Ayotzinapa: padres exigen justicia a 37 meses de la desaparición de los 43 normalistas

Contexto Nodal
En la noche del 26 de septiembre de 2014, policías federales y municipales de Iguala, estado de Guerrero, atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que se dirigían en autobuses a la capital mexicana a conmemorar la masacre de Tlatelolco en 1968. El saldo de la represión fue de seis personas asesinadas y 43 estudiantes desaparecidos. Sin avances en la investigación, sus familiares siguen reclamando justicia y denunciando la responsabilidad del Estado.

A tres años, nulo avance en investigación de los 43 de Ayotzinapa

A 37 meses de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, los padres, madres y compañeros de las víctimas marcharon del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez para exigir la aparición con vida de los jóvenes y denunciar la falta de voluntad política de las autoridades del país para resolver el caso.

Acompañados por integrantes de diversas organizaciones sociales y populares, los inconformes caminaron sobre Paseo de la Reforma enarbolando los retratos de los normalistas atacados la noche del 26 de septiembre de 2014, y en medio de consignas como “Ayotzi vive, la lucha sigue” y “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

Emiliano Navarrete, padre de uno de los estudiantes desaparecidos, señaló durante la marcha que en la más reciente audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre el caso Ayotzinapa –realizada el martes pasado en Uruguay—otra vez quedó clara la estrategia gubernamental de desgastar a las familias, al darles resultados nulos y a cuentagotas.

“En la audiencia pensamos que el gobierno tendría algunos avances positivos sobre la investigación, porque a 37 meses no es creíble que no se pueda avanzar. Desgraciadamente, no tienen avances que nos satisfagan; han descubierto quien tendría los celulares (de nuestros hijos), pero no tienen nada que nos tranquilice”, lamentó.

Por su parte, Vidulfo Rosales, abogado de los familiares de los normalistas, consideró “ocioso” dirigirse a la Procuraduría General de la República en este momento para preguntarle cómo va la indagatoria del caso, ya que la dependencia se encuentra acéfala.

Al hacer un pausa frente al llamado “antimonumento de los 43”, Hilda Hernández –madre del estudiante César Manuel González—lamentó que “como ya pasamos de moda, muchas personas ya no están con nosotros. Me da mucha tristeza que a tres años y un mes, muchos nada más se colgaron de nosotros”.

Sin embargo, la mujer también dedicó palabras de agradecimiento a los grupos que aún responden a sus convocatorias y los siguen apoyando. “Esa es la fuerza que, como madres, nos hace seguir adelante. Vamos a seguir con esos poquitos que nos aman de corazón a nosotros y a nuestros hijos, a pesar de que no los conocen físicamente”.

Durante el mitin en el Hemiciclo a Juárez, Cristina Bautista, madre del normalista desaparecido Benjamín Ascencio, subrayó que es una “vergüenza” para el gobierno mexicano la falta de respuestas sobre el paradero de los estudiantes de Ayotzinapa, a más de tres años del ataque en su contra, y subrayó que continuarán movilizándose para evitar que el caso quede en el olvido.

La Jornada


CNTE se manifiesta en el FICM

Agremiados de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se manifestaron en la sede de la décimo quinta edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), con la exigencia de que las autoridades gubernamentales esclarezcan la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

Ubicados afuera de la sede del Cinépolis del Centro, ubicado en la calle Santiago Tapia, a la altura del teatro José Rubén Romero, un contingente de maestros pronunció su exigencia de que el gobierno federal esclarezca la desaparición de los 43 estudiantes, ocurrida el 26 de septiembre del 2014.

Los inconformes lanzaron consignas y alzaron pancartas con críticas a la administración estatal de Silvano Aureoles Conejo, a quien exigieron el pago de bonos y pensiones que se adeuda a los agremiados.

El secretario de Organización de la CNTE, Salvador Almanza indicó que la manifestación en la sede del FICM, tuvo como objetivo aprovechar la coyuntura y cobertura mediática del evento, para exigir el esclarecimiento de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Salvador Almanza opinó en favor del documental que realiza el directo Guillermo del Toro sobre el caso de la desaparición de los 43 estudiantes, toda vez que el material sirva para esclarecer el suceso, pues señaló que en caso de que se busque lucrar con el episodio, será cuestionado por el magisterio.

Los profesores permanecieron por alrededor de una hora sobre la calle Santiago Tapia, a unos pasos del sitio donde se desarrollaba el festival de cine.

Contramuro