Argentina: el Congreso trata el desafuero del exministro Julio De Vido, quien enfrenta una orden de detención

Diputados tratará hoy el desafuero de Julio De Vido y el ex ministro puede quedar detenido

Julio De Vido podría ser detenido este miércoles. Los dos pedidos judiciales de desafuero del legislador del Frente para la Victoria serán tratados desde las 11.30 en la Cámara de Diputados, donde el oficialismo confía en que puede juntar las voluntades que se necesitan para quitarle los privilegios parlamentarios al ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo.

Para hacerse efectivo, el desafuero debe ser votado en el recinto de la cámara baja por dos tercios de los presentes, es decir 172, si concurren los 257 legisladores que la componen. En el interbloque Cambiemos creen que hay 161 votos “consolidados” y estiman que De Vido no tiene los 82 para evitar la destitución. Si bien ese número es insuficiente, algunas ausencias podrían jugar a favor. Entre el PRO, la UCR, la Coalición Cívica-ARI y los aliados, el oficialismo sumaría 86 votos con asistencia perfecta, y a eso hay que sumarle el apoyo del Frente Renovador, el Bloque Justicialista, el Frente Amplio Progresista, Juntos por Argentina, el Frente de Izquierda y los representantes del Frente de la Concordia de Misiones.

El primer pedido de desafuero lo presentó el juez Luis Rodríguez luego de que la Cámara Federal ordenara la detención del ex funcionario en el marco de la causa que investiga la presunta defraudación al Estado nacional en la puesta en marcha de la mina de carbón de Río Turbio. Luego Claudio Bonadio procesó al ex ministro con prisión preventiva en el expediente que investiga compras millonarias de gas natural licuado y, para poder detenerlo, pidió a Diputados la remoción de sus privilegios.

La semana pasada el juez Rodríguez le ordenó al Ministerio de Seguridad que en caso de aprobarse la solicitud de desafuero proceda con la inmediata detención del ex ministro de Planificación y su traslado a la Unidad n° 29 del Servicio Penitenciario Federal.

El tratamiento de los pedidos de desafuero fue habilitado ayer en la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde 23 de 25 integrantes firmaron el dictamen.

Dos horas antes de ese debate, los diputados del Frente para la Victoria se reunieron para intentar definir una postura, pero no llegaron a un acuerdo y hoy se volverán a juntar antes de la sesión. Si en el recinto no están todos los diputados del FpV (puede haber inesperados faltazos) y si no hay una posición final única, el bloque podría dejar en libertad de acción a sus integrantes para que cada uno vaya o no al recinto y defienda o no a De Vido. Para algunos, alzar la voz en su defensa representa un gran costo político. Para otros, no defenderlo sería un gesto de ingratitud. Para los más experimentados, no bajar al recinto y dejar todas las bancas vacías sería un gesto fuerte. Para pocos, la llave la tiene el propio De Vido a quien sugerían dar un paso al costado antes del mediodía. Incluso anoche seguían las conversaciones con el argumento de que evitaría más problemas al bloque y “el show mediático que se mostraría”.

Tampoco se sabe todavía cómo votarán los diputados del Peronismo para la Victoria, que responden al Movimiento Evita, porque Remo Carlotto faltó a la reunión de comisión y Araceli Ferreyra durante el debate tomó distancia del pedido de desafuero.

Otra incógnita es cómo se pronunciarán los diputados del Frente Cívico por Santiago, que responden al senador Gerardo Zamora, ni del bloque Compromiso Federal, que apadrinan los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá.

Hace casi tres meses, el 26 de julio pasado, el ex ministro kirchnerista evitó ser excluido de la Cámara de Diputados ante un intento del oficialismo de separarlo del cuerpo por inhabilidad moral. En aquella votación, Cambiemos, con el apoyo del massismo y el respaldo parcial del bloque Justicialista, Juntos por Argentina y el Movimiento Popular Neuquino, entre otros, recibió 138 votos a favor. Pero 95 diputados pertenecientes al Frente para la Victoria, la izquierda, el Peronismo para la Victoria, Compromiso Federal y los representantes de Santiago del Estero votaron en contra de la propuesta oficialista, sobre 236 legisladores presentes en una sesión presidida por el macrista Emilio Monzó. Alcira Argumedo, Héctor Daer, Omar Plaini, Juan Pereyra, Eduardo Fabiani y José Orellanada, fueron otros de los que votaron a favor de la continuidad del ex funcionario.

Infobae


Oficialismo confía en aprobar por “amplio margen” el desafuero de De Vido

El presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de diputados, el oficialista Pablo Tonelli, confió ayer en que se apruebe “por amplio margen” el desafuero del ex ministro de Planificación Julio De Vido, y pronosticó que hoy, tras la sesión, pasará “la noche en el penal de Ezeiza”, porque las causas en las que está acusada ‘son gravísimas‘.

En declaraciones a radio Continental, el legislador recordó que cuando intentaron votar la expulsión en julio del exministro de Planificación del kirchnerismo, no alcanzaron los dos tercios necesarios porque para muchos diputados “hacía falta un requerimiento judicial, y ahora el requerimiento está, no solo uno, sino dos”.

Tonelli justificó su postura de que el ex ministro de Planificación Federal sea separado del Parlamento en que tiene “dos pedidos” de los jueces federales Luis Rodríguez y Claudio Bonadio.

Días atrás, el juez Rodríguez había solicitado el desafuero de De Vido de la Cámara de Diputados para su posterior arresto en la causa en que se lo acusa por presuntos sobreprecios pagados en relación a Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT).

El 19 de octubre, en tanto, De Vido sumó otro pedido judicial de desafuero y detención por sobreprecios pagados en la compra de gas licuado entre 2008 y 2015, mientras su ex mano derecha, Roberto Baratta, fue detenido cuando fue a despedirse de su familia para entregarse.

“Espero que sí, que se apruebe por amplio margen, que no haya dudas. Las acusaciones son gravísimas. En la causa del gas licuado, el sobreprecio que se pagó a lo largo de siete años, que es el lapso que abarca la investigación, fueron 7 mil millones de dólares. Esa plata desapareció”, aseveró.

“Nuestra intención es emitir dictamen hoy mismo. La discusión, a mi juicio, no debería ser demasiado prolongada. Queremos emitir dictamen para que pueda ser tratado mañana (miércoles) en una sesión especial en la Cámara de Diputados”, manifestó Tonelli.

“Los veo bien los números porque tengo muy presente que en julio de este año, nosotros quisimos expulsar a De Vido de la Cámara, no por pedido de ningún juez, sino por iniciativa de algunos diputados por considerar que carecía de la idoneidad moral para ser diputados”, añadió.

El legislador del PRO recordó que en ese momento, “si bien la mayoría votó por la expulsión, no alcanzamos la mayoría agravada de los dos tercios que exige la Constitución”.

Cuando le consultaron qué sucederá tras la sesión de la Cámara, Tonelli estimó que tras desaforar al ex ministro de Planificación Federal, “De Vido pasa la noche en el penal de Ezeiza, de acuerdo a lo ordenado por el juez”.

El diputado resaltó que desde que asumió el presidente Mauricio Macri en 2015, “la Justicia volvió a ser independiente y autónoma”.

“El Gobierno no interfiere, no presiona a la Justicia, no tiene operadores, nada de eso”, subrayó el diputado oficialista.

Cronista