Finaliza en Uruguay conferencia de la Cepal sobre desarrollo social con la firma de acuerdos

La II Reunión de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe concluye este jueves en Montevideo con la aprobación de acuerdos y presentación de la resolución final del encuentro, que sesionó durante tres días.

Para la jornada final se prevé la celebración de los paneles El camino hacia el desarrollo de políticas públicas de inclusión social y económica, y Logros en clave de sostenibilidad, donde participarán panelistas de México, Honduras, Uruguay, República Dominicana y Paraguay, entre otros.

También habrá un evento paralelo a cargo de la Organización Internacional del Trabajo y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia para reflexionar en torno a la ‘Protección social en la infancia y trabajo infantil’.

Fuentes que prefirieron el anonimato adelantaron a Prensa Latina que el documento final reprobará las medidas coercitivas contra países de la región, en una clara alusión a la política de bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba en los últimos casi 60 años.

Ayer durante la presentación del documento Brechas, ejes y desafíos en el vínculo entre lo social y lo productivo, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, se refirió a la ‘gran cantidad de sanciones’ que afectan a países de la región, promovidas desde la Casa Blanca.

La funcionaria de la ONU reflexionó sobre las complejidades de la geopolítica mundial, la cual -dijo- está caracterizada por fuertes cambios.

Al respecto, mencionó aspectos que en su opinión caracterizan el ‘cambio de época’ que vive el mundo: la ‘creciente financiarización’; los grandes cambios geopolíticos; la desigualdad social creciente; la migración y la revolución industrial.

Bárcena apuntó que la agenda regional de desarrollo social debe incluir aspectos como la erradicación de la pobreza, el hambre y la malnutrición y la eliminación de las desigualdades entrecruzadas, entre ellas las socioeconómicas, de género, étnico-racial, territorial y por edad.

También incluyó la universalización de la salud y la educación; el logro de la igualdad de género y la autonomía de las mujeres, así como del trabajo productivo y decente.

La secretaria ejecutiva de Cepal señaló que los gobiernos de la región están preocupados sobre todo por crecer y atraer inversiones, y en ese sentido llamó a reflexionar porque ‘no podemos crecer al costo que sea’.

No podemos crecer a partir de salarios bajos, del extractivismo de los recursos naturales sin que haya una política de sostenibilidad, ni tampoco podemos crecer ante las disparidades que hoy se sigue teniendo, sobre todo, en lo que denominó ‘cultura de los privilegios’.

Significó, al respecto, que la evasión fiscal es la expresión más clara de la cultura de los privilegios y añadió que esta equivale al 6,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) regional, mientras el gasto por los programas de transferencias condicionadas representó en 2015 el 0,33 por ciento del PIB.

Prensa Latina