Aduanas de Chile y Bolivia acuerdan cooperación fronteriza ante la próxima visita del papa Francisco

Importantes acuerdos en favor del control integrado de fronteras y los procesos de fiscalización alcanzaron las delegaciones de las aduanas de Chile y Bolivia que se reunieron este martes en el complejo integrado de Colchane – Pisiga Bolívar.

La reunión se inserta en el Grupo Permanente de Trabajo Sobre Temas Aduaneros comprometida por ambas administraciones, tras los incidentes fronterizos de los últimos meses.

El encuentro de trabajo fue encabezado por el coordinador nacional de la Unidad de Control Aduanero de la Aduana Nacional de Bolivia, Waldo Aramayo, y el jefe del Departamento de Fiscalización en la Línea de la Dirección Nacional de la Aduana de Chile, Carlos Escudero. Junto a ellos participaron jefes regionales aduaneros de Oruro, La Paz, Potosí, Pisiga, Colchane, Arica, Iquique y Antofagasta.

El director nacional de Aduanas, Claudio Sepúlveda, resaltó que con esta reunión de trabajo “se siguen consolidando los compromisos adquiridos en el marco del Comité de Fronteras realizado a fines de julio en Santa Cruz y en la reunión bilateral que se hizo en Valparaíso en septiembre, donde el eje central ha estado puesto en la cooperación aduanera para avanzar en la protección de nuestras fronteras y en el liderazgo de la Aduana de Chile a nivel regional”.

Entre los acuerdos destaca la planificación conjunta que desarrollarán ambas aduanas con motivo de la visita del papa Francisco en enero a Iquique. Para ello, se designaron equipos y fechas de trabajo.

Asimismo, se estableció gestionar un acuerdo para unificar el plazo de estadía de los vehículos particulares en ambos países por 180 días, así como la factibilidad de eliminar la visación consular para los vehículos que viajan con poder notarial. Ambas situaciones van en directo beneficio de los turistas y la simplificación de los procesos.

En materia de fiscalización, Bolivia se comprometió al intercambio de información de vehículos confiscados por contrabando y los que actualmente están con órdenes de búsqueda por robo. En ese mismo contexto, la aduana boliviana entregará información georreferenciada de todos los pasos no habilitados donde ellos identifican posible comisión de delitos.

Otro tema de vital importancia para ambas aduanas se relaciona con el contrabando de cigarrillos. Al respecto, se estableció un enlace para la coordinación directa enfocada al análisis de rutas de mercancías e importaciones.

El representante de Bolivia, Waldo Aramayo, calificó el encuentro como “sumamente positivo para plasmar los compromisos alcanzados en la reunión de Valparaíso. Hemos llegado a importante conclusiones destinadas a unificar información y criterios para mejorar la operativa aduanera y, en especial, el control. Todo esto, en beneficio de brindar un servicio eficiente para las personas que transitan por fronteras”.

A su vez, Carlos Escudero valoró la importancia del trabajo en conjunto y el establecimiento de líneas comunes de acción. “Esto se enmarca en los compromisos que tenemos como Servicio y en las tendencias que recomienda la Organización Mundial de Aduanas, en el sentido de la gestión integrada de fronteras”.

La Nación