseguró: “Esta noche seguimos haciendo historia”.

Minutos después, Cristina Kirchner reconoció su derrota. “No nos alcanza para superar a nuestros adversarios. Somos serios y responsables, jamas montaríamos un espectáculo para dejarlos contentos a ustedes o para tener una imagen televisiva, jamás”, señaló la ex presidenta.

En tercer lugar se ubicaba 1País, la alianza de Sergio Massa y Margarita Stolbizer, con el 11,32%. El Frente Justicialista Cumplir, de Florencio Randazzo, apenas superaba el 5,7 y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), donde encabeza Néstor Pitrola, obtenía el 4,75%.

En Diputados, también lideraba la elección Cambiemos, con el 42,18% por sobre Unidad Ciudadana, que obtenía el 36,24%. Detrás se ubicaba 1País (11,42%) y el FIT (5,36%), que superaba al Frente Justicialista (5,18%).

Secciones y municipios

Cambiemos se imponía con más de 40 puntos en todas las secciones electorales de la provincia de Buenos Aires (en algunas superaba los 50 puntos); excepto en la tercera sección, donde se concentra el porcentaje mayor de votantes.

La tercera sección incluye a La Matanza y tiene un padrón de 4 millones de electores. Allí el 43% correspondía a Unidad Ciudadana; y el 35,55% a Cambiemos. Muy por detrás, con 9 puntos se ubicaba 1 País.

Cambiemos ganaba en la mayor parte de los municipios, excepto en Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Florencio Varela, General Rodríguez, José C. Paz, La Matanza, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Merlo, Moreno y Presidente Perón, bastiones del kirchnerismo.

Prudencia

Los primeros resultados de la elección empezaron a difundirse a través de la web de la Dirección Nacional Electoral (DINE) a partir de las 21. Pero las declaraciones de los principales candidatos a legisladores nacionales por la provincia de Buenos Aires se produjeron hacia la medianoche. Tras la experiencia con el escrutinio provisorio en las PASO, cuando la jornada electoral bonaerense terminó en cruces entre oficialismo y oposición por la escasa diferencia entre los apoyos que obtuvieron Cambiemos y Unidad Ciudadana, la prudencia fue protagonista.

En la provincia más poblada del país, los resultados son clave. El padrón electoral, distribuido en 135 municipios, es de 12.929.508 ciudadanos. Pero no sólo por eso todas las miradas estuvieron centradas allí.

En las elecciones de agosto, Cambiemos salió a festejar su triunfo contra el kirchnerismo al conocerse las primeras tendencias. Mientras tanto, en el búnker de Unidad Ciudadana, sus referentes salían a pedir prudencia a los medios, criticaban al Gobierno y decían que los resultados iban camino a revertirse.

Finalmente, ocurrió lo que decían los voceros de Cristina Kirchner. La tendencia se revirtió y el escrutinio terminó en empate técnico. Hubo que esperar los resultados del escrutinio definitivo, que terminó de elaborarse dos semanas después, para descubrir que la ex presidenta había sido la ganadora de la elección para la categoría senador por 20.324 votos (Cambiemos ganó en Diputados, con Graciela Ocaña encabezando la boleta).

Basada en aquella polémica, la candidata a senadora, Cristina Kirchner, montó un “centro de cómputos” en el Instituto Patria, sede de su fuerza, lanzada en la campaña para las PASO por fuera del PJ.

La iniciativa causó rechazo en la Casa Rosada. El jefe de Gabinete, Marcos Peña cuestionó “cualquier insinuación de que el centro de cómputos [oficial] pueda ser puesto en duda”. Durante el primer contacto con los medios desde el búnker de Cambiemos, en Costa Salguero, el jefe de campaña de Cambiemos aseguró que “está garantizada la transparencia de la elección”.

Finalmente el escrutinio avanzó rápido y a las 23 el resultado era irreversible con más del 90 por ciento de los votos escrutados y con Cambiemos superando a Unidad Ciudadana por cuatro puntos. Cristina debió reconocer la derrota, aunque lo hizo solapadamente y sin felicitar a su par del oficialismo, Esteban Bullrich.

La Nación


Cómo quedará conformado el Congreso a partir del 10 de diciembre

Tal como se había previsto, los resultados de las elecciones legislativas le brindaron al Gobierno un apoyo político que se traducirá en bancas en el Congreso, algo que será clave para negociar las futuras leyes que consideran fundamentales de cara al 2019.

En la Cámara de Diputados, Cambiemos seguirá siendo primera minoría pero aumentará en gran escala su representatividad, llegando a los 107 legisladores propios (tenía 86, renovaba 40 y ganó 61) y sumando dos más contando a Martín Lousteau y Carla Carrizo, que entraron por ECO, y anticiparon que, si bien apoyarán al oficialismo, mantendrán su bloque propio. También será una aliada permanente la tucumana Teresita Villavicencio, por lo que serán 110. Con este número, el Gobierno podrá depender menos de otras bancadas en comparación a los dos años que pasaron, aunque no le alcanzará para prescindir del poder de negociación.

El Frente para la Victoria empeoró su performance con respecto a las PASO y por eso deberá resignar diputados. Actualmente son 71, ponían en juego 31 y consiguieron 26, por lo que ahora serán 66. Y esto será en los papeles, porque en la práctica habrá que ver cuántos legisladores rompen con el bloque para sumarse al peronismo no K que impulsan los gobernadores, Miguel Ángel Pichetto desde el Senado y un grupo de diputados en la Cámara baja. Serán al menos 5 o 6 y algunos son optimistas y piensan en potenciales 10 o 12.

Justamente este bloque de peronismo no K salió muy beneficiado. Sumando al bloque Justicialista (17), al Frente Cívico por Santiago (6), al Peronismo para la Victoria (5), a Juntos por Argentina (4), a Compromiso Federal (3) y al Frente de la Concordia Misionero (3) suman 38 diputados y ponían en juego 18. Se hicieron con 27 escaños y formarían un interbloque de 47 diputados. Pero el objetivo es sumar a los massistas, que fueron de los más perjudicados: tenía 37, renovaba 20 y perdió 16, quedando con 21. Todos juntos serían 68 -rozando los 75 contando a los kirchneristas que emigren-, un gran número que les permitiría ser segunda minoría y ganando el poder de negociación.

Pero una aclaración: la presencia de los santiagueños, los santafecinos y los misioneros no es segura, ya que su intención es permanecer como bloque, a pesar de que eventualmente acompañen en las votaciones. En este caso, el peronismo pasaría a tener poco más de 60 integrantes.

Este armado lejos de Cristina Kirchner, trabajando en espejo con el Senado, en donde estará la ex presidente, será el puntapié que el peronismo utilizará para impulsar su renovación y le servirá al Gobierno para consensuar con los gobernadores los proyectos más importantes que aprobará durante lo que resta del año parlamentario y en sesiones extraordinarias.

Lo más inmediato será la expulsión de Julio de Vido a raíz de su pedido de desafuero y detención, acusado de defraudar al Estado en la puesta en marcha de la mina de carbón de Río Turbio. El martes se tratará en comisión y el miércoles llegará al recinto, en donde algunos legisladores que no apoyaron sacarlo por inhabilidad moral en este caso votarán a favor y el ex ministro de Planificación kirchnerista seguramente sea desaforado. La primera señal de cambio de cara a la nueva conformación.

También deberá darle sanción definitiva a la Ley de Responsabilidad Penal Empresaria y a la prórroga a la ley que evita los desalojos indígenas, ambas con media sanción en el Senado. El proyecto que pena la corrupción de las empresas es fundamental para Macri -lo envió él- porque es necesario para entrar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Finalmente, el Gobierno tiene interés en aprobar un paquete de leyes económicas “claves” para sus objetivos de cara al 2019. El más importante es el Presupuesto 2018 pero también apuntan a la Responsabilidad Fiscal (ya ingresó al Senado), Reforma Impositiva, Impuesto al cheque (ya en Diputados) y un revalúo del Impuesto a las Ganancias para empresas, que también ingresó en Diputados.

Senado

Gran elección de Cambiemos, que apostará a la división que Cristina Kirchner generará dentro del PJ-FpV que comanda Miguel Ángel Pichetto para intentar ser primera minoría o, al menos, asegurarse que ninguna bancada maneje el recinto.

Habiendo ganado en las provincias de Buenos Aires, Santa Cruz, La Rioja y Jujuy, y saliendo segundo en San Luis, San Juan, Formosa y Misiones, el oficialismo obtuvo 12 senadores y totalizará 25 a partir del 10 diciembre. Esto es porque actualmente tiene 17 y renovaba tan solo 4.

Por su parte, el Frente para la Victoria, que tiene 36 y ponía en juego 15, solo obtuvo 4 y también quedará con 25. Pero dentro de esta bancada de 25 está incluido Miguel Ángel Pichetto, el presidente, que ya advirtió que no compartirá espacio con Cristina Kirchner. Es decir que el FpV se dividiría entre PJ y Unidad Ciudadana, dejando a Cambiemos con la mayor cantidad de integrantes. Sin embargo, esta escisión que encabeza Pichetto se unirá al peronismo no K que trabajará en la Cámara alta en tándem con Diputados para pelearle a Cambiemos el poder.

Contando lo máximo a lo que pueden aspirar, tendrán 33 legisladores: Guillermo Snopek (Jujuy), Carlos Menem (La Rioja), Maurice Closs y Magdalena Solari (Misiones), José Uñac y Cristina López (San Juan), Alberto Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso (San Luis), Zamora y Cappellini (Santiago del Estero), Juan Carlos Romero (Salta), Crexell y Pereyra (Neuquén), Norma Durango y Daniel Lovera (La Pampa), Alfredo Luenzo (Chubut), Carlos Caserio (Córdoba) y Boyadjian (Tierra del Fuego), José Alperovich (Tucumán), Carlos Espínola (Corrientes), Omar Perotti (Santa Fe), Rodolfo Urtubey (Salta), Eduardo Aguilar (Chaco), Beatriz Mirkin (Tucumán), Pedro Guastavino (Entre Ríos), José Mayans (Formosa), Margarita González (Formosa), Sigrid Kunath (Entre Ríos), Inés Blas (Catamarca), Julio César Catalán Magni (Tierra del Fuego), Dalmacio Mera (Catamarca) y José Ojeda (Tierra del Fuego).

Sin embargo, aclaramos que este es el mejor escenario porque seguramente sean menos. Los misioneros adelantaron que mantendrán su bloque propio, más allá de que circunstancialmente acompañen en ciertas votaciones. Los mismo sucede con los santiagueños, que ya vienen trabajando individualmente. Rodríguez Saá no es garantía, más aún cuando se mostró cerca de Cristina Kirchner esta campaña, aunque mantendría su bancada de Compromiso Federal junto a Negro de Alonso. Entre los neuquinos y los pampeanos, los que más chances tienen de permanecer son los segundos, porque el MPN suele tener su agenda. Y, finalmente, Juan Carlos Romero, que tiene un monobloque, votó junto al Gobierno muchos proyectos.

Así las cosas, el bloque de peronistas no K que encabezaría Pichetto tendría aseguradas 23 bancas y sumaría aliados dependiendo de la votación.

Por su parte, la ex presidente será la líder de un espacio de 10 senadores: Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), Silvina García Larraburu (Río Negro), Ana María Ianni (Santa Cruz), Ana Almirón (Corrientes), María Inés Pilatti (Chaco), Marcelo Fuentes (Neuquén), María de los Ángeles Sacnun (Santa Fe) y por Chubut Juan Mario Pais y Nancy González.

25-23-10 es la ecuación que más le cierra a Cambiemos ya que así serían primera minoría, algo impensado cuando comenzó el año electoral. Sin embargo, deberán trabajar intensamente puertas adentro para contener al peronismo y, sobre todo, a Cristina Kirchner, que volverá a la escena política y utilizará el recinto como tribuna para esgrimir sus críticas.

Infobae


Macri: “Vamos a sacar a todos los argentinos de la pobreza”

Veinte minutos antes de que se terminara el domingo electoral que le dio un fuerte espaldarazo a sus primeros dos años de gestión, Mauricio Macri ocupó el centro de la escena en la sede de campaña de Cambiemos, en Costa Salguero.

Eufórico, en medio de los papeles picados y los globos, el jefe de Estado prometió que su Gobierno cumplirá “con el sueño compartido de sacar a todos los argentinos de la pobreza”.

“Esto que está sucediendo lo hacemos entre todos. Acá no hay genios. No hay nadie que venerar. El cambio lo llevan ustedes: hombres y mujeres que decidieron darle alas a su sueño. Queremos lograr algo grande”, aseguró. Y agregó: “No queremos más una sociedad que premie al que hace trampa”.

“Es un día muy importante, porque hoy confirmamos nuestro compromiso con el cambio, y tan serio y profundo que aún sabiendo que es un largo camino donde nadie nos va a regalar nada, lo vamos a seguir recorriendo juntos”, agregó el Presidente.

Desde el centro de campaña de Cambiemos, Macri destacó que “nos animamos al cambio, vencimos el miedo y la resignación, y la realidad nos está acompañando”, y aseguró que “este es solo el principio, recién estamos empezando a transformar la Argentina. Hoy no ganó un grupo de candidatos, hoy ganó la certeza de que podemos cambiar la historia para siempre, pero para eso, tenemos que tirar todos en la misma dirección, ponernos la misma camiseta”.

En otro tramo del discurso, Macri buscó comunicarse con los votantes opositores cuando dijo que “cuando hablo de todos, no hablo solo de los que nos votaron hoy, hablo de aquellos que votaron a otras fuerzas. Respetamos sus ideas y las diferencia, y siempre va a haber una puerta abierta para escuchar sus ideas”.

“Sabemos que se puede, pero necesitamos vivir en una sociedad donde el valor de la verdady el trabajo en equipo sean innegociables, esa es la base de la Argentina que soñamos, donde cada uno pueda apasionarse con una tarea, donde se sienta protagonista”, afirmó.

Por otro lado, Macri dijo que “gastamos demasiado tiempo y energía en la confrontación,pero ahora queremos entendernos, por eso hoy también ganó el diálogo, que está creciendo y llegando a zonas del país que parecía imposible”.

“La etapa más difícil ya pasó, y estamos creciendo, con transparencia, con equidad, con trabajo, integrándonos al mundo, este año estamos creciendo, el año que viene más, y el próximo aún más. Vamos a lograr un crecimiento sostenido que nos permita este sueño compartido, sacar a todos los argentinos de la pobreza”, destacó, al tiempo que cerró su discurso con una arenga: “No vamos a aflojar, hoy más que nunca, se puede. A todos los argentinos, con fuerza, con ganas, lo hicimos posible. Desde Tierra del Fuego hasta Jujuy, sí se puede, de la Cordillera al Río de la Plata, sí se puede”.

Diario de Cuyo


Cristina admitió la derrota: “No nos alcanza para superar a nuestros adversarios”

La ex presidenta y senadora electa, Cristina de Kirchner, afirmó que “Unidad Ciudadana emerge como la oposición más firme a este Gobierno”, consideró que “hoy no se acaba nada, hoy empieza todo” para la construcción de una alternativa opositora, y admitió que “no nos alcanzó” esta vez para ganarle al Gobierno.

Ante cientos de militantes en el búnker instalado en el club Arsenal de Sarandí, en el municipio de Avellaneda, la ex mandataria habló durante nueve minutos en los que resaltó los votos obtenidos en la provincia de Buenos Aires y envió un mensaje de unidad a las otras fuerzas opositoras, aunque se abstuvo de felicitar a los candidatos de Cambiemos por su victoria en los comicios generales.

A pesar de que en las primarias abiertas del 13 de agosto el kirchnerismo venció a Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, los resultados de las elecciones legislativas se invirtieron y Unidad Ciudadana fue derrotada por casi 4 puntos porcentuales, pero para la ex presidenta lo importante fue que ese espacio “ha sumado más votos en estas elecciones que en las Paso”.

En esa línea, la senadora electa remarcó: “Hemos sido capaces de crecer a pesar de que nos hemos enfrentado a la más enorme e inédita concentración de poder desde la recuperación de la democracia”.

“El resto de las fuerzas opositoras no han resistido el avance del oficialismo y nosotros sí hemos crecido”, sostuvo Cristina Kirchner, quien luego envió un mensaje conciliador y de unidad, en función de las elecciones presidenciales de 2019.

“Nosotros creemos que una fuerza opositora a este modelo necesita poder ampliar su base de crecimiento y para eso es necesario ser generosos, inteligentes y comprender que es necesaria la unidad de los que creemos que otra Argentina es posible”, sentenció.

En un búnker que osciló entre la esperanza por los datos que provenían del centro de cómputos paralelo instalado en el Instituto Patria y los resultados oficiales que fueron publicados después de las 21, Cristina Kirchner salió pasada las 23 y los militantes estallaron con cánticos de apoyo a pesar de la derrota.

“Unidad Ciudadana ha venido para quedarse y será la base de la construcción de la alternativa a este Gobierno”, dijo la ex presidenta a una concurrencia que le festejaba cada concepto.
La única frase de Cristina Kirchner en la cual reconoció la derrota fue: “Según nuestros cómputos, no nos alcanza para superar a nuestro adversario”.

Mientras los resultados oficiales indicaban una diferencia de casi casi puntos ?Cambiemos 41,3 y Unidad Ciudadana 37,6- con el 98 por ciento de las mesas escrutadas, Cristina Kirchner insistió: “La sociedad ha elegido el modelo de oposición que quiere. Hoy no se acaba nada, hoy empieza todo”, cerró.

En esa línea, desde el equipo de campaña del kirchnerismo resaltaron que de los 3.229.194 obtenidos en las primarias abiertas, cosecharon ahora 3.442.769, es decir más de doscientos mil votos que, pese a todo, no alcanzaron para repetir la victoria del 13 de agosto.

El clima festivo del búnker de Cambiemos en Costa Salguero contrastaba con la tristeza de los militantes kirchneristas.

En cambio, la desazón se apropió de los dirigentes peronistas que cuando comenzaron a diseñar la estrategia de no dar la interna a Florencio Randazzo y convencer a la ex presidenta para que sea candidata, imaginaban superar con facilidad los 45 puntos en la provincia.

Ámbito Financiero