La Policía reprime a campesinos en el marco del paro nacional indefinido

Esmad reprime a campesinos colombianos en protesta pacífica

Miembros de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) fueron agredidos este miércoles con carrotanques y bombas lacrimógenas por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), en el marco del paro nacional indefinido para exigir al Gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el cumplimiento del Acuerdo de Paz firmado en La Habana, Cuba, en 2016.

Los manifestantes también exigen respeto y garantías a los líderes sociales y defensores de derechos humanos, tras las alarmantes cifras de asesinatos que han ocurrido en los últimos días en territorio colombiano.

De acuerdo a la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam) niños y adultos mayores resultaron afectados ante la respuesta violenta del Esmad a la manifestación pacífica que mantenían al menos dos mil personas en la vía de Cúcuta a Ocaña, en los sectores de La Y de Astilleros y La Curva.

Tanto la Coccam como el movimiento social Marcha Patriótica exigieron al Gobierno colombiano garantías y protección a la vida de los manifestantes y líderes sociales que luchan por el cumplimiento de lo acordado en La Habana.

En los departamentos de Antioquia, Caquetá y Valle del Cauca también se realizaron diversas manifestaciones para exigir garantías de protesta, instauración de una mesa nacional y la apertura de mesas regionales, así como los diferentes reclamos de las comunidades.

Telesur


Bloqueos de vías y ataques del Esmad en primeros días del paro campesino

Con el paso de los días ha empezado a tomar fuerza el paro campesino que comenzó el pasado 23 de octubre en todo el territorio nacional.

Desde entonces, miles de campesinos de todas las regiones se dan cita en las vías principales del país para marchar por el incumplimiento de los acuerdos por parte del Gobierno.

Los ríos de gente se han visto en los departamentos de Bolívar, Magdalena, Cauca, Valle del Cauca, Santander y Norte de Santander.

Pero ayer, las marchas y protestas se convirtieron en enfrentamientos con la Fuerza Pública, que intervino para intentar desbloquear una vía del Catatumbo. Según los miembros de la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (COCCAM), el Esmad llegó hasta el sector conocido como ‘La Y de astilleros’, en Norte de Santander, y actuó de manera violenta contra los manifestantes.

Pese a estos hechos, los campesinos aseguran que continuarán con el paro para exigirle al Gobierno que cumpla con las necesidades del gremio.

Entre las razones que los llevó a protestar están la muerte de cocaleros en Tumaco, el asesinato de líderes campesinos, la erradicación forzosa de cultivos ilícitos, el incumplimiento de lo pactado en La Habana y la falta de compromiso del Estado con los acuerdos que firmaron en el paro campesino que se realizó en 2013.

Según el pliego de peticiones radicado por varias organizaciones ante el ministro para el Posconflicto, Rafael Pardo, entre los siete puntos que conforman el documento, seis de ellos corresponden a puntos del acuerdo de paz y uno que enumera los incumplimientos a los acuerdos alcanzados en las movilizaciones del 2013.

Asesinato de un líder

A las peticiones ahora se suma la indignación por el asesinato del gobernador de una comunidad indígena en Chocó, Aulio Isarama Forastero, que según la comunidad habría recibido disparos de miembros del Eln, guerrilla que se declaró en cese al fuego desde el 1 de octubre. Por esta razón, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU se comprometió a hacerle un seguimiento al caso.

Publimetro


El campesinado del Catatumbo se moviliza en defensa del Acuerdo de Paz

La Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT), la Coordinadora de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (COCCAM), la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC) y la Marcha Patriótica Norte de Santander manifestamos que en ejercicio de nuestros derechos constitucionales, a la protesta y la manifestación pacífica, nos encontramos concentrados pacíficamente en los siguientes sitios: La Y de Astilleros (Zulia), corregimiento La Sanjuana (Bucarasica), La Curva (Bucarasica) y el acceso al complejo petrolero de campo Tibú. (J10, Sepentino y J3)

Activamos una alerta temprana para que todos los órganos e instituciones correspondientes para que garanticen la protección de nuestras vidas en las acciones de movilización que estamos desarrollando. La muerte no puede ser el precio por protestar. Convocamos a la Defensoría del Pueblo, las personerías municipales, la ONU y organizaciones defensoras de derechos humanos para que no permitan que se repita una masacre contra los campesinos movilizados. No olvidamos a los mártires del Catatumbo.

Ratificamos nuestra disposición hacia el diálogo y la concertación con el Gobierno Nacional y departamental, a quienes les hacemos el llamado para escuchar y atender las demandas planteadas por el campesinado catatumbero. Para tal propósito exigimos la reactivación inmediata de la MIA Catatumbo y la MIA Nacional.

Hacemos un llamado de cumplir los acuerdos pactados con el campesinado en el paro de 2013 y el Acuerdo de Paz alcanzado entre las FARC-EP y el Gobierno Nacional.

En este contexto saludamos el gesto de la comisión de garantes de la Mesa de Interlocución y Acuerdo del Catatumbo, encabezada por el expresidente Ernesto Samper Pizano, de impulsar para el próximo 26 de octubre la reinstalación de la MIA-C con una rendición de cuentas por parte del Gobierno Nacional y Departamental. Esperemos que el gobierno no defraude nuevamente nuestra expectativa

Mientras no exista voluntad política de construir la paz… las calles y carreteras serán nuestra vía para decir: ¡No más incumplimiento!

Prensa Rural