Argentina: masiva marcha de gremios y organizaciones sociales contra reformas laborales y previsionales que avanzan en el Congreso

Reforma laboral: Masiva marcha de los trabajadores con críticas al gobierno de Macri

El moyanismo, las CTA y la Corriente Federal de los Trabajadores realizaron una multitudinaria marcha al Congreso en repudio a las reformas laboral y previsional, y advirtieron que saldrán a la calle “cada vez que se voten leyes en contra de los trabajadores”.

En la Plaza del Congreso se concentró gran cantidad de afiliados de Camioneros, además de representantes de otras organizaciones que convocaron a la marcha como Bancarios, CTERA, filiales de la UOM, Canillitas e integrantes de organizaciones sociales como la CTEP y el Movimiento Evita, además de partidos y agrupaciones del kirchnerismo, entre ellas La Cámpora, Nuevo Encuentro y Kolina.

El último orador del acto fue el secretario general de la Asociación Bancaria y referente de la Corriente Federal, Sergio Palazzo, quien remarcó: “No queremos ser parte de la derecha que le quita derechos a los trabajadores”.

“Hoy empieza un plan de lucha que nos va a tener en la calle cada vez que el Congreso vote leyes en contra de los trabajadores”, sostuvo el gremialista alejado de la conducción de la CGT.

Antes, el líder de Camioneros, Pablo Moyano, apuntó a los “discípulos (del exministro de Economía Domingo) Cavallo que están en el Gobierno y vienen con la intención de esta reforma laboral”.

En el escenario montado en las inmediaciones del Congreso, el dirigente de la CGT señaló que “se repite la historia cada vez que hay un gobierno liberal” porque “lo primero que hace es atacar a los trabajadores” y, sobre la reforma laboral, agregó: “Sabemos que es para sacarnos todos los derechos adquiridos, que han costado vida y cárcel a muchos dirigentes”, subrayó.

Previamente había tomado la palabra el jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, quien criticó a la conducción de la CGT por haber negociado la reforma con la Casa Rosada: “Quiero creer que se equivocaron, no quiero pensar otra cosa”, deslizó el estatal, mientras que agregó que “esta marcha demuestra que los trabajadores quieren más pelea y seguir en la calle”.

El primer orador fue el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, quien afirmó que el Gobierno quiere “un país sin sindicatos”. En ese sentido, dijo: “No va a haber sindicatos que desaparezcan, lo que va a haber es organización sindical. Vamos a construir unidad junto a los movimientos sociales y defensa al estado de derecho. Vamos por más unidad”.

El Destape


“No va a haber un momento en que abandonemos la lucha”

Miles de trabajadores se movilizaron hoy hasta el Congreso de la Nación convocados por la Corriente Federal, Camioneros, las dos CTA y los movimientos sociales para rechazar las reformas laboral, tributaria y previsional propuestas por el Gobierno de Cambiemos.

Hugo Yasky, Pablo Micheli, Pablo Moyano y Sergio Palazzo fueron los oradores de una jornada que, según los organizadores, contó con la presencia de más de 300 mil trabajadores. Apenas pasadas las 15, el acto comenzó con la palabra del secretario general de la CTA de los trabajadores, Yasky, quien denunció que el Gobierno “quiere un país sin sindicatos”. “No va a haber sindicatos que desaparezcan, lo que va a haber es organización sindical. Vamos a construir unidad junto a los movimiento sociales y defensa al estado de derecho. Vamos por más unidad”, enfatizó.

Luego fue el turno de Micheli, de la CTA Autónoma, quien resaltó la “unidad” lograda para esta movilización. “No hay destino para los trabajadores si no hay unidad”, agregó. “Estamos en un nuevo momento sindical. Estamos casi todos. Nadie se salva solo. O estamos juntos o nos destrozan el país, el futuro de nuestros hijos. Estos tipos van por todo. No quieren disenso, opiniones distintas. Quieren imponer a sangre y fuego su criterio”, advirtió Micheli.

Por su parte, el líder del sindicato de los Camioneros, Pablo Moyano, comparó las propuestas del Gobierno de Cambiemos con las impulsadas por Carlos Menem y Domingo Cavallo en los años 90 y por De la Rúa en el año 2000, cuando se aprobaron diversas reformas laborales. “No es casualidad –señaló Moyano– que muchos de los que estamos acá, nos opusimos a todas las reformas laborales”.

Sobre el proyecto impulsado por el macrismo, Moyano aseguró que “hicieron la reforma laboral para sacarnos derechos adquiridos” y adelantó que “le vamos a dar pelea al Gobierno cada vez que intente llevarse por delante a los trabajadores”.

Por último, el titular del gremio bancario, Sergio Palazzo, indicó que el acto significa el “comienzo de construcción de un frontón de resistencia a la política de ajuste de este Gobierno”. Si pensaban que nos íbamos a quedar callados, se confundieron. Acá hay 300 mil trabajadores”.

“Hemos venido a decirles con claridad que rechazamos, repudiamos y le decimos no a la reforma laboral, tributaria y mucho más a la reforma previsional. Hemos venido a decirle que no al quite del derecho de trabajadores”, anunció.

Palazzo calificó de “insensible, inhumana” la “actitud de bajarle el poder adquisitivo de los jubilados. Le sacan el plato de comida a los compañeros que no llegan a fin de mes”.

Sobre el proyecto de reforma laboral, denunció que se impulsa una “baja indemnizaciones para que nos despidan barato”. “Buscan la precarización y un intento de sometimiento de los trabajadores y las organizaciones sindicales”. Además, advirtió “nos quieren hacer creer que desfinanciando la seguridad social y el Estado se resuelve el problema del empleo, no hay lugar en el mundo que haya pasado esto”.

“Basta de ajuste, basta de miseria y basta de atacar a los trabajadores para favorecer a los ricos de este país. Este es un programa de ajuste sin fin”, concluyó.

Página|12


Arrancó en el Senado el debate de dos leyes clave: la reforma previsional y el Pacto Fiscal

La Cámara de Senadores ya puso en debate el proyecto de reforma previsional para cambiar la fórmula de la movilidad jubilatoria. El proyecto buscará ser aprobado hoy por el oficialismo y un sector de la oposición peronista, como parte del acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los gobernadores, que también incluye otro proyecto clave: el Consenso Fiscal, firmado entre 23 provincias y el Gobierno central.

En el combo también se sumó la ley de responsabilidad fiscal, acordada también entre la Nación y los gobernadores para limitar el gasto.

La mayor expectativa está puesta en la reforma previsional. Por presión de la oposición, la fórmula polinómica para calcular el incremento jubilatorio combinará la inflación (tal como postulaba el Gobierno), en un 70%, pero también la variación salarial, en otro 30%. Se eliminó el cálculo porcentual por crecimiento que propuso el Ejecutivo originalmente.

Para debatir los tres grandes temas previstos: reforma previsional, Consenso Fiscal y Responsabilidad Fiscal, como no estaban cumplidos los siete días reglamentarios posteriores a la firma de los dictámenes para su tratamiento en el recinto, se habilitó con el voto de los dos tercios de los senadores, sobre tablas. Hubo 62 votos a favor, y 8 en contra.

Entre los senadores que anticiparon su rechazo a la reforma previsional se cuentan los del cristinismo, el provincial neuquino Guillermo Pereyra y el peronista chubutense Alfredo Luenzo. Aunque no contarían con los votos necesarios para frenar la media sanción, que se estima para esta noche.

Clarín