Roberto Salvarezza, diputado argentino electo por Unidad Ciudadana: “Una sociedad sin memoria está condenada al fracaso”

Roberto Salvarezza, diputado argentino electo por Unidad Ciudadana

Por Nadia Luna – Nodal

La fuerza oficialista Cambiemos triunfó en las elecciones legislativas de este domingo 22 de octubre en Argentina, con la obtención del 41% de los votos a nivel nacional. En tanto, Unidad Ciudadana, comandada por la expresidenta y ahora senadora electa Cristina Fernández de Kirchner, se consolidó como primera fuerza de la oposición con el 37% de los votos.

NODAL habló con Roberto Salvarezza, diputado electo por Unidad Ciudadana para conocer cómo se reorganizará la estrategia de este partido a partir de los resultados alcanzados. Salvarezza es doctor en Bioquímica y fue presidente del Conicet entre 2012 y 2015. Renunció a su puesto cuando asumió la presidencia Mauricio Macri por considerar que “no están garantizadas las políticas científicas” en el nuevo contexto.

¿Cuál es la primera lectura que hace del resultado de las elecciones en comparación con las PASO, donde habían tenido una leve ventaja contra el oficialismo?

Nuestra lectura es positiva en el sentido de que terminamos las PASO con 3.200.000 votos y el resultado de ayer nos ubica en 3.500.000 votos. Si bien el espacio oficialista incrementó también el número de votantes y nos superó en porcentaje, ese aumento del oficialismo ha sido también en base a la disminución de otros espacios opositores que se han visto fuertemente afectados. Es el caso de 1 País, que tiene aproximadamente un 10% o el caso de Cumplir, con alrededor del 5%. Unidad Ciudadana se ha consolidado como el espacio más importante de oposición. También hay que pensar que el mejoramiento del oficialismo en la elección responde a un microclima económico que el Gobierno ha montado cuidadosamente con el apoyo de los medios concentrados de comunicación y que hoy ya empieza a develarse con el aumento del 10% de los combustibles más la aceleración de la inflación y lo que trae aparejado, como el aumento de las tarifas.

Durante la campaña de Unidad Ciudadana, remarcaron el objetivo de frenar el ajuste que está implementando Macri. ¿De qué manera tratarán de contrarrestarlo desde el Congreso?

Creo que debemos implementar una política de unidad del espacio opositor con la consigna de frenar el ajuste que se viene, porque ya dijeron que a partir de ahora va a ser todo menos gradual. Con este triunfo, el Gobierno se siente capacitado para acelerar los planes de ajuste. Por eso, apostamos a que el resto de las fuerzas políticas debemos confluir en una unidad y oponerse a proyectos como la flexibilización laboral, la reforma previsional, o las reformas en el sistema educativo y de salud de las que están hablando, que muchos sospechamos que va a ser para privatizar esas áreas.

¿Qué autocríticas puede realizar sobre la campaña? ¿Por qué creen que no han logrado llegar a los sectores del electorado que prefirieron votar por otros candidatos de la oposición como Sergio Massa (1 País) y Florencio Randazzo (Frente Justicialista Cumplir)?

Me parece que la estrategia que hemos planteado fue buena porque nos permitió aumentar 300 mil votos en la provincia de Buenos Aires y no es menor llegar al 37% para una fuerza que el año pasado estaba declarada como en estado terminal. Ahora bien, creo que la capacidad que tuvimos de llegar al ciudadano fue mucho menor que la del oficialismo. Las declaraciones de Cavallo (ex ministro de Economía durante el gobierno de corte neoliberal de Carlos Menem) fueron muy claras cuando dijo “los que están hoy en el Gobierno fueron mis empleados y la política es similar a la de los ’90”. En ese sentido hay que hacer un gran trabajo de comunicación y veremos cuál es la mejor estrategia para hacerlo. Una sociedad sin memoria está condenada al fracaso y lo que estamos viendo de un sector importante de la sociedad es que no está recordando que estas políticas son las que nos condujeron hacia la gran crisis que ha vivido nuestro país en 2001. Si logramos volver a instalar un discurso de qué país realmente queremos, podremos avanzar.

¿Qué influencia considera que tuvieron los medios de comunicación en el triunfo de Cambiemos?

Han tenido mucha influencia. La estrategia del Gobierno ha sido plantear una campaña vacía de contenido, con frases huecas como “la revolución de la alegría” que no tienen por objetivo discutir propuestas, y los medios de comunicación han acompañado esa estrategia. Los medios no nos han dado la posibilidad de discutir con seriedad cuál es el país que quiere Cambiemos y cuál el que queremos nosotros. El objetivo fue invisibilizar el debate.

El sistema científico continúa sufriendo recortes de presupuesto. ¿Cómo piensan revertir esto?

Me parece que la única chance que tenemos es dar una discusión presupuestaria en el Congreso con un acompañamiento fuerte de la comunidad. Tenemos una ley de financiamiento de ciencia y tecnología que fue propuesta por el senador Omar Perotti con media sanción en el Senado. Tuvo 39 votos a favor y 9 en contra por parte del espacio de Cambiemos. Esto revela que hay una voluntad de los legisladores de la oposición de que el sector de ciencia y técnica debe ser priorizado. No podemos permitir el presupuesto que propone el Gobierno de 1,22% (en relación al total del presupuesto nacional), que es un descenso marcado del 1,4% que tenía el año pasado, que a su vez ya era menor al 1,53% de 2016. La movilización de la comunidad y la discusión del presupuesto en el Congreso que ahora se avecina son elementos clave para cambiar la situación.


VOLVER