Ecuador: orden de destituir al vicepresidente Glas intensifica la crisis en el oficialismo

Contexto Nodal
El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue detenido el lunes 2 de octubre por orden del juez Miguel Jurado, quien lo acusa de asociación ilícita en el marco del caso Odebrecht. Previamente, el 3 de agosto, el presidente Lenín Moreno le había retirado sus funciones profundizando la crisis en el oficialismo. Un sector de Alianza PAIS denuncia que se trata de una persecución política contra uno de los principales aliados del expresidente Rafael Correa. El pasado 4 de octubre, Moreno designó como vicepresidenta encargada a María Alejandra Vicuña.

Contralor notifica destitución del vicepresidente Jorge Glas a la Asamblea

El Contralor Pablo Celi notificó al presidente de la Asamblea, José Serrano, la destitución del vicepresidente Jorge Glas, para que adopte las “decisiones pertinentes”. Es decir, que aplique la sanción establecida por el organismo de control por la participación de Glas en la adjudicación del Bloque Singue en el 2012.

“Es necesario, señor Presidente, que la Asamblea tenga en consideración que las sanciones, en este caso de multa, destitución derivadas de un proceso de control de recursos públicos, son diferentes de aquellas resultantes de la aplicación del régimen disciplinario que prevé la Ley Orgánica del Servicio Público; así como también de las que, por responsabilidad política señala el Art. 129 de la Constitución (…)”, se lee en el documento, que fue recibido en la Legislatura a las 11:00 de este 30 de octubre del 2017.

Así, la Contraloría aclara dos temas que provocaron polémica en los últimos días. El primero sobre el alcance de la destitución, que en este caso aplica al actual cargo público de Jorge Glas. El segundo tema tiene relación con qué autoridad debe aplicar la decisión, en este caso la Asamblea.

El proceso responde a un examen especial hecho cuando Glas era ministro de Sectores Estratégicos que determinó responsabilidades civiles y administrativas de multa y destitución para varios funcionarios, incluido el Vicepresidente.

La Constitución establece que para dar paso a la censura o destitución de un Vicepresidente se requerirá del voto favorable de las dos terceras partes de los miembros de la Asamblea. Sin embargo, de forma previa, se requiere un proceso de juicio político.

Las causales por las cuales se puede llevar al banquillo a un Segundo Mandatario son por delitos contra la seguridad del Estado, concusión, cohecho, peculado o enriquecimiento ilícito. Y por delitos de genocidio, tortura, desaparición forzada de personas, secuestro u homicidio por razones políticas o de conciencia.

Para iniciar el juicio político se requerirá el dictamen de admisibilidad de la Corte Constitucional, pero no será necesario el enjuiciamiento penal previo. “En un plazo de setenta y dos horas, concluido el procedimiento establecido en la ley, la Asamblea Nacional resolverá motivadamente con base en las pruebas de descargo presentadas por la Presidenta o Presidente de la República”, se señala en la Constitución.

El Comercio


Dos glosas en gestión de áreas estratégicas donde estuvo Jorge Glas

La Contraloría General del Estado estableció dos glosas que superan los $ 80 millones en contra de Jorge Glas, cuando ocupó el cargo del ministro coordinador de los Sectores Estratégicos.

La primera glosa se refiere a un examen especial aplicado al proceso de terminación, liquidación y pago del contrato de participación para la exploración y explotación de hidrocarburos gas en el bloque 3. Se aplicó una glosa de $ 49 millones.

La segunda es por $ 31 millones porque Jorge Glas lideró el proceso de cesión del contrato de concesión y sus modificatorios suscritos entre Conelec y Machala Power Cía. Ltda., a favor de Celec EP y la transferencia de los bienes afectados a la concesión.

El contralor encargado Pablo Celi citó como sujetos de responsabilidad administrativa al exministro de Sectores Estratégicos, el exministro de Recursos No Renovables, exviceministro de Hidrocarburos, al exministro de Electricidad y Energía Renovable, entre otros.

60 días tienen los sujetos de responsabilidad administrativa para impugnar la glosa.

El Universo


Forcejeo en la Vicepresidencia ahonda ruptura oficialista en Ecuador

Un nuevo forcejeo por la Vicepresidencia de Ecuador, que se debate entre un titular (Jorge Glas) preso y una joven sicóloga de raíces comunistas y cercana a Cuba (María Alejandra Vicuña) encargada del puesto, ha ahondado la ruptura en el movimiento oficialista Alianza PAIS (AP).

Esa división alcanzó un nuevo peldaño luego de que varios legisladores presentaran la semana pasada un recurso legal contra la designación temporal de Vicuña, al considerar que Glas, aunque preso, había pedido sus vacaciones para encarar el proceso por presunta corrupción en el que se encuentra vinculado.

El duelo entre las facciones, que muchos interpretan como el choque entre los dos más importantes líderes de la formación, el expresidente Rafael Correa y su sucesor Lenín Moreno, también se ha abierto otros frentes, como la convocatoria a una consulta popular.

Con ese plebiscito Moreno busca “fortalecer la democracia” que, según ha dicho, quedó maltrecha en los últimos años del periodo correísta (2007-2017).

Además, Moreno desde que llegó al poder en mayo pasado ha fijado una notoria distancia con Glas, su vicepresidente, al que al parecer abandonó a su suerte en el caso que se le investiga por presunta asociación ilícita relacionada con el escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

De hecho, la lucha contra la corrupción ha sido uno de los caballos de batalla de Moreno, quien incluso ha calificado a su antecesor de dirigir una administración mafiosa.

Glas, afín a Correa, fue sometido a prisión preventiva y espera la audiencia de formulación del juicio, donde podría recuperar su libertad o, también, volver a la cárcel como imputado en el caso.

El vicepresidente, cuyas funciones fueron retiradas por Moreno en agosto pasado, niega los cargos y acusa a Odebrecht de perpetrar en su contra una venganza por haber ordenado su salida en 2008, cuando fue expulsada por fallos en una hidroeléctrica a su cargo. Dos años después el mismo Glas negoció el regreso de Odebrecht. Según el delator José Concepciao Santos, la compañía tuvo que pagar millones de dólares al Contralor Carlos Pólit, y a un tío del vicepresidente Glas, mientras negociaba su retorno.

Glas también sospecha, aunque no ha nombrado a nadie, que dentro del Gobierno de Moreno hay quienes buscan su puesto, al que, según ha insistido, no renunciará.

Por ello, algunos de sus afines en AP presentaron el pasado martes ante la justicia una “acción de protección” contra el encargo a Vicuña de la Vicepresidencia.

Marcela Aguiñaga, asambleísta de AP y crítica a la gestión de Moreno, aseguró que la medida buscaba proteger los derechos de Glas y de quienes votaron por él en las elecciones de abril pasado.

“El demandado es el señor (presidente) Lenín Moreno”, ya que el decreto en el que encarga a Vicuña la Vicepresidencia no cumple la norma constitucional, según Aguiñaga.

Ella y otros legisladores, que defienden la etapa correísta, incluso han insinuado la posibilidad de convocar a protestas contra algunas de las preguntas impulsadas por Moreno para la consulta popular.

Por contra, Moreno, durante una reunión de militantes de AP afines a él, aseguró que la división del movimiento se debe a la lucha contra el “autoritarismo” que, según dijo, ejerció Correa a finales de su mandato.

Moreno, que fue vicepresidente de Correa entre 2007 y 2011, culpa a su antecesor de casi todos los males que, según dice, se cometieron desde que dejó de formar parte de aquella administración.

El mandatario, que tildó de “cabezas duras” a los que se oponen a la consulta popular que impulsa, llamó a los militantes de AP y al pueblo a defender el plebiscito que, insistió, busca corregir las supuestas distorsiones heredadas del correísmo.

“El que quiera irse que se vaya, pero nosotros permaneceremos unidos”, arengó Moreno a sus correligionarios, a los que negó haberse pasado a la derecha, como creen los correístas.

La prensa local también ha hecho su lectura de la coyuntura y asegura que en AP la división ha hecho aflorar dos facciones definidas en el bloque parlamentario oficialista, una denominada Asambleístas de Montecristi (AM), en referencia a la ciudad donde se redactó la nueva Constitución del país en 2008.

Esa facción es afín a Moreno y dice recoger el “espíritu” de AP en el primer periodo del correísmo, cuando el oficialismo impulsó la Asamblea Constituyente.

La otra facción, afín a Correa, se denomina “PAIZ”, porque se define de izquierdas y considera que la “Revolución ciudadana”, que enarboló AP en la última década, ha sufrido la traición de quienes ahora supuestamente pactan con la derecha.

La República


Rafael Correa: Hoy todos sienten que pueden ser desleales y malagradecidos con cualquiera

La mañana de este lunes, 30 de octubre de 2017, el expresidente Rafael Correa envió un nuevo mensaje a través de su cuenta de Twitter donde indica que “todos sienten que pueden ser desleales y malagradecidos con cualquiera”.

A través de su red social de Twitter, Rafael Correa habló sobre la deslealtad, el cinismo y los malagradecidos. En su mensaje compartió un mensaje que indica que fue realizado por una amiga del exmandatario:

“El peor ejemplo cunde desde las más ‘altas’representaciones. Las generaciones actuales han perdido un referente de dignidad y consecuencia. Hoy todos sienten que pueden ser desleales y malagradecidos con cualquiera y sin ningún problema, con el mayor cinismo.

El arribismo, el oportunismo y la cínica política del ‘toma y daca’ son los ejemplos de este presente. Toda mi vida luché contra esto… por eso sigo, seguimos de pie”, publicó Rafael Correa en su cuenta de Twitter.

El pasado 27 de octubre, en la cuenta de Twitter de Alianza PAIS Guayas se compartió un video en el que aparece el expresidente Rafael Correa asegurando que: “Estamos enfrentando el mayor de los enemigos”.

En el clip, que dura poco menos de dos minutos, aparece Correa enviando un mensaje a toda la militancia del Guayas. “Compañeros (…) ánimo, fuerza, son momentos muy difíciles”.

En sus palabras, el expresidente agregó:

Estamos enfrentando el mayor de los enemigos, la corrupción más perversa, que es la traición y la deslealtad, el oportunismo. Nadie dijo que el camino va a estar lleno de rosas
En el video Correa añadió que “esta situación no la hemos buscado, no la habíamos pensado, pero ocurrió. hay que hacerle frente con optimismo, unidad. Recuerden lo que éramos en 2006 y vencimos, volveremos a vencer”.

Asimismo reiteró en su mensaje que “todo cinismo, toda traición, toda mediocridad será efímero”.

Metro Ecuador