¿Dónde está Santiago Maldonado? – Por Jorge Calzoni (rector de UNDAV)

¿Dónde está Santiago Maldonado? Nos lo preguntamos aquí y se lo pregunta todo el país.

Por Ing. Jorge Calzoni | Rector de la Universidad Nacional de Avellaneda

El solo pensar en un desaparecido en la Argentina, después de la última dictadura cívico-militar, nos genera escozor; una desaparición forzada, tal cual denuncian los testigos del hecho. La obligación del actual Gobierno es esclarecer lo sucedido. No puede ni debe hacerse política partidaria con ello, sino exigir todos, como ciudadanos de bien, la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Realmente, es muy preocupante el suceso, dada nuestra historia de secuestros, torturas, desapariciones, presos políticos, interrupciones y disrupciones de nuestra democracia. Sobre todo, porque, desde el regreso de la misma en nuestro país, existieron avances, con algún retroceso fugaz. Pero el Juicio a las Juntas y las políticas de Memoria, Verdad y Justicia impulsadas por todos los organismos de derechos humanos nos posicionaron ante el mundo como un país respetuoso de derechos y tratados internacionales. Es una verdadera pena que la Comisión Interamericana de DDHH regrese a la Argentina por una causa de presos políticos, como lo es el caso de Milagro Sala. Y, ahora, sufrimos este lamentable hecho.

Por ello, el viernes 1 de septiembre, cumplido un mes de la desaparición de Santiago, miles de hombres y mujeres de diferentes edades, pertenencias, geografías e historias marcharon en las distintas plazas del país exigiendo esclarecer el hecho.

Una jornada pacífica y democrática, empañada por un accionar policial desmedido e innecesario -vaya a saber con qué directivas y fines-, a todas luces inapropiado para una democracia participativa. Aunque en las movilizaciones masivas pudiera existir algún desubicado y/o violento, nada presuponía una respuesta de ese tenor.

Dos estudiantes universitarios, cuyo “delito” fue “fotografiar la movilización”, fueron detenidos, encarcelados e incomunicados durante el viernes y el sábado. El domingo 3 de septiembre fueron trasladados junto al resto de los detenidos a declarar en los tribunales de Comodoro Py y, recién por la noche, fueron puestos en libertad. Allí concurrieron familiares, abogados y allegados preocupados y, en todos los casos, el recuerdo de tiempos pasados sobrevino sobre la memoria de cada uno/a, con el anhelo de que nunca más se repitan situaciones que ya parecían lejanas.

Tampoco se trata de condenar a la policía, independientemente de particularidades, excesos y acciones desmedidas, sino de comprender como sociedad y, especialmente quienes tienen mayores responsabilidades, que la violencia verbal o física solo trae más violencia. No se resuelven los problemas a los palos, ni rompiendo bienes que son de todos; mucho menos alentando la violencia, planteando escenarios de guerra absurdos o peleas entre hermanos, porque, como dice el Martín Fierro, “si entre ellos pelean los devoran los de afuera”.

Desde esta humilde columna, invito a reflexionar a todas y todos como ciudadanos que, más allá de las diferencias ideológicas, políticas, sociales y de cualquier tenor, no deseamos enlodarnos nunca más en peleas fratricidas que enlutaron el pasado. Esas cicatrices aún nos duelen en el cuerpo y el corazón, porque todavía faltan nietos e hijos que no sabemos dónde están. Y, mientras discutimos qué sucedió en la mencionada marcha, nos falta saber lo más importante: ¿DÓNDE ESTÁ SANTIAGO MALDONADO?.

Fuente-Universidad Nacional de Avellaneda


Declaración del Consejo Superior frente a la desaparición de Santiago Maldonado

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Avellaneda manifestó su profunda preocupación ante la desaparición forzada de Santiago Maldonado el martes 1 de agosto, en el marco de la represión llevada adelante por Gendarmería Nacional en la Comunidad Pu Lof en Resistencia, Departamento de Cushamen, al noroeste de la provincia de Chubut, y exhortó al Estado Nacional a que tome las medidas necesarias para su aparición con vida. Lo hizo a través de una declaración aprobada en su sesión Nº 55 del pasado 25 de agosto.

“Desde el Gobierno Nacional se ha insistido en la criminalización de los reclamos de tierras de las comunidades mapuches, desconociendo de esta manera derechos que están consagrados en nuestra Constitución Nacional, en la que se reconoce la preexistencia de los pueblos originarios y su derecho a la tierra”, dice en uno de sus pasajes.

“De ninguna manera, puede aceptarse que se avalen procedimientos de las fuerzas de seguridad que nos retrotraen a uno de los períodos más dramáticos y oscuros de nuestra historia. Exhortamos al Estado Nacional a que tome las medidas necesarias para la aparición con vida de Santiago Maldonado”, concluye la declaración.

Fuente-Universidad Nacional de Avellaneda