Ecuador: desde la cárcel, el vice Jorge Glas califica de “absurda” e “ilegal” la orden de destitución por parte de la Contraloría General

Jorge Glas califica de absurda e ilegal la resolución del contralor

El vicepresidente Jorge Glas expresó su desacuerdo con la orden de destitución emitida por el contralor subrogante, Pablo Celi.

La noche del 27 octubre Eduardo Franco Loor, quien lleva la defensa de Glas, publicó un comunicado donde el vicepresidente califica como “absurda e ilegal” a la sanción impuesta por supuestas irregularidades en la contratación de servicios para la explotación del campo Singue. Además señaló que presentará “un recurso ante el contralor y el Tribunal Contencioso Administrativo sobre la inconsulta resolución”.

Glas señaló también que de surtir efecto, la sanción con destitución debería aplicarse al cargo como miembro del Comité de Licitación Hidrocarburífera (COLH) y ministro Coordinador de Sectores Estratégicos, que desempeñó en el año 2012, y no en el cargo de vicepresidente.

“Quiero denunciar ante la opinión pública nacional e internacional que soy objeto de la más profunda, agresiva e ilegítima persecución política que se haya dado sobre un funcionario público en el país con el agravante de que para este fin están siendo instrumentalizadas instituciones como la Contraloría, la Fiscalía, e incluso a jueces de la Corte Nacional de Justicia”, señala el documento. Además, el vicepresidente insiste en que el único fin de esta situación es llega a “hacerse con la vicepresidencia”.

Extra


Ente de control de Ecuador sanciona con destitución a vicepresidente por contrato petrolero

La máxima entidad de control de Ecuador dijo el viernes que sancionó al vicepresidente Jorge Glas con la destitución de su cargo y le impuso una multa por irregularidades en el proceso de licitación de un campo petrolero.

Glas, quien se encuentra en prisión por su supuesta vinculación a una red de sobornos de la constructora Odebrecht, habría aprobado como ministro de Sectores Estratégicos la firma del contrato de servicios con un consorcio ecuatoriano para el desarrollo del campo Singue, con reservas iniciales de unos 4,2 millones de barriles de crudo.

Para la Contraloría, el contrato autorizado por Glas en el 2012 habría provocado un perjuicio para el Estado de más de US$5 millones, por lo que resolvió “la sanción de destitución predeterminada en contra de Jorge Glas” y una multa de unos US$5.840, según la resolución de la entidad.

Más tarde, el contralor Pablo Celi no especificó a periodistas el efecto práctico de la sanción impuesta contra Glas, a quien el presidente Lenín Moreno le retiró en agosto sus funciones en el Estado acusándolo de deslealtad.

Glas ha dicho que las acusaciones de corrupción en su contra obedecen a una persecución política y pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) medidas cautelares y una veeduría para el proceso penal en el caso Odebrecht.

“Quiero denunciar ante la opinión pública nacional e internacional que soy objeto de la más infundada, agresiva e ilegítima persecución política que se haya dado sobre un funcionario público en el país”, dijo Glas en un comunicado publicado en la cuenta de Twitter de su abogado.

Glas añadió que apelará la sanción impuesta por la Contraloría.

Según la ley ecuatoriana, la entidad que nomina a los funcionarios públicos es la encargada de su destitución, pero en el caso del Glas su designación como vicepresidente fue por elección popular, por lo que analistas sostienen que no está claro cómo proseguirá el proceso.

América Economía